FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Trataremos el tema desde las 2:00 p.m.

[HOLOCAUSTO]

El recuerdo de los mártires

No es posible para una mente íntegra entender la realidad del holocausto judío o la shoah, como también se le conoce. En esencia, se trata del grotesco intento de eliminación física de un grupo de seres humanos debido a su origen, como fue el caso de los seis millones de judíos (hombres, mujeres y niños) asesinados por los nazis en un período de menos de seis años, o de los 5.5 millones de no judíos masacrados como los gitanos, también, considerados por los nazis de raza inferior, cuyas vidas no tenían valor alguno, asesinados debido a su raza, o el caso de los polacos, ejecutados por el hecho de serlo, así como, también, a los homosexuales y a los testigos de Jehová.

Si se suman, también, las víctimas de la guerra, se comprobará que el nazismo ocasionó en Europa más de 30 millones de cadáveres. Lamentablemente, no ha sido esa la primera vez que los hombres matan a un grupo numeroso de sus congéneres.

Hay muchos ejemplos en la historia, como el cometido contra los armenios y kurdos por parte de los turcos, los millones de africanos asesinados durante el horrible comercio de esclavos o, más recientemente, en Ruanda y Darfur, o los millones de aborígenes asesinados durante la conquista y colonización de las Américas, o los que hemos visto –y aún hoy se ve– perpetrar por regímenes totalitarios en el Medio Oriente.

Son todos asesinatos masivos, pero no son holocaustos, porque no contienen los elementos que solo han caracterizado el holocausto judío. Trataré de explicarme.

El holocausto judío tiene varias características únicas que lo separan de otros genocidios anteriores y posteriores: la motivación de los verdugos era totalmente racial, pues a pesar de la confiscación de bienes que sustraían a las víctimas, estos producían poca o ninguna ganancia económica neta, debido al altísimo costo que conllevaba la construcción de instalaciones y el mantenimiento de las tropas que se encargaban de tan siniestra tarea. De hecho, hay quienes aseguran que el holocausto trajo pérdidas económicas a Alemania.

Otra peculiaridad es que en este caso las víctimas no representaban ninguna amenaza para la nación alemana ni al régimen nazi. De hecho, en el caso de los judíos alemanes luego de tantas generaciones en el país se sentían tan alemanes que muchos estaban tan alejados de sus orígenes judaicos, que reaccionaban sorprendidos cuando sus vecinos y amigos de toda la vida comenzaron a tratarles como extraños.

La eliminación de los judíos no respondía a objetivos de seguridad nacional ni de expansión territorial. Hitler solo utilizó la ideología de la “pureza racial” como justificación para tanto crimen. Agréguese a todo lo mencionado la racionalidad en el método, la eficacia, el cálculo certero y el control en la ejecución.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código