Música

De África a Cuba

El pianista y compositor cubano Chucho Valdés comenta la importancia que ha tenido el continente africano en la historia musical de su Cuba natal.

Temas:

Chucho Valdés . Chucho Valdés .
Chucho Valdés . CORTESÍA/Panamá Jazz Festival

Chucho Valdés ya es un viejo conocido del Panamá Jazz Festival. Con el concierto que brindará hoy viernes, son tres las veces que el maestro de la música cubana participa de este evento anual creado por otro inmenso de la música, el istmeño Danilo Pérez.

“Danilo ha dejado muy en alto el talento de los latinoamericanos en la música jazz”, opina este pianista que ha ganado cinco premios Grammy y tres Latin Grammys.

Recuerda que con motivo de su primera participación en este festival recibió las llaves de la ciudad capital junto a su colega, el saxofonista estadounidense Wayne Shorter. “Fue una cosa muy grande y muy especial compartir ese honor con Shorter”.

Después regresó a nuestro terruño para acompañar a la cantante cubana de son y boleros Omara Portuondo. “Aquel fue un conciertazo, muchacho”.

Ahora el turno será esta noche, cuando se presente junto con su cuarteto en el Ateneo de la Ciudad del Saber, un recital donde ofrecerá un repertorio compuesto de las mejores piezas que ha grabado en los últimos años y algunos de su etapa con Irakere. “Serán los temas que me quedan mejor” y ríe.

IRAKERE

A inicios de la década de 1960 tenía una agrupación llamada Chucho Valdés y su combo, con la que hizo cuatro grabaciones.

Aquella banda es el antecedente más directo de lo que luego fue el grupo de jazz Irakere, colectivo en el que Chucho fue su cofundador y director.

Irakere comienza su trabajo en 1973 y pronto pasó a ser un referente de la música afrocubana.

“Desde nuestro inicio buscamos sonoridades diferentes y estructuras rítmicas vinculadas con el continente africano. Incluimos al jazz los tambores que nos llegaron de África, por ejemplo. Lo nuestro era buscar las raíces afrocubanas, más sus aspectos folclóricos que el asunto religioso”, comenta quien estuvo con Irakere hasta 2005.

Afirma que África es el principio musical cubano. “Es nuestra historia rítmica más profunda. Nos brindó una gran riqueza y variedad. Es un legado tan importante que todavía no ha sido estudiado por completo”, expresa quien nació con el nombre de Dionisio Jesús Valdés Rodríguez.

A Irakere también le fue cercano el rock y la música electrónica. “Sobre todo grupos como Emerson, Lake & Palmer con su rock progresivo y sinfónico. Keith Emerson es uno de los mejores pianistas que ha existido”.

La combinación de blues, jazz y rock de Chicago también fue esencial para Irakere, “porque tenían una sección electrónica, de teclados y de percusión muy buena. Todo eso lo unimos con la sonoridad africana”.

Agradece que el público, dentro y fuera de Cuba, pronto aceptó esta clase de exploraciones. “Cuando escribí la Misa negra (1992) fue el punto de partida formal de nuestras investigaciones y a la gente le gustó. También nos ayudó que esa clase de música la hacíamos desde temas bailables como Bacalao con pan y aprovechábamos para combinar los tambores africanos con la guitarra electrónica y el piano, y de esa manera nació la timba cubana, una contribución de Irakere a la música”.

En tanto, el jazz llega a Irakere desde el inicio, porque desde pequeño Chucho escuchó jazz de la mano de su padre, el gran Bebo Valdés. “Papá ponía muchos discos de los grandes pianistas y también los tocaba en la casa, más mis visitas al Tropicana a escuchar grupos cubanos y estadounidenses”.

UN MAESTRO CUBANO HABLA DE MÚSICA

Cuando tenía tres años comenzó a tocar el piano, de oído, aquellas piezas que escuchaba en la radio de su casa. CORTESÍA Expandir Imagen
Cuando tenía tres años comenzó a tocar el piano, de oído, aquellas piezas que escuchaba en la radio de su casa. CORTESÍA Panamá Jazz Festival

La creación musical más reciente de Chucho Valdés se llama Irakere 40, un homenaje a esa banda fundada por este maestro cubano y que supo fusionar la sonoridad de Cuba con la de África y con el resto del mundo.

“Tocamos los mismos temas de Irakere, aunque con distintos arreglos y tocarlos con las nuevas generaciones que nacieron escuchando a Irakere y que Irakere los influyó en su carrera musical”, explica sobre un álbum en el que participaron 10 músicos, entre ellos, su nuevo quinteto, los Afro-Cuban Messengers.

“Quería ver cómo, desde el punto de vista de los jóvenes músicos del siglo XXI, se podían investigar los sonidos del siglo XX de Irakere. Ese aporte era el que me interesaba estudiar, porque tocar las piezas igual que se hizo en el pasado no me parecía nada atractivo. El resultado creo que quedó formidable y rico. El feeling original se mantuvo en esta nueva versión”, indica.

La emoción reinó en el estudio de grabación de Irakere 40. “Aquello fue muy especial, porque Irakere es una página importante de mi carrera y me puse a llorar cuando comenzamos a grabar las primeras piezas”.

Irakere fue el punto de partida de grandes artistas que luego destacaron con sus propias carreras, como los cubanos Arturo Sandoval y Paquito D’Rivera.

“Arturo es uno de los más grandes genios de la música contemporánea y una de las mejores trompetas de la historia. Mientras que Paquito es uno de los artistas más completos de nuestros tiempos y es un genio del clarinete y el saxofón”, opina quien a los cinco años recibió clases de piano, teoría y solfeo con el maestro Óscar Muñoz Boufartique.

Sobre los Afro-Cuban Messengers: “es un concepto moderno de lo que fue Irakere en su momento histórico, aunque es una banda más pequeña. El piano es el centro que une a todos los instrumentos, sin olvidar a los tambores. Es una evolución de Irakere en términos rítmicos y estructurales”.

DOS INMENSOS

Chucho Valdés y Gonzalo Rubalcaba (pianista y compositor cubano de jazz) son amigos desde hace tiempo y era obligatorio que tarde o temprano hicieran una gira juntos.

“Es uno de los pianistas que más admiro. Gonzalo es otro genio que tiene el jazz latino. Esta gira de dúo ha sido increíble. En 2017 hicimos una gira que incluyó ciudades de tres continentes diferentes y en este 2018 la vamos a continuar”.

HIJO DEL PADRE

Chucho Valdés es el mayor de los siete hijos que tuvo Bebo Valdés (1918-2013).

Además de ser ambos pianistas, compositores, arreglistas, directores de orquesta, cumplían el mismo día: el 9 de octubre, uno en 1918, y el segundo en 1941.

Bebo representa todo en la vida artística de su hijo. “Sin Bebo no hubiera existido Chucho en términos musicales. Eso es tener suerte, tener a un papá que tenía ese talento y ese alto nivel y que además fue mi maestro. No se puede pedir más a la vida. Recuerdo estar de chico con mi padre y verlo rodeado de grandes músicos de Cuba y Estados Unidos. Ser su hijo ha sido un privilegio”.

Fue Bebo, abuelo de 20 chiquillos y media docena de bisnietos, quien le enseñó a respetar el arte, a tener disciplina en su oficio y, sobre todo, a divertirse a granel con su trabajo.

Chucho recuerda que Bebo no solo colaboró con otros maestros de la música como Israel López (Cachao), Beny Moré y Lucho Gatica, sino que también tuvo su costado audiovisual.

Fue uno de los músicos preferidos del director español Fernando Trueba.

Por ejemplo, Bebo y Chucho participaron de ese bello documental titulado Calle 54. “Ambos estábamos muy emocionados en ese tema que tocamos juntos en Calle 54. Fue un momento inolvidable. Nos sentíamos a gusto, como si estuviéramos en la casa cuando yo era bien jovencito y tocábamos el piano a cuatro manos. Esa escena fue una de las grandes cosas que me han pasado”.

Luego, su padre participó en otros dos proyectos de Fernando Trueba: el documental El milagro de Candeal (2004) junto a junto a Carlinhos Brown, Marisa Monte y Mateus Aleluia y más tarde en la película animada Chico & Rita (2010). “Aunque no es la vida exactamente de él, sí es Chico & Rita un tributo a Bebo, quien se encargó de la música de esa producción. Trueba lo admiraba mucho”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 May 2018

Primer premio

9 4 2 9

CDCB

Serie: 2 Folio: 2

2o premio

7375

3er premio

1631

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código