Arte

Arrieras van a Nueva York

‘Coexistencia’, el videoarte de la artista residente en Panamá, Donna Conlon, cumple 15 años entrando triunfal a la colección permanente del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Temas:

CORTESÍA CORTESÍA
CORTESÍA

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (MET), tiene por nuevas inquilinas a arrieras panameñas en un desfile filmado por un tramo de un bosque tropical. En la marcha, las diminutas trabajadoras cargan 191 banderas aludiendo a un mensaje pacificador entre las naciones.

Todas ellas están contenidas en un videoarte llamado Coexistencia ( Coexistence), conceptualizado por la científica y artista experimental Donna Conlon, en 2003.

Este año, el videoarte cumple 15 años, siendo uno de los primeros con que Conlon bautizó y consolidó su carrera como artista, después de haber conciliado sus conocimientos en biología obtenidos en la Universidad de Kansas, Estados Unidos, en una sola dirección, con una maestría de arte en Rinehart School of Sculpture en Maryland Institute College of Art, en Baltimore.

 

La semana pasada la obra en video fue comprada por el MET, escogida por el ojo experto de la curadora española Iria Candela, quien ejerce una función que ha recibido el nombre de Estrellita Brodsky, la más alta especialización de curaduría en arte latinoamericano entre los museos más importantes del mundo.

Conlon recuerda que la grabación la desarrolló a propósito de la invasión de Estados Unidos a Iraq en 2003. “Fue una reacción”, confiesa.

 

Arrieras van a Nueva York Expandir Imagen
Arrieras van a Nueva York

 

Después de finalizada la edición de Coexistencia, la estrenó en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) de Costa Rica para competir en el Primer Concurso Centroamericano de Artistas Emergentes en 2003.

En 2005, sus arrieras viajaron en la composición visual a Venecia, se instalaron en el pabellón Ítalo-Latinoamericano de la Bienal de la ciudad de los canales. También fueron después a Australia y Nueva Zelanda.

A pesar de que su autora considera el videoarte de Coexistencia casi un ensayo comparado con las producciones siguientes a las cuales se añaden las colaborativas con su colega Jonathan Harker, reconoce que es su obra “más expuesta”.

Cierta ocasión, quejándose de la popularidad que tenía Coexistencia sobre el resto de sus piezas de imágenes en movimiento, la curadora guatemalteca Rosina Cazali le hizo ver “que tenía que aceptar que este video tiene vida propia”.

LA NATURALEZA, ALIADA DEL ARTE

Donna Conlon habla de la construcción y las técnicas que utilizó para convencer a una tropa de arrieras en cargar como alimento las 191 banderas de las Naciones Unidas para su videoarte Coexistencia, hace 15 años.

Había estallado el conflicto armado entre Estados Unidos e Iraq cuando se le ocurrió hacer una representación ayudada con el trabajo organizado de las pequeñas caminantes.

Dice que no lo hizo sola, se rodeó de amigos científicos para dar con la fórmula que coaccionara a los insectos para trabajar en su arte.

Lo primero que concluyeron fue usar papel azucarado. Remojó en almíbar el papel -que suplantarían los recortes de hojas verdes- que usualmente llevaban las camineras sobres sus lomos hasta sus refugios subterráneos.

Tras dejar secar el papel empapado de agua azucarada, “lo pinté con acrílico con la idea de que no dejaría olores desagradables a las hormigas”, describe la autora.

Una segunda estrategia fue ir dejando las hojas artificiales (banderas) a los bordes de sus senderos para que las hormigas las descubrieran.

Por su estudio de la naturaleza, Conlon sabía que si las arrieras encuentran material ajeno bloqueando sus senderos, lo retiran para seguir manteniendo la vía limpia. “Pero si descubren algo, que perciben como recurso a los lados, probablemente deciden llevarlo a casa”. Lo cual resultó fantástico para la consecución del experimento artístico.

Arrieras van a Nueva York Expandir Imagen
Arrieras van a Nueva York

La tercera clave fue imitar el peso de las hojas verdes con el de las minúsculas banderas.

“Sustraje unas cuantas hojas de las hormigas trabajadoras, las llevé a casa y las usé como patrones para hacer mis hojas artificiales”, cuenta Conlon todavía divertida de su invención. Llegó a pensar como hormiga, bromea. “Al final, me puse en la mentalidad de hormiga, incorporando la información que había aprendido copiando sus hojas”.

En los senderos intercaló entre las banderas de países, otras banderas cuyo signo se asociaban con la paz. Toda la caminata de las arrieras -que suman 5 minutos con 26 segundos-, llevando estos símbolos, fue filmada en macro plano, y se añadía el sonido ambiental de los grillos y en ocasiones los trinos de aves, en un bosque sin intervención humana.

Los simbólicas banderas de Panamá, Bolivia, Italia, Oman, Arabia Saudí, East Timor y Suiza, -estas dos últimas tomadas en cuenta por la artista a propósito de su adición a la Organización de las Naciones Unidas en 2002- se veían en movimiento, cuando las arrieras las llevaban a sus campamentos bajo tierra sin reparo.

La intención de la marcha natural es definida por la curadora Iria Candela, quien reseñó la obra para su libro Contraposiciones: Arte Contemporáneo en Latinoamérica 1990-2010, como “un mensaje antibelicista que recuerda al espíritu de las Naciones Unidas”.

Años después, Candela sería la consejera del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (MET) para acoger a Coexistencia entre la colección de arte contemporáneo resguardadas en el sitio, frecuentado por 6 millones de visitantes al año.

Arrieras van a Nueva York Expandir Imagen
Arrieras van a Nueva York

EL FUTURO PROMETEDOR

Coexistiencia, disponible en www.donnaconlon.com, ha sido adquirida por MET para su colección permanente, sin embargo, aclara su autora, la obra aún no figura expuesta en sus salas.

Por lo general, las adquisiciones se guardan hasta encontrar el momento oportuno en el futuro para su demostración. “ Ojalá algún día forme parte de alguna exposición en el museo”, aspira la artista.

Conlon vendió al MET su edición sexta del videoarte, por lo que conserva sus versiones originales, que también tiene libertad, por derecho de autoría, de ofrecerlas a otros museos interesados o exponerlas en otros sitios.

“El MET tiene el derecho de decidir cuándo y cómo (guiados por una serie de sugerencias y restricciones que me pidieron definir) mostrar y/o prestar a otros museos la copia que compraron”, describe sobre la cláusula de su venta, cuyo costo mantiene en reserva.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

EQUIPO INGLÉS VALORADO EN $800 MILLONES Luis Ovalle: ‘Los millones no juegan’

‘Quiero jugar, me he preparado durante toda mi carrera para este momento’, dijo Ovalle.
LA PRENSA/Alexander Da Silva

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Jun 2018

Primer premio

7 0 1 9

DDCB

Serie: 3 Folio: 8

2o premio

2206

3er premio

7503

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código