Autoridad con toque femenino

Las agentes femeninas del tránsito están más de ocho horas diarias apostadas en diversos puntos del país, igual que sus compañeros masculinos.

Estar de pie por más de ocho horas y lidiar con el pesado tráfico vehicular y con colisiones no debe ser tarea fácil y menos para una dama.

Sin embargo, esa es la labor de cerca de 500 agentes de tránsito femeninas de la Policía Nacional.

Una de ellas es Carmen González, de 23 años, quien se desempeña en esta labor desde hace cuatro meses. Mientras describe su día a día en la avenida, no deja de mirar con detenimiento cada automóvil que pasa cerca. Siempre hay casos de personas que se enojan porque no quieren reconocer la falta que cometieron, cuenta. Además, en las calles, permanentemente, se está expuesto a la lluvia o al sol.

Es una profesión muy arriesgada, resume González, y por eso es que antes de iniciar el día se encomienda a Dios.

Otra joven que tiene poco tiempo de estar en las filas de la policía de tránsito es Deidis Reina. A sus 21 años, considera al igual que González que esta es una tarea peligrosa y “uno es mujer y la personas nos faltan mucho el respeto”, señala mientras acomoda su quepis.

En tanto, Maribeth González, de 28 años, cuenta que en su rol como agente de tránsito le ha tocado constantemente orientar a muchos peatones que están desorientados.

Por su parte, Lizbeth Marín dice que la disciplina de la policía y la estabilidad laboral son dos cosas que la condujeron a optar por esta labor.

Al referirse al uniforme, señala que “es demasiado caliente, pero uno se acostumbra”. Además, durante su formación, las preparan para “lo caliente, lo frío y para aguantar hambre”.

Llevar siempre el cabello recogido es otra de las directrices que deben seguir, dice Marín. Pero, al menos, sí pueden usar maquillaje, añade con una sonrisa y pasa su mano por la barbilla.

Cuenta una de sus anécdotas: en una ocasión le tocó llamarle la atención a un conductor del transporte público y este se dio a la fuga y a ella no le quedó de otra que pedir apoyo a sus compañeros, pero al final logró amonestarlo.

En ocasiones también se han encontrado con los clásicos casos de corrupción, personas “que quieren arreglar las cosas con coima”, pero no les ha ido muy bien, porque al final los han sancionado por la falta que habían cometido más el intento de sobornar a una autoridad, cuenta la mayor Joana Ureña.

“Vendemos la imagen de que somos más rectas y más duras. El hombre va más al consejo, la mujer no: ella va a la sanción”, asegura.

SACRIFICIOS

Como en otras profesiones, ser agente de la policía también tiene repercusión con la familia y es que en ocasiones los horarios requieren de un sacrificio.

Sus días libres “funcionan 48 por 48”, es decir, dos días libres cada 15 días, explica Deidis Reina. Recuerda que el 1 de enero de este año lo pasó laborando en el Estadio Rommel Fernández.

A pesar de que no está casada ni tiene hijos , no puede pasar el tiempo que desea con el resto de su familia.

Maribeth González, por su parte, tiene una hija, y como llega muy tarde y sale en la madrugada no tiene tiempo de compartir con ella.

Lizbeth Marín también está casada y tiene una hija, con la que comparte poco, solo en sus días libres. Y es que tanto su esposo como ella trabajan y no pueden tener a su hija todos los días.

Un caso similar es el de Carmen González, quien comparte con su hija cada cierto tiempo. Ha tenido que dejarla en el interior del país con sus familiares. “Es una de las cosas más difíciles, estar lejos de mi hija”.

Por otro lado, cada una de estas chicas tiene entre sus planes continuar sus estudios, ya sean secundarios o universitarios, pues ejercer como agente de la policía les permite seguir estudiando y aprovechar las becas y así optar por un mayor rango.

MÁS DATOS

Para ingresar a la Policía Nacional, las mujeres deben presentar una prueba psicológica, una prueba de conocimientos generales, no deben poseer tatuajes ni más de un arete.

La preparación es en el Centro de Capacitación Policial y tiene una duración de ocho meses.

A la fecha, la Policía Nacional cuenta con más de 15 mil policías, y, de estos, mil 846 son mujeres.

De las mil 846 mujeres en la Policía Nacional, unas 500 forman parte del grupo de tránsito vehicular.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código