[NUEVO GOBIERNO]

Los fantasmas del ´Wall Street Journal´

Tanto es el deterioro en que los exguerrilleros dejan a Guatemala, que será necesario incluir a todos los elementos capacitados para hacerle frente al trabajo que no supieron hacer.

Hay un gravísimo error en las apreciaciones de quienes ven la elección de Otto Pérez Molina como una opción para remilitarizar el Gobierno de Guatemala. Olvidan, quizá intencionadamente, la evolución experimentada por su sociedad, el que el flamante Presidente es un oficial retirado hace una década y que los estamentos político y estatal guatemaltecos están más permeados por civiles, que por militares.

Son los mismos que atacan siempre la presencia de cualquier uniformado en este o en otros gobiernos. Estos mismos que ahora advierten sobre una satánica militarización del próximo gobierno guatemalteco, son los corifeos de siempre que hacían mutis por el foro cuando se reclamaba al gobierno por la presencia de miembros de la guerrilla. Ninguno, entonces, señaló la “guerrillarización” del Estado ni puso el grito en el cielo cuando esos excombatientes, sin aclarar sus vínculos en acciones de violencia y destrucción, llegaron al Congreso y a la Presidencia –en cargos de poder a la sombra– o mantuvieron acceso ilimitado a los recursos del Estado que una vez trataron de subyugar con ayuda internacional. Nadie, entonces, dijo nada. Tampoco la prensa internacional se preguntaba qué hacían representantes del terrorismo al frente de instituciones en un Estado legítimamente constituido.

Sin embargo, alguna prensa, como el “conservador” Wall Street Journal (WSJ), publicaba el 4 de noviembre –dos días antes de los comicios– un artículo de Nicholas Casey en el que repetía los mismos argumentos usados contra Pérez Molina por sus antagonistas políticos. A nuestro juicio, WSJ actuó de forma poco profesional, solo basado en rumores.

Una vez más aparece la conveniente doble moralidad de quienes ven en los militares una excusa para quejarse ante el mundo y pedir ayuda para “impedir” su retorno al poder. Son los mismos que lloraron antes del gobierno del presidente Colom, porque no tenían acceso al poder, y luego rieron a carcajadas, ebrios de impunidad, cuando obtuvieron un país que ahora dejan más desnutrido que cuando comenzaron su tarea de convertirse en todopoderosos “refundadores” del Estado.

¿De qué hablan quienes auguran una remilitarización del país? No dudo, como señalaba en reciente entrevista el futuro ministro de Gobernación, Mauricio López, que se incorporarán militares, exmilitares y todo ciudadano capacitado para hacerle frente al reto de la seguridad. Ser militar o exmilitar no es condición descalificadora para servir al país. Lo que realmente cuenta –y parece ser ajeno a quienes anticipan una catástrofe política tras la elección de Pérez Molina– es que se actúe en la ley, con lineamientos pensados para beneficiar al país y no solo a determinados sectores.

Tanto es el deterioro en que los exguerrilleros dejan a Guatemala, que será necesario incluir a todos los elementos capacitados para hacerle frente al trabajo que no supieron o dejaron por hacer. Se trata de un fenómeno cíclico, pues cuando hay riqueza y prosperidad acumulada en el país, suelen llegar gobiernos populistas a recomponer la realidad mediante “grandes cambios”, los cuales siempre terminan con una pobreza agobiante y expectativas poco saludables, ya que dilapidan los ahorros y desconocen cómo equilibrar las balanzas. Ante esto sí es buena la otra opción, la que sabe producir riqueza y mejorar la vida de los ciudadanos.

Ahora el turno recae en Otto Pérez Molina, quien sin ser representante del sector conservador, plantea una opción de contraste, nacionalista, que ofrece orden y ley, ofertas que no son exclusivamente del ideario militar, sino algo a lo que aspira la mayoría de los guatemaltecos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

MONITOREO Alerta verde se extiende por 24 horas

Donderis pidió a la población prestar atención a los comunicados oficiales y seguir las recomendaciones a fin de no poner en riesgo sus vidas.
Tomada de @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código