NACIONES UNIDAS

Somos historia y esperanza I

Las Naciones Unidas y todos los países que forman parte del sistema internacional tienen un claro mandato de enfrentar las guerras y el hambre que flagelan al mundo.

Temas:

Somos historia y esperanza I Somos historia y esperanza I
Somos historia y esperanza I

Hoy más que nunca necesitamos hazañas conjuntas para rescatarnos unos a otros de las muchas cruces impuestas en el diario de nuestra vida, puesto que ha de ser todo más armónico, para poder reflexionar y hacer memoria. Si no se camina en armonía, si no se respeta al análogo, difícilmente vamos a poder construir algo. Es evidente que no se comprende nada de lo que somos sin hacer historia. Realmente es lo que nos orienta. En buena lógica, somos lo que día a día tejemos cada cual consigo mismo y junto a los demás.

Bajo esta dimensión de la memoria es importante que recapitulemos con ojos mediadores hacia la realización de un mundo más sensible, donde nadie quede excluido. En este contexto, tampoco se pueden comprender las singularidades destructivas de algunas gentes, que en lugar de propiciar sosiego, discriminan y siembran el terror.

Ante esta ignominiosa realidad, imagino que haría falta tomar la delantera, hacer frente a la intolerancia, reconstruir vínculos, perdonar de corazón y defender los derechos humanos por doquier.

La referente actividad del secretario general de la ONU, António Guterres, que recientemente hizo sonar la campana de la paz de los jardines de la ONU, en Nueva York, con monedas y medallas donadas por los Estados miembros, el Pontífice y otros individuos, entre los que se incluyeron niños de más de 60 países, durante la ceremonia anual para llamar a pensar en el sufrimiento y devastación que causan las guerras y unir a la población mundial a favor de la concordia. Este gesto, naturalmente, ha de ayudarnos a modificar actitudes.

A propósito, también señaló el citado director administrativo de la organización en un video para conmemorar la efeméride del 21 de septiembre, que “no debemos permitir que grupos de interés, ambiciones nacionales o diferencias políticas hagan peligrar la paz”. Ciertamente, sin conciliación nada subsiste, tampoco el progreso ni el bienestar que tanto vociferamos y requerimos.

Dejemos, por consiguiente, que la historia nos purifique el curso de los hechos. Hemos de tomar con valentía horizontes nuevos. Decirlo es fácil, hacerlo ya es más difícil. Indudablemente, tenemos que batallar todos los días contra las amargas injusticias que se producen en este mundo. Infinidad de mártires pueden testimoniarnos su manera de obrar contra ese brío de maldad que pretende ahogarnos. Pensemos, además, en tantas familias que viven en la desesperación permanente. Por eso, es tiempo de acoger, de prestar atención a esos caminantes que piden nuestro auxilio en cualquier esquina del camino.

Es hora de abrazarnos, de llorar y de reír juntos, de donarnos y de mostrar nuestra mayor esperanza por el bien, que es la mejor bondad que podemos y debemos injertarnos ante una humanidad tan pasiva. Recordemos que unos 815 millones de personas en el planeta sufren hambre, lo que representa el 11% de la población y la cifra más alta en la última década.

Lo acaba de refrendar el director adjunto de la División de Economía del Desarrollo Agrícola de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con estas palabras que debieran ponernos más en ejercicio: “la tendencia observada en los últimos diez años no solo es que ha crecido el número de conflictos, sino que además son trances que se han tornado más complejos y difíciles de resolver, entonces estamos viendo que la mayoría de las personas que sufren de hambre y desnutrición precisamente viven en países que están experimentando luchas”. Desde luego, deberíamos aminorar esta injusta descripción. De lo contrario, no se va a eliminar el hambre en el año 2030, tal y como estaba prometido en la añorada agenda de los buenos propósitos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PRD PIDE INVESTIGACIÓN Varela dice que es víctima de un ataque político

El mandatario planteó que a veces le gustaría ser candidato o un ciudadano más para poder defender su verdad y su historia de vida pública.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código