[CORRUPCIÓN EN ESPAÑA]

La cuesta de enero

Para los españoles este año tiene algo distinto. Y es que la cuesta no hay que remontarla, sino que nos han empujado desde la cima y vamos derecho hacia el despeñadero.

Este año debíamos de cambiar lo de la cuesta de enero por el abismo de enero. El sentido tradicional de la frase, que indica que hay que remontar con esfuerzo el primer mes del año después de los dispendios navideños, ha adquirido otro significado. A mí este mes nunca me gustó. Me pasa lo mismo que con los domingos por la noche. Me suelo tornar melancólica. El que más y el que menos tiene expectativas tanto para las fiestas de Navidad como para los fines de semana, y aunque se hayan cumplido en uno y otro caso, en enero nos queda la resaca de las luces, de las visitas de los nuestros, de las llamadas que solo se hacen en diciembre y de la ilusión de los regalos. Los que se dan y los que se reciben. El domingo por la noche se tiene ya la percepción de que se acabó lo que se esperaba y que el lunes, el odioso lunes, se acerca. Lo que ocurre es que el paréntesis festivo se cierra, y se abre un párrafo largo y aburrido que se llama rutina. Y a mí la rutina me pone tan melancólica como un paraíso perdido.

Pero este año tiene, además, algo distinto. Y es que la cuesta no hay que remontarla, sino que a los españoles nos han empujado desde la cima y vamos derecho hacia el despeñadero. Es una cuesta hacia abajo, que las hay. Si todavía fuera una caída libre y limpia, no estaría mal. Te desnucas, y a otra cosa. Lo malo es que hasta que llegas al fondo te vas golpeando con cuanta peña se te pone en el camino. Y es más doloroso. Sin comparación.

No me refiero ya a la crisis ni al desempleo ni a los desahucios ni a los recortes ni a la subida de los impuestos y de los servicios básicos, aunque también. Esto es un despeñadero moral, en el que la desesperanza alimenta el desaliento. De nada nos sirven los esfuerzos por agarrarnos a un clavo ardiendo y frenar la caída. De nada, el optimismo innato de un pueblo. De nada, las bellas palabras de los que escriben, porque ya está todo escrito: los políticos hundirán en la miseria a los gobernados, los ricos despreciarán a los pobres, los trabajadores perderán sus derechos y la ambición campeará a sus anchas por las laderas de la corrupción.

Si no quieres arroz, toma taza y media. Que lo último, para ayudarnos a que se desplome del todo nuestra moral, ha sido el escándalo del extesorero del Partido Popular (PP), Luis Bárcenas, separado de su cargo por su implicación en la trama Gürtel. Se acaba de saber que desvió 22 millones de euros (29 millones de dólares) a Suiza, que son muchos millones, para evadir impuestos. Y el resto es como la canción de La Parrala, que unos dicen que sí y otros, que no. Su abogado asegura que, recientemente, se ha acogido a la amnistía fiscal y ha declarado 10 de los 22. Muy generoso, pero los funcionarios de Hacienda dicen que de eso nada. Hay quien señala que esa amnistía está hecha a su medida, pero el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, dice que a quién se le ocurre semejante idea. Pues, a él posiblemente. Y, para colmo, y como al parecer Bárcenas no quiere caer solo, ha tirado de la manta, y el diario El Mundo amenaza con publicar la lista de los miembros del PP que han venido cobrando en negro (sin pagar impuestos) y en sobre cerrado sueldos complementarios. Ellos dicen que no, que yo no he sido, que fue Teté. Y les ha entrado el culillo.

Y hete aquí que yo, que me deprimo en enero y los domingos por la noche, y que voy como todos camino del desánimo, he hecho un alto para recordar que el Partido Popular va por la vida con el estandarte de la rectitud desplegado. A algunos nos queda el consuelo de que no nos engañaron. Estaba escrito que nos desangrarían, pero eso no quiere decir que tengan la última palabra.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Surse Pierpoint, empresario y consultor, en Café con La Prensa
LA PRENSA/Ana Rentería

Las oportunidades de la Zona Libre de Colón Pierpoint pide actualizar regulaciones y eliminar trabas burocráticas

PANAMÁ Y SU GENTE El mercado de las carretillas

El Mercado de Abastos está ubicado en la vía Omar Torrijos, en el corregimiento de Ancón, justo al lado de la sede del Tribunal Electoral. Gabriel Rodríguez
Luis García /Álvaro Reyes - LP

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Jul 2018

Primer premio

9 7 8 3

CAAD

Serie: 12 Folio: 15

2o premio

2697

3er premio

8169

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código