Animales de la noche eterna

La Tierra está cubierta por más de 73% de agua. Los océanos son el hogar de infinidad de seres vivos, muchos aún desconocidos.

El pasado 7 de enero la cadena japonesa NHK y la estadounidense Discovery Channel grabaron, por primera vez en las profundidades marinas, al calamar gigante (Architeuthis), uno de los animales más misteriosos del mundo.

Las incógnitas que rodean a este animal se deben a que vive en el fondo marino, donde la noche es eterna, ya que a partir de los 200 metros de profundidad no existe ninguna luz que no sea la de los organismos que poseen órganos fotóforos. Luces que para el ser humano son casi imposibles de percibir, como se pudo ver en el caso de la grabación del calamar gigante, en la que fue necesario un submarino tripulado con tres personas, descender a 630 m y realizar más de 90 inmersiones antes de lograrlo.

Muchas son las leyendas que rodean al mundo animal, pero es en el mar donde se encuentran centradas la mayoría de ellas. Un mito caído fue el caso del Regalecus glesnes, un pez serpentiforme que puede llegar a medir 15 m. “Este animal suscitó la creencia de que existían serpientes marinas gigantescas de más de 50 m, capaces, al igual que los calamares gigantes, de hundir barcos y devorar marinos, relató el presidente de la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas, Luis Laria. Solo las necropsias de los ejemplares varados lograron desvelar que, en realidad, estos animales se alimentan básicamente de pequeños peces, crustáceos y plancton.

Otras especies consideradas “raras” son los ceratos abisales (Haplophryne sp.), que conforman una familia de 160 especies conocidas. Se trata de un pez que vive entre los mil y 4 mil metros de profundidad, por lo que han desarrollado órganos y comportamientos que le ayudan a vivir en la noche continua. Poseen un señuelo con millones de bacterias luminiscentes que el animal apaga y enciende a modo de caña de pescar.

El pez víbora (Chauliodus macouni) se puede localizar a partir de los 4 mil 390 metros. Posee unos dientes tan prominentes que ni siquiera caben en su boca, característica que, más que ayudarle, le perjudica porque si calcula mal el tamaño de su presa y caza un animal demasiado grande, no puede ni zafarse de él ni comérselo, por lo que se ve condenado a morir junto a su presa.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Jul 2018

Primer premio

9 0 3 3

DADB

Serie: 12 Folio: 12

2o premio

8375

3er premio

8150

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código