Migración

Los hijos de nadie

Temas:

Cuando Hannah Arendt, la pensadora alemana y judía, fue a cubrir para la prensa norteamericana el juicio que los israelíes le hicieron a Adolf Eichmann, Arendt determinó que el organizador de la logística para llevar a la muerte a millones de judíos simplemente cumplía órdenes. No lo podían culpar de haber matado a nadie. Él, simplemente, se ocupaba de que las víctimas, en la cantidad precisa, llegaran al tiempo preciso, para ser asesinadas con precisión en las cámaras de gas. Eran órdenes convenientes creadas por el nazismo.

A pesar de esa justificación, Eichmann terminó en la horca, porque nadie puede esconderse detrás de órdenes para violar los derechos humanos. Cuando el fiscal general de los Estados Unidos declaró ladinamente que separar niños de sus padres tiene como justificación la ley de los hombres y la ley Divina, está actuando como Eichmann. Todo esto surge del criterio equivocado de que los muros y la represión evitarán que sigan llegando indocumentados al suelo norteamericano.

El mundo se debate entre los países que han llegado al desarrollo económico y los países que luchan por sobrevivir. Y la confrontación, entre los que quieren llegar a la tierra prometida y los que no quieren que entren, no la para nadie. Si un padre de familia, que se está muriendo de hambre y que ve a los suyos sufrir, o que vive en el constante peligro de ser asesinado, sabe que después de un trayecto peligroso encontrará la solución de sus problemas (tendrá seguridad, un ingreso 10 veces superior al que ahora tiene, tendrá carro propio, casa, aire acondicionado, educación excelente para sus hijos, en fin, un futuro mejor), nada lo detendrá y hará la travesía por tierra, por mar o por aire. No habrá muros ni represión que pueda frenar esta tendencia que se está observando en todo el mundo. Si recordamos un poco de historia, los países desarrollados lograron su estatus actual por las materias primas y la mano de obra sumamente barata que conseguían en los países africanos o latinoamericanos. Son precisamente los nacionales de esos países los que ahora tratan de disfrutar de alguna forma por aquellos sacrificios que en el pasado sufrieron. El papa lo ha dicho claramente: “mejor que crear muros es crear puentes”. No se logra nada impidiendo que a esos millones de infelices se les impida llegar a la felicidad, algo que exige la Constitución de este país, de Estados Unidos. Funcionaría mejor crear puentes al desarrollo, ayudándoles a superar los problemas económicos como se ayudó a Europa y a Japón después de la Segunda Guerra Mundial. Hace unos años hicimos una investigación sobre la emigración, para el Fondo del Banco Interamericano de Desarrollo. Las conclusiones eran claras: la gente huye de la criminalidad y la miseria. Pero preferiría no hacerlo. Emigrar significa un reto muy grande a la unidad familiar, al concepto de ciudadano y a las raíces que todo humano necesita.

Pero los que se arriesgan a emigrar jamás pudieron pensar que, en el país de los derechos humanos, de la libertad, les fueran a quitar a los hijos. Toda persona consciente debe elevar su más enérgica protesta ante este abuso. Separar hijos de sus padres no está en la ley del país, y mucho menos en la ley de Dios. No tiene justificación que en la frontera con México golpeen a los más débiles de los débiles, que son los niños. Lo que sí está en la ley de este país y en la ley de Dios es el castigo que merecen los que les hacen daño: “ Al que haga caer a uno de estos pequeños que creen en mí, mejor les sería que le amarraran al cuello una gran piedra de molino y que lo hundieran en lo más profundo del mar”. (Mateo 18:6).

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

09 Dic 2018

Primer premio

8 6 4 0

ADBB

Serie: 22 Folio: 10

2o premio

0953

3er premio

9051

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código