[RECUENTO]

Los personajes del año

En mi lista hay dos mujeres que aparte de sus triunfos políticos podrían haber triunfado en sus profesiones, dos hombres notables por sus dichos y hechos, y otro que tuvo un año para el olvido.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203xKrk81.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203xKrk81.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203xKrk81.jpg

Como todo listado de personajes que hicieron noticia en el año que termina, el mío es arbitrario. Sobre todo porque predominan las y los políticos, quizá porque su carácter de figura pública les da mayor visibilidad mundial. Empiezo la lista con dos mujeres cuyos triunfos en sendas elecciones muestran en parte su valía. Y digo en parte porque ambas son mucho más que líderes de sus respectivos países. Angela Merkel es una científica reconocida en su campo y Michelle Bachelet es doctora especializada en pediatría y defensora de los derechos de las mujeres.

En 2013, Merkel ganó por tercera ocasión la elección popular en Alemania, pero esta vez el electorado le dio el triunfo por mayoría aplastante, aparentemente convencido de que su estilo personal de gobernar, sin gritos ni aspavientos, sin golpes de timón bruscos, sin oratoria populista y rimbombante, es exactamente lo que el país necesita para seguir su marcha ascendente. Dando muestra de la madurez del sistema político alemán, el Bundestag la reeligió para su tercer mandato con el apoyo del Partido Socialdemócrata. Es decir, en Alemania la derecha y la izquierda pueden no solo coexistir, sino cohabitar en el gobierno. Su tarea ahora será sentar las bases de un futuro europeo más firme y más competitivo. Con su triunfo también salió ganando su país, Alemania.

También fue un buen año para Michele Bachelet, quien después de una ausencia de cuatro años, volvió a ganar la Presidencia de Chile, también por mayoría abrumadora. El reto que Bachelet enfrenta no es fácil, pues a pesar de que la mayoría de las elecciones desde el plebiscito que destronó a Pinochet han favorecido a la izquierda, salvo un período en el que ganó la derecha, Chile sigue siendo el país más conservador del área. Un conservadurismo que se expresa en la enorme influencia política de una Iglesia católica ultra-conservadora, capaz de obligar al país a mantener una estricta prohibición del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo. Otra tarea pendiente de Bachelet será reducir la desigualdad. Chile tiene el nivel más alto de desigualdad económica de los 34 países que conforman la OECD.

El hombre que en 2013 ha captado la atención mundial, hasta ahora más con sus palabras que con sus hechos, ha sido el papa Francisco. Sus votos de humildad en medio de la opulencia vaticana son alentadores, al igual que sus críticas al capitalismo salvaje, a los sacerdotes que se niegan a bautizar a los niños de madres solteras por practicar un “riguroso e hipócrita neo-clericalismo”. “En cuestión de meses, Francisco ha elevado la misión alentadora de la Iglesia –como servidora y confortadora de los necesitados– por encima de la doctrina, tan importante para sus predecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI”, dice la revista Time, que lo ha designado personaje del año.

El 2013 fue también el año en el que Edward Snowden reveló las entrañas kafkianas del espionaje estadounidense y desnudó los dobleces del presidente Barack Obama, el hombre que recordará 2013 como uno de los peores de su vida.

En enero, cuando Obama fue reelecto presidente de Estados Unidos, el 52% de los estadounidenses aprobaba su gestión presidencial y el 59% tenía una buena impresión de él con niveles de popularidad mucho más altos que los de cualquier político del Partido Republicano. En 2013 Obama termina su quinto año de gobierno con los peores indicadores de su presidencia; solo el 43% le aprueba. Al término de su quinto año de gobierno, Obama tiene peores índices de aprobación que la mayoría de los expresidentes, incluido George W. Bush. Peor que todos los expresidentes de los mandatos posteriores a la Segunda Guerra Mundial salvo Richard Nixon, que terminaría renunciando a la Presidencia.

En el extranjero su imagen no mejora. El dictador sirio Bashar Al Assad hizo caso omiso de las amenazas de Obama y este tuvo que esperar a que Vladimir Putin le tirara una cuerda de salvación para salir del atolladero en el que se metió por lanzar amenazas que luego no cumplió. Tampoco pudo impedir que la presidenta de Brasil cancelara su visita a Washington al descubrir que EU espiaba sus conversaciones telefónicas. Dilma Rousseff se unió así a Angela Merkel y otros jefes de Gobierno que regañaron a Obama.

La semana próxima exploraremos algunas de las tendencias y expectativas que podrían darse el año próximo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Jul 2018

Primer premio

9 7 8 3

CAAD

Serie: 12 Folio: 15

2o premio

2697

3er premio

8169

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código