Amuka, Eating House and Lounge

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203oETo7H.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203oETo7H.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203oETo7H.jpg

El ambiente gustó mucho, y nos sentamos adentro, pero era en la terraza donde realmente estaba la acción.

Aun así, y con el relativo silencio del interior, nos dispusimos a ordenar del ecléctico menú que ofrece platos kosher de leche (y pescados con escamas, pero sin carne de mamífero, claro). Comenzamos con un hummus con cilantro y jalapeño, espolvoreado de pimentón, al que no se le sintió mucho el picante, pero sí el cilantro, y que vino acompañado de triángulos de pita. Muy rico. No se puede decir lo mismo de los falafel, que, aunque vinieron en forma de atractivas quenelles, tuvieron una textura demasiado “masuda” por dentro a pesar del exterior crocante. Sabor de tres con cinco.

De seis sobre cinco estuvo la berenjena “Baladí”, rellena, a la que se le siente un rico ahumado casero, buena combinación de especias y un pertinente toque de labne encima, que sirve además para aliviar el pardo uniforme del puré del relleno. Vino acompañada de una pequeña ensalada israelí con pepino, tomate, perejil y aderezo de limón y aceite de oliva.

También nos gustaron los crimini rebozados (aunque hayan sido champiñones, pero son casi la misma cosa) y rellenos de un feta que, calentito, se derretía en la boca. Regios. Los tomates mediterráneos eran unas rebanadas de beefsteaks cubiertas con feta desmoronado, tomillo, albahaca y aceitunas negras. De las californianas, pero ni modo. Entre las ensaladas (de sugestivos y exóticos destinos) probamos la de turrón de pepita de marañón que trajo tomates uvita, lechuga morada, pasitas y una vinagreta sencilla pero acertada. También trajo cebollas moradas, de las que pasé olímpicamente. Tienen emparedados, y el de Portobello que pedimos estaba muy agradable, en pan de nueces, y con una guarnición de papas fritas.

Tienen una serie de nachos, de los que también pasamos. Entre los platos fuertes, la cazuela marroquí tiene un toque de ras al hanout, la típica y aterradora pasta de mil puntos en la escala Scovill, pero que aquí se sintió tenuemente. No son dados a los excesos de cápsicum, aparentemente. Sobre la cama de papas venía una de corvina y encima un sofrito de tomates muy gustoso con garbanzos. Nada mal.

Al salmón con salsa de miel y mostaza lo encontré de tres con ocho. El filetito estaba bien cocido, pero la salsa era más bien tipo tonkatsu. Los postres definitivamente no son el fuerte: el pie de manzanas trajo una capa de fruta micrométrica, y el flan de chocolate era de capas con bizcocho de chocolate abajo y flan arriba, terminando con cobertura de dulce de leche. Bastante sosos ambos. Tienen un bar completo y una lista decente de vinos. Dixit.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Abr 2018

Primer premio

9 2 7 7

CBCB

Serie: 21 Folio: 7

2o premio

6804

3er premio

2770

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código