Adiós al caballete

La espontaneidad y fuerza de sus lienzos, además de sus míticas técnicas, dieron renombre al artista, cuya impronta en el mundo del arte sigue viva.

Jackson Pollock fue un pintor decididamente valorado en vida. Su mecenas fue la millonaria coleccionista de arte Peggy Guggenheim, quien en 1943 organizó una exposición en su galería Art of This Century. Desde ese momento, sus exposiciones individuales fueron cada vez mejor recibidas por la crítica.

En esta época se casó con la también pintora Lee Krasner y entró en contacto con los surrealistas refugiados en EU durante la Segunda Guerra Mundial. Enfrascado en una dura batalla con el alcoholismo que lo dejaba períodos sin producir, murió trágicamente el 11 de agosto de 1956 a consecuencia de un accidente de automóvil.

La técnica

La curadora de arte y docente Ella Faulkner recuerda que al método revolucionario del artista “se le denominó action painting por Clement Greenberg, crítico modernista responsable por este formalismo. Él, al igual que Lee Krasner, quien fue gran promotora de la obra de su esposo, observó que la pintura de Pollock fue ´construida´ de manera no tradicional”.

Pollock se refirió a su obra en una entrevista a la revista americana Possibilities en 1947: “Mi pintura no viene del caballete. Prefiero trabajar sobre el suelo. Así me siento más libre, más cerca, más parte de la obra, ya que puedo caminar alrededor de ella y literalmente puedo estar en ella. Utilizo palos, cuchillos y el goteo de pintura muy líquida”.

Automatismo

Sobre el fondo significativo del action painting se ha discutido mucho. Pollock había sido tratado con terapia jungiana para su alcoholismo y, muchas veces, se ha interpretado su obra como una proyección de sus luchas internas.

En esta época, estaban en auge las teorías freudianas que proponían el origen de ciertos fenómenos creativos a través del inconsciente, premisa que influyó al movimiento surrealista, tanto en la pintura como en la literatura, que se tradujo, por ejemplo, en la escritura automática que pregonaba el poeta francés André Breton.

En torno al automatismo de la pintura de Pollock y las críticas de quienes sostenían que era producto de los designios del inconsciente bajo los que el artista no tenía ninguna influencia, Pollock replicó que su trabajo tenía fuertes bases: “Cuando pinto, tengo una idea general de lo que hago. Puedo controlar el flujo de pintura: no existe nada accidental”. Sin embargo, como a los creadores de la época esta idea les fascinaba: “me impresiona especialmente el concepto de buscar el origen del arte en el inconsciente”.

Corroborando la base técnica y estudiada detrás del estilo del pintor, el crítico de arte I. Sandler en su libro El triunfo de la pintura norteamericana dice que Pollock “dedicaba largos períodos de tiempo a estudiar sus cuadros, planeando su siguiente paso o decidiendo entre continuar o destruir lo hecho. Era un dibujante consumado, prueba de ello es la claridad con que articulaba sus ritmos, por lo que a pesar de lo poco convencional que pueda parecer su técnica, su consciente capacidad artística le sitúa próximo a la tradición”.

el Ícono

La vida de Jackson Pollock ha sido objeto de varios documentales y películas. En 1951 el fotógrafo alemán Hans Namuth tomó más de 500 fotografías del artista.

También realizó un documental de 10 minutos, haciendo que Pollock pintara sobre una placa de vidrio mientras el fotógrafo filmaba desde abajo.

En cuanto a cintas, la directora Teresa Griffiths realizó la película Jackson Pollock: Love and Death on Long Island (1999), mientras que el actor Ed Harris protagonizó y dirigió la película Pollock (2000).

¿cuánto vale un pollock?

El pintor ostenta hasta hoy cantidades récord en la venta de sus obras. La pintura “No. 17” fue subastada por Sotheby´s en mayo de 2003 por 5.2 millones de dólares. Por otro lado, en noviembre de 2006 se dio la espectacular venta del lienzo “No. 5” por el exorbitante precio de 140 millones de dólares.

En mayo de 2007, la misma casa de subastas puso a la venta otras dos importantes obras de Pollock. Presentó las pinturas “No. 16” y “Rythmical dance”, estimadas en 18 y 25 millones de dólares, la primera, y en un precio de entre 12 y 16 millones de dólares, la segunda. Sin embargo, ambas quedaron sin comprador.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código