[JUEGOS]

Qué buena idea

La cuestión es no dar por la Celac más de lo que la Celac vale. La idea, esta vez de Chávez, no es original. El reclamo de “una OEA sin EU”, viene desde hace bastante más de medio siglo.

Los intentos no han sido pocos, pero la OEA sigue tan campante.

La nueva sigla desplaza sí a las cumbres iberoamericanas, que eran una especie de OEA sin EU y Canadá, pero con el rey y los gobiernos de España y Portugal. En la última, en Asunción, quedó claro que las “cumbres” ya fueron. Igual se vuelven a reunir el año próximo en Cádiz, quizá para festejar a “la Pepa”. Puede que sea la última.

Es probable que el “enroque” responda a que hoy los jefes latinoamericanos se han dado cuenta de qué es lo que efectivamente persigue –y más en época de crisis– la “madre patria”. Es posible que sea solo una cuestión de no aceptar más tutelajes; por lo menos de tipo externo, porque tampoco hay que ser desconsiderado con lo que pueda estar planificando Brasil.

También la Celac es una demostración de mayoría de edad, y a la vez una revancha y un acto de soberbia de quienes hoy, desde Latinoamérica, dictan cátedra de cómo debe manejarse la economía universal. Y de esto están convencidos y ninguno habla de un eventual “nuevo deterioro de los términos de intercambio”, pero a favor ni de una “demanda agregada” (china), que hace subir los precios –y en este caso los de las materias primas– y que en algún momento puede revertirse.

Pero más allá de que Insulza pueda aún seguir tranquilo, no se explica mucho esta nueva arremetida contra la OEA. ¿De qué se quejan? Sobre todo los que más arremeten, a quienes la organización les hace todos los gustos y, “carta” mediante, les ha dado patente de demócratas. Además ¿por qué renunciar a un foro en el que pueden hablar de igual a igual con la principal potencia del mundo?

Lo que la Celac sí reafirma, ya previsto en la Unasur, es una especie de “reaseguro“ ante eventuales quiebres institucionales. Notoriamente esta “defensa de la democracia” se refiere a lo que pueda hacer tambalear al jefe del Ejecutivo. Nada se habla de defender la separación de poderes, garantizar la libertad de prensa, asegurar la pluralidad de partidos e ideas, y de que haya transparencia en las elecciones y respeto a las leyes electorales.

Se estableció concretamente que cuando un gobierno constitucional (se está hablando del poder ejecutivo, no de otros poderes y colectivos, tal como pasa en la OEA) “considere que existe una amenaza de ruptura o alteración del orden democrático que le afecte gravemente, podrá notificar la situación a la presidencia pro témpore y (pedir) apoyo de la Troika”.

La Troika quedó integrada por Chávez, Raúl Castro y Piñera. Quién lo iba a imaginar: Castro y Chávez como garantías de la vigencia de la democracia en Latinoamérica. Lo de Piñera, como lo de Santos, Calderón y algún otro, añade más dudas a quienes se preguntan: ¿cuál es el papel que cumplen y a qué están jugando?

Más noticias de Perspectiva

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código