[EXTRACTO]

La herida racial se reabre en EU

Un jurado de Florida absuelve a un vigilante blanco de la muerte de un joven negro. El veredicto de exculpación del acusado desata protestas en varias ciudades.

Un nuevo referente para la lucha de los derechos civiles en Estados Unidos (EU) acabó de consagrarse en la noche del sábado cuando un jurado de Florida, compuesto por seis mujeres, absolvió de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario tras 16 horas de deliberaciones a George Zimmerman, el vigilante vecinal que en febrero de 2012 acababa de un tiro en el corazón a quemarropa con la vida de Trayvon Martin, un joven negro de 17 años, desarmado, que volvía a casa de su padre tras comprar golosinas en una noche de lluvia.

El país estaba en guardia ante los disturbios que se especulaban podían suceder si un hombre blanco resultaba inocente de haber acabado con la vida de un joven negro. Como una medida más de la contención hasta ahora mostrada en un caso que hace supurar la herida de la segregación, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que Barack Obama llamaba a la calma y pedía respeto para la decisión judicial. “La muerte de Trayvon Martin es una tragedia”, afirma el Presidente. “Sé que este caso ha levantado pasiones”, prosigue, “pero un jurado ha hablado”. Obama pide a sus conciudadanos que reflexionen sobre la cultura de la violencia armada que tantas vidas se cobra.

No ha sido esta la única vez que el mandatario se pronuncia sobre un caso que tiene la raza en el epicentro de su debate por mucho que se ignore. Casi un mes después de la muerte de Martin –con Zimmerman todavía en libertad– Obama declaró que si él tuviera un hijo “sería como Trayvon”. No hacía falta decir más.

A las puertas del tribunal de Sanford, fuertemente custodiado, donde Zimmerman, 29 años y con chaleco antibalas bajo su traje, escuchaba sereno y contenido el veredicto que le convertía en un hombre libre, varios centenares de personas levantaron sus puños al cielo y clamaron por la justicia que consideraron denegada a Martin a la vez que portaban pancartas en las que se leía “Opresión racial”. Pero la noche y la madrugada transcurrieron sin disturbios, sin incidentes graves ni levantamientos como en las épocas de lucha racial en EU en las calles de ciudades como Chicago, Washington o Los Ángeles. Tan solo en Oakland (California) se produjeron incidentes que acabaron con ventanas de comercios rotas y hogueras callejeras.

Una parte de EU considera que el veredicto de inocencia de Zimmerman es un ejemplo de que sigue existiendo una doble justicia para los ciudadanos. El caso tiene, además, un componente que refiere a otra lucha distinta de derechos civiles, la que posibilita, según las permisivas leyes de Florida, a una persona a defenderse con la máxima fuerza cuando considera que su vida corre peligro y le otorga el beneficio de la duda ante un juez. Ese beneficio es el que ha pesado en la decisión de las seis mujeres del jurado, que pasadas las 10:00 p.m. del sábado entraban en la sala del juicio y confirmaban cada una con un tímido sí la pregunta de la juez de si creían no culpable a Zimmerman.

El caso comenzó el 26 de febrero de 2012, con un bajo perfil, y fue escalando posiciones hasta convertirse en un nuevo referente para el debate –tabú– sobre la raza que pervive en este país. Zimmerman no fue detenido hasta seis semanas después de la muerte de Martin y lo fue tras la brutal presión social que forzó a la fiscalía de Florida a apartar a los procuradores locales y nombrar a la fiscal general de Jacksonville.

Nadie cuestionaba el sábado que la sentencia no fuera judicialmente aceptable. El jurado hizo lo que tenía que hacer y no pudo constatar, ante las escasas pruebas, “sin una duda razonable”, que Zimmerman no actuase en defensa propia cuando disparó contra Martin. Según la defensa, el vigilante de la urbanización donde vivía el padre de Martin solo se defendió del ataque del joven negro y como prueba presentó las fotografías de su nariz partida y los cortes en la cabeza producidos contra el cemento de la acera durante la pelea. El fiscal dibujó un escenario muy distinto, en el que Zimmerman actuó movido por sus prejuicios al considerar un criminal al joven negro que caminaba bajo la lluvia en la noche cubierto por la capucha de su sudadera y algo en sus manos (una bolsa de Lacasitos). El fiscal calificó a Zimmerman como alguien que se creía un policía sin serlo y que se tomó la justicia por su mano movido por la convicción de que el chico “no era bueno”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código