[EGIPTO]

De presidencia a oficina de reclamos

En Egipto, donde se calcula que una quinta parte de los ciudadanos vive con menos de 2 dólares al día, el desempleo subió al 12.4% de la población activa a finales de 2011.

Más que una residencia oficial, el palacio del presidente egipcio Mohamed Mursi se ha convertido en la ventanilla pública a la que numerosos ciudadanos acuden cada día para presentarle peticiones de lo más variopintas. Portando una ristra de papeles bajo el brazo, una fila de personas espera a la entrada del que fuera un complejo infranqueable en la época de Hosni Mubarak, ubicado en el barrio cairota de Heliópolis.

Los demandantes vienen de distintas partes del país con la ilusión de que el nuevo gobernante atienda sus reclamaciones, aunque son conscientes de las dificultades que eso entraña. “Mi hermano fue condenado en 2005 a siete años de cárcel por tráfico de drogas y queremos que Mursi lo libere sin condiciones”, apunta Engy Adel, vestida con un niqab negro que le cubre toda la cara salvo los ojos.

Esta mujer procedente de la provincia de Qalubiya, en el delta del río Nilo, acompaña a su madre a las puertas del palacio, donde se concentran otros familiares de presos que piden la gracia presidencial. Adel reconoce que su esfuerzo por sacar a su hermano de prisión puede no verse recompensado y afirma de forma lacónica: “No creo que Mursi haga nada”. Tras dejar su queja por escrito en la entrada del recinto, algunas de las mujeres congregadas interrumpen el tráfico por momentos sentándose en la calzada, mientras otras alzan su voz y muestran pancartas reivindicativas. Para evitar que esa clase de actos derive en disturbios, una veintena de miembros de la policía egipcia custodia la residencia.

Las solicitudes cambian en función de los días y no resulta extraño encontrar en el lugar a agricultores cuyas tierras sufren de sequía, trabajadores despedidos que buscan ser readmitidos o afectados por todo tipo de contenciosos. Solo en los primeros cinco días desde que el islamista Mursi asumiera el cargo, el pasado 30 de junio, se contabilizaron casi 10 mil peticiones.

La procesión de personas que llega a diario a Heliópolis ha llevado a la apertura de oficinas en otros complejos presidenciales de El Cairo donde poder presentar los escritos. En el centro de la capital, en el palacio de Abdin, la escena se repite y muchos de los visitantes descansan en los jardines, tras rellenar sus datos en el papel y entregarlos.

En Egipto, donde se calcula que una quinta parte de los ciudadanos vive con menos de 2 dólares al día, el desempleo subió al 12.4% de la población activa a finales de 2011, según estadísticas oficiales que, sin embargo, no reflejan la alta tasa de informalidad. La mejora de la economía es una de las prioridades expresadas por el nuevo presidente, que también deberá contribuir a apuntalar el sistema democrático salido de la revolución que desbancó del poder a Mubarak en febrero del año pasado. El islamista ha sido protagonista esta semana de una lucha por el control del Parlamento, dominado por los Hermanos Musulmanes, que le ha llevado a enfrentarse a la junta militar y al Tribunal Constitucional. Sin embargo, estas cuestiones políticas pasan desapercibidas fuera del palacio presidencial de Mursi, donde los congregados se preocupan, sobre todo, por mejorar sus condiciones de vida.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código