[HOMBRO CON HOMBRO]

Hasta luego, Ricardo

La historia de Panamá reserva para Ricardo un sitial especial, cónsono con sus sacrificios, con su voluntad de amar a este país por encima de cualquier hecho.

Temas:

Todavía recuerdo con bastante exactitud las conversaciones de Ricardo con el grupo de mujeres que integrábamos la organización UNIDAD. Al final, siempre me iba satisfecha porque escuchar a Ricardo era como abrir las puertas nuevas de un discurso que nos enriquecía, que no solo explicaba la naturaleza de las cosas que estaban sucediendo, sino que señalaba el camino de lo posible, del optimismo que debíamos tener en aquellos días de la gran lucha de la Cruzada Civilista.

Él era una de esas personas que despertaba confianza y credibilidad, que transpiraba amor por la justicia, por el país, por la democracia, y así mismo, el rechazo por todo aquello que negara esos principios. En fin, digo sin mayores matices que él encarnaba lo que la gran mayoría aspiraba.

Un hombre cuya inteligencia pudo haber hecho de él una figura exitosa en los negocios, o entre los encumbrados intelectuales que con seguridad hubieran encontrado nicho en los principales países del planeta, sobre todo por la fluidez y la exactitud con que dominaba la cultura universal; pero ante las alternativas de que disponía, eligió este pequeño país que en años tan tempranos como los 60 del siglo pasado, ponía sus empeños por superar su atraso secular.

Reunía además una de las cualidades principales que debe tener todo aquel que se convierte en guía de multitudes: honestidad, tanta, que no dudo de que, si no hubiese sido así, la dictadura militar hubiera escudriñado en su vida y recurrido a cualquier defecto o indiscreción, como ha ocurrido en otros casos, hasta minar su gestión y sus esfuerzos.

Desgrano estos recuerdos por estos días porque mi amigo, Ricardo Arias Calderón, ha partido entre el fin de una larga y penosa enfermedad, y los aplausos y reconocimientos de quienes conocimos en él al hombre luchador, decidido, entusiasta, pero ante todo valiente hasta la temeridad.

Soy de las personas convencidas de que la historia de Panamá reserva para Ricardo un sitial especial, cónsono con sus sacrificios, con su voluntad de amar a este país por encima de cualquier hecho, todo ello encarnado en su aspiración a modernizarlo, no solo con carreteras o edificios, sino en su espíritu y su conciencia en su sistema democrático, en la defensa de su institucionalidad, y sobre todo en su persistente batalla contra la corrupción.

Ricardo resume en sus actos el esfuerzo de aquellos que creímos que un mejor país era posible, sin corrupción, sin tráfico de influencias, sin asaltos al erario, con una justicia efectiva, con un mejor sistema educativo; un país donde los que más tienen entendieran que tienen más responsabilidad y más deber. Por eso luchamos, por eso enfrentamos a la dictadura en las calles y en todos los foros que nos fue posible.

Lástima que algunos no creen en la importancia de esas cosas, en la necesidad de esos deberes, y se acerquen peligrosamente a la orilla en que se traicionan los principios y los compromisos, sin considerar el ejemplo de hombres como Ricardo Arias Calderón.

Su partida nos llena de tristeza, pero también hay mucho orgullo en saber que este país produjo un hombre como él, aunque el propio país no tuviera conciencia de su grandeza.

Más noticias de Perspectiva

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Nov 2018

Primer premio

9 1 3 3

ACBC

Serie: 5 Folio: 10

2o premio

8330

3er premio

1521

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código