[VENEZUELA]

Mucho ruido y pocas nueces

Gracias a un viciado sistema regional de elección rotativo, el Gobierno venezolano llega al Consejo de Seguridad de la ONU sabiendo que por más que grite, su voto tendrá un efecto nulo.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205sUUVoi.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205sUUVoi.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205sUUVoi.jpg

La elección de Venezuela como miembro no permanente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por un período de dos años fue un fait accompli. Fue producto de una negociación, no de un espaldarazo al fantasma de Hugo Chávez o al de su disminuida prolongación mecánica, Nicolás Maduro. En tanto que hecho consumado, lo único que queda es cuestionar por qué suceden estas cosas y cuáles pueden ser las consecuencias del nuevo desatino en Naciones Unidas.

Recordando esa época en la que Estados Unidos (EU) dominaba el escenario mundial, acudí a expertos en Latinoamérica para preguntarles si ¿debemos admitir que la elección al Consejo de Seguridad de una nación cuyo gobierno es abiertamente hostil a EU es indicativa de la debilidad de la política exterior estadounidense?

De ninguna manera, respondieron mis tres entrevistados. “Es una señal de la falta de seriedad con la que el grupo de países latinoamericanos y del Caribe trata a la ONU en lo general y a los derechos humanos en particular”, me dice Charles Shapiro, exembajador de EU en Venezuela y actualmente presidente del Consejo de Asuntos Mundiales en Atlanta, Georgia, “y en eso se nota la falta de pertinencia de la ONU para resolver problemas concretos”.

Para Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, “La administración de Obama sabía que intentar bloquear a Venezuela del Consejo de Seguridad era no solo una batalla perdida, sino contraproducente, pues habría provocado una fuerte reacción de América Latina y la influencia de Washington sobre la región sería todavía menor de la que es hoy”. Y me recuerda que la representante de EU en la ONU expresó su oposición a la candidatura subrayando que “el expediente de Venezuela en derechos humanos y democracia era contrario al espíritu de la Carta de Naciones Unidas”.

Pero, le pregunto a Abe Lowenthal, reconocido latinoamericanista asociado con USC y la Brookings Institute ¿por qué no hubo ni asomo de oposición de América Latina a tener a la Venezuela de Maduro como representante de la región? “Venezuela accedió al puesto porque todos los países latinoamericanos adoptaron un sistema de elección por rotación que hizo posible, entre otras cosas, que Nicaragua fuera electa al Consejo de Seguridad en los 80”.

Pero hay más, dice Shifter, “Dado que otros gobiernos que no se han distinguido por ser bastiones de la democracia han tenido ese puesto, los gobiernos latinoamericanos no querían ser acusados de mantener un doble estándar singularizando a Venezuela”.

¿Qué puede pasar con Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU?

“Habrá más discursos horrendos”, dice Shapiro, “pero EU sabe bien que en la ONU se le da más importancia a la forma que a la sustancia. Que Dios bendiga a quienes se dedican a la diplomacia multilateral”.

Shifter también piensa que el impacto será mínimo. “Es fácil predecir que Venezuela votará contra EU y más alineada con Rusia y China. Pero dada la implosión de Venezuela en varios frentes, va a ser muy difícil para Maduro ser eficaz o energético en la política global. Esta es una victoria simbólica para Maduro, pero los beneficios políticos para el Gobierno venezolano serán de corta duración”.

Yo concuerdo con los expertos cuando justifican la inacción de EU para bloquear una candidatura que después de 10 años de esfuerzo era imparable. No olvidemos que hace tiempo que EU perdió el garrote. También coincido con ellos en su predicción de que el impacto de Venezuela en los asuntos globales será mínimo, yo diría nulo. Si el tema es de estatura mundial el escollo de EU será obtener el voto de Rusia y China. El de Venezuela no pesa.

Lo irritante, en todo caso, es que los países de la Alianza del Pacífico, México, Colombia, Perú y Chile, sean incapaces de criticar las sistemáticas violaciones a los derechos humanos, la encarcelación y acoso a líderes de la oposición venezolana y los ataques frontales a la libertad de expresión en Venezuela. ¿Será por temor al contraataque?

No deja de ser irónico que los gobiernos de los países donde más restricciones se imponen a la libertad individual, Venezuela, Bolivia o Ecuador, insulten a los gobernantes de los países de la Alianza del Pacífico con total desparpajo, como recién lo hizo Evo Morales definiéndoles como “lacayos del imperialismo”, y que no haya una respuesta digna de ninguno de ellos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código