Migrantes

Los sueños de Valeria y Óscar

Temas:

Los sueños de Valeria y Óscar Los sueños de Valeria y Óscar
Los sueños de Valeria y Óscar

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pero también puede arrancarnos todas las palabras hasta enmudecernos. Así ha sucedido con la foto que Julia Le Duc, reportera gráfica del diario mexicano La Jornada, tomó recientemente de un padre y su hija.

No se trata de un retrato de familia a la usanza, en el que se posa con holgada sonrisa. La imagen fue tomada el pasado 23 de junio a orillas del río Grande. En el borde reposan boca abajo los cadáveres de Óscar Martínez y Valeria, su pequeña de casi dos años. Yacen abrazados entre los sargazos de la ribera. Por un momento la quietud le confiere a la instantánea un aire de ensueño, pero en realidad lo que plasma es la pesadilla de tantos inmigrantes que mueren en el intento por alcanzar una vida mejor.

No es la primera vez ni será la última que el mundo se estremece ante el latigazo visual de personas indefensas ahogadas en el océano de sus penurias. Hace unos años otra foto provocó una conmoción colectiva: Aylan, un niño sirio muy similar en edad a Valeria, flotaba inerte y bocabajo en una playa de Turquía. Hasta allí lo había arrastrado el oleaje. Otra trágica historia de desplazados por las guerras, por la hambruna, por la falta de horizontes.

En estos días en los que las políticas migratorias polarizan a unos y otros en Estados Unidos y Europa, el debate se azuza en torno a la posibilidad de impulsar reformas migratorias que le den curso al flujo persistente de los migrantes que no renuncian a escapar de la precariedad en la que están sumidos en sus países de origen. Al norte del río Grande hay quienes claman por levantar muros infranqueables, pero no son pocas las voces que denuncian los centros donde permanecen detenidos menores de edad que han sido separados de sus padres en la frontera. Asimismo, en la Europa de Matteo Salvini en Italia y Víctor Orban en Hungría, hay una pugna sin descanso entre estos nacional- populistas y líderes que abogan por políticas más compasivas con quienes a diario se echan a la mar desde África.

Ni en el pasado ni hoy las grandes oleadas migratorias han sido asuntos fáciles de resolver. No obstante, pretender tapar el sol con un dedo (o erigiendo muros) no va a detener lo que nunca ha tenido freno: el deseo de los individuos a aspirar a una existencia digna y ofrecerles a sus seres queridos un porvenir. Eso es imparable y constituye el motor de la humanidad.

Al ver imágenes como la de Óscar y su retoño, hay quienes claman al cielo contra la supuesta irresponsabilidad del joven padre por haberse arrojado con su criatura a las traicioneras aguas del río Grande. Óscar Martínez, su esposa y su hijita llevaban meses vagando por México desde que habían abandonado su país natal, El Salvador. Su ilusión era pedir asilo y formar parte del llamado sueño americano. Al fin y al cabo, de ese sueño se han beneficiado muchos migrantes y exiliados antes que ellos y provenientes de los más diversos rincones del mundo.

Soñar casi siempre encierra un riesgo inherente. No hay corrientes migratorias que no conlleven toda suerte de peligros: los que se lanzan en balsas o pateras; los que atraviesan estepas o selvas tropicales; los que se suben a La Bestia, ese tren de carga humana que recorre una Centroamérica asolada por la violencia, el narcotráfico y la pobreza. Millones de migrantes que como puntos de luz andan o navegan por el planeta dejando atrás su terruño y lo poco que tenían. Todas las retóricas del mundo no pueden contener este fenómeno de supervivencia.

En el accidentado camino de los migrantes que se cruzan unos llegan a su anhelado destino y otros perecen en el peregrinaje. En esta ocasión hemos conocido el triste desenlace porque una experimentada fotógrafa condensó en una imagen el dramatismo de estas terribles travesías. Instalados en una orilla segura y con el estómago lleno, qué fácil resulta pontificar sobre la vida de los otros. Todos los sueños de Valeria y Óscar se hundieron en el río Grande. Murieron aferrados el uno al otro.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jul 2019

Primer premio

2 1 4 9

CADA

Serie: 12 Folio: 9

2o premio

6279

3er premio

6451

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código