Alerta en las cumbres

Un quinto de los glaciares ya ha desaparecido; los más pequeños ya no existen, y los de tamaño mediano están retrocediendo cada vez más rápido.

En los últimos 35 años se perdió, aproximadamente, el 15% de los glaciares tropicales; y en los últimos 10 años, la pérdida se ha acelerado mucho más. Se está muy cerca de sobrepasar el 20% de retracción. Es decir, un quinto de los glaciares ya ha desaparecido; los más pequeños ya no existen, y los de tamaño mediano están retrocediendo cada vez más rápido. Pero nadie puede pronosticar exactamente cuándo van a terminar de desaparecer, ya que depende de los parámetros del calentamiento relacionados con las emisiones de gases de efecto invernadero en el ámbito global.

“En nuestro caso, palpamos más la realidad de las nieves porque la montaña es nuestro centro de trabajo. Nuestra oficina está en las montañas. Yo veo que el cambio es bastante drástico. Por ejemplo, había rutas de entrada clásicas a determinadas montañas que, en los últimos años, han cambiado a tal punto que hay que buscar nuevas zonas de acceso. Las rutas ya no son las predeterminadas. Hoy día, con el deshielo glaciar, una ruta nunca es exactamente la misma”, indica Marco Antonio Pérez, guía de alta montaña.

Una suerte de estrecha avenida cubierta de bosquecillos y matas de flores de altura marca el ascenso hacia el Ocshapalca. A medida que subimos la ladera, el aire se hace escaso y nos sorprende un gran cañón erosionado por el pasar de los hielos.

CAMINOS NEVADOS

El grado de dificultad para escalar al Ocshapalca es extremadamente difícil. Su cara sur presenta un pico que es tradicional para los escaladores.

De acuerdo a los guías de montaña, que tienen un campamento base al pie del nevado, el ascenso toma un día si se escala rápido, si no se tiene que acampar, o bajar en rappel en la noche.

La ruta a Ocshapalca es parte del camino a los nevados Vallunaraju (5,686 msnm) y Ranrapalca (6,162 msnm), muy conocido como punto de aclimatamiento para cursos de iniciación al andinismo y de rescate de alta montaña en el Parque Nacional Huascarán, que lleva el nombre de la montaña más alta del Perú.

Pérez conoce los peligros del nevado Huascarán de primera mano. Él pudo burlar a la muerte cuando emprendió años atrás una escalada con un buen amigo en la cara Norte del Nevado Huascarán.

“Tuvimos un accidente. Nos cayó una avalancha antes de llegar a la cumbre. Estuvimos dos días colgados de una cuerda. Tuve la suerte de tener el teléfono celular. Mis colegas rescatistas organizaron un rescate muy rápido, y gracias a Dios estoy aquí para contarlo. Mi compañero llevó la peor parte, no pudo sobrevivir al accidente. Muchas veces subestimamos a la naturaleza. Y en la montaña tiene su costo”, cuenta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

MONITOREO Alerta verde se extiende por 24 horas

Donderis pidió a la población prestar atención a los comunicados oficiales y seguir las recomendaciones a fin de no poner en riesgo sus vidas.
Tomada de @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código