estudio

Amor en redes sociales

La escritora Moira Weigel en su primer libro ‘Los trabajos del amor’ desentrama las conexiones amorosas tejidas en las redes sociales.

Temas:

Existen muchas aplicaciones para conseguir citas. Existen muchas aplicaciones para conseguir citas.
Existen muchas aplicaciones para conseguir citas.

El primer contacto de las parejas dejó de ser cara a cara. Las pantallas luminosas de los teléfonos móviles son las plataformas líderes desde donde opera cupido, en tiempos de mileniales.

Con la novedosa dinámica, las “citas” -como fueron denominados a los encuentros románticos consensuados entre dos personas- llegan a su ocaso. Y esto enseguida interesó a Moira Weigel, universitaria de Harvard, que luego de un estudio de las formas de interrelación entre individuos publicó su libro El trabajo del amor.

Comúnmente escuchaba mencionar a las autoridades que “el noviazgo y el galanteo estaba en crisis ”, describe la escritora y también historiadora, en el prólogo de su obra y fue entonces cuando decidió analizar la historia del sexo y el romance en la América moderna, en búsqueda del origen de esa supuesta extinción.

Weigel, nacida y criada en Brooklyn, especialista en lengua y literatura inglesa, americana y alemana, en su estudio ya no concibe la extinción propiamente de las citas, sino más bien su amoldamiento y evolución en escenarios de vanguardia. Plantea que la conocida frase de “te recogeré a las seis” como invitación, expresa que dominó el mundo industrializado cuando las mujeres se insertaron a la cultura laboral y la pareja dependía de su hora de salida para dedicarse a sus cortejos, ahora se suplanta por un sencillo mensaje de texto o WhatsApps con la pregunta: ¿estás despierto (a)?, enviado a altas horas de la noche.

La autora posiciona a las tareas del flirteo como otro trabajo añadido que “genera estrés tanto en hombres como mujeres”. Las conexiones se gestan al vaivén del escaso tiempo que deja la jornada laboral, por lo general demandante y recataloga a los pretendientes o aspirantes al amor como freelancers sexuales. Dando a entender que los encuentros ya no tienen hora, sino que fluctúan entre el tiempo libre, apenas permitido por la agitaba vida laboral.

GUIÑO  EN  EL CORTEJO MODERNO

Moira Weigel es autora del libro ‘El trabajo del amor’. CORTESÍA Expandir Imagen
Moira Weigel es autora del libro ‘El trabajo del amor’. CORTESÍA

“El cortejo dejó de ser un acto exclusivo de los hombres”, expresa Moira Weigel, historiadora y especialista en lenguas y literatura, con relación a su estudio sintetizado en su libro El trabajo del amor.

Sostiene que hubo un cambio en el mecanismo de las citas, antes de 1800 las mujeres eran comprometidas por sus padres para formar familias, al ser abolido este método impositivo y conseguir su independiencia mediante su ingreso en el espacio laboral, debían buscar sus propias formas de conseguir pareja, aplicaciones de redes sociales son las más comunes en la actualidad.

Weigel desbanca la idea del amor romántico, que ya no encaja con los patrones actuales promovidos ampliamente por el cine. Matiza que la citación amorosa está muy ligada a la economía próspera. Como ocurre en los bares, donde el varón debe invertir dinero, en gastos en el local, para amenizar sus charlas y con mucha suerte conseguir una pareja. El bar mediante promociones o estrategias ha preparado un escenario de una proporción de tres chicas por cada chico. En las aplicaciones como Tinder, las personas son vistas como productos, a su vez ofrecidos a un público demandante. Entre más tiempo permanezca la persona en la aplicación más oportunidades tendrá el inversor en hacerle ver publicidad y de allí obtener sus ganancias.

“La creación de estos sitios para conectar a parejas en primera instancia en la órbita digital no son más que modelos de negocios disfrazados, en donde los hombres y mujeres son ofrecidos como productos y se gana más dinero cuanto más tiempo los interesados permanezcan deslizando sus pulgares en estas plataformas digitales”, explica la autora.

Para no sufrir una decepción en el uso de estos recursos digitales, aconseja Weigel, hay que tener en cuenta que el amor no siempre tiene que perdurar hasta la vejez como se concebía por tradición. “Hay distintos tipos de amores y no se pueden desestimar uno por su corta o larga duración”, indica la escritora.

Señala que si bien existen muchas aplicaciones para conseguir citas con sexos opuestos o iguales, estás plataformas tienen “un hoyo negro” acerca del desarrollo de la relación amorosa, por lo que es difícil determinar desde estas estructuras cuáles relaciones han sido exitosas o, en contrario, escudriñar qué factores las han llevado al declive.

“Por ejemplo, Facebook tiene algoritmos que indican cuándo dos personas van a iniciar una relación y cuándo están por finalizarla, por la frecuencia de sus interacciones”, plantea Weigel.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código