Barreras al cuerpo y mente

De las oportunidades e integración que tengan las personas con discapacidad dependerá su desarrollo y participación social.

Con una discapacidad física, las personas tienen dificultades de movilización, porque la ciudad está llena de lugares inaccesibles, indica Yadira Martínez, quien utiliza una silla de ruedas desde hace cinco años tras sufrir un accidente automovilístico durante su jornada laboral que la dejó con una lesión medular.

Dice que los obstáculos son muchos. Es usual que las rampas y los estacionamientos no cumplan con las medidas establecidas en la Ley 42, hay obstáculos para subir a las rampas y las pocas aceras que existen están deterioradas, indica.

Adicionalmente, son muy pocos los establecimientos adecuados para personas con discapacidad, y los baños identificados para tal fin tampoco cumplen con las normas, denuncia.

Ingeniera civil de profesión, Martínez siempre debe salir acompañada, aunque trata “de ser lo más independiente posible”, hecho que constata su esposo, Carlos Jované, quien la describe como “fuerte y luchadora”.

Su día a día

Siendo muy activa, dice Martínez que el accidente representó “un cambio brusco” en su vida, y que “las barreras mentales han sido más dañinas que las arquitectónicas”.

Comenta que en el campo laboral de manera frecuente se piensa que “a la persona con discapacidad hay que tenerla en una esquina o apartarla”.

Según dice, “ocurren cosas horribles dentro de las instituciones. En mi caso me quitaron mi puesto y mis funciones, y me ubicaron en un área no adecuada”.

Observa además que el Instituto de Medicina Física, donde realiza cada día durante dos horas las terapias que la levantaron de un estado cuadrapléjico, no cuenta con capacidad para atender al número creciente de la población discapacitada.

Martínez, además, es secretaria de discapacidad, una nueva instancia creada por la Federación Nacional de Servidores Públicos.

Acciones

Por su parte, Ramón Alemán, director de la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis), dice que este año la institución que representa firmó un acuerdo con el Cuerpo de Bomberos para que además de vigilar la seguridad en los planos de los proyectos por construirse, constate que se cumpla con los requerimientos de accesibilidad.

Alemán comenta que en sitios como cines, restaurantes, aviones, universidades y hoteles, la accesibilidad es difícil. En el caso de los hoteles apuntó como ejemplo lo contradictorio que es ofrecer dos o tres habitaciones habilitadas para personas con discapacidad, cuando ese segmento representa el 25% de personas que viajan en todo el mundo.

Al respecto, la arquitecta Amarilis Samudio, de Senadis, encargada del tema de accesibilidad por barreras arquitectónicas, indica que los edificios que se proyectan como nuevos ya deben venir aprobados desde 2009 por el Municipio con un desplazamiento seguro para las personas con discapacidad.

Mientras que en los edificios viejos, las adecuaciones que se realicen serán “practicables (transitables), porque accesible es el edificio que es realmente cómodo no solo en el estacionamiento”.

En el caso de la inclusión educativa y laboral, Alemán indica que es un tema social amplio, un “proceso difícil y largo” pero esencial, pues para las personas con discapacidad, como para cualquier individuo, “serán las oportunidades las que les permitan potencializar sus habilidades” y para ello se requiere estar educado.

Proyectos

Alemán comenta que el próximo año con las autoridades de Andalucía, España, se desarrollará un proyecto de accesibilidad en el distrito de San Miguelito que consiste en adecuar cinco de las principales vías del área. A un costo de 800 mil dólares, se ampliarán calles y avenidas, se arreglarán aceras y se crearán vías de accesibilidad para personas con discapacidad.

También se lanzará una campaña para destacar a las empresas que ofrezcan total accesibilidad, agrega.

Señala en el tema del transporte, que el Metro Bus trajo algunas adecuaciones, y en un convenio con la empresa se proyecta hacer más: que los choferes indiquen el área donde se encuentran para que las personas ciegas puedan orientarse.

Además se instalarán pantallas informativas para las personas sordas, y una placa en sistema braille que indique la numeración que identifique al autobús para que las personas ciegas puedan elevar sus quejas.

- No utilizar los términos minusválido, impedido o discapacitado, es mejor referirse como una persona con discapacidad.

- A una persona con parálisis cerebral permítale decidir o expresar su opinión.

- Si acompaña a una persona que lleva muletas o bastón ajuste su paso al de ella.

- A una persona con discapacidad visual ofrézcale su brazo, no se agarre de él.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código