Educación

Cambios ante un nuevo escenario

Una escuela dedicada a la difusión cultural de Taiwán en Panamá ha reformulado sus rutinas debido al rompimiento de relaciones entre ambas naciones.

Temas:

En el patio central del plantel, dos estudiantes se acercan al monumento a Sun Yat Sen. En el patio central del plantel, dos estudiantes se acercan al monumento a Sun Yat Sen.

En el patio central del plantel, dos estudiantes se acercan al monumento a Sun Yat Sen. Foto por: Gabriel Rodríguez

Las clases de danza china eran dictadas por personal especializado proveniente de Taiwán. Las clases de danza china eran dictadas por personal especializado proveniente de Taiwán.

Las clases de danza china eran dictadas por personal especializado proveniente de Taiwán. Foto por: Gabriel Rodríguez

El Instituto Sun Yat Sen se prepara para festejar el 27 de agosto su 31 aniversario de fundación, sin embargo, muchas de las actividades que formaban parte de su programa se han alterado como consecuencia de la ruptura de relaciones diplomáticas entre Panamá y Taiwán, para establecerlas con la República Popular de China.

El cambio suscitado el pasado 13 de junio tomó por sorpresa a los directivos del plantel y a la comunidad china local gestora del proyecto educacional, también llamado Centro Cultural Chino Panameño, que por tres décadas había propulsado la profundización en la enseñanza de su cultura milenaria, tomando como base el Gobierno de Taiwán, reconocido entonces por Panamá.

El centro educativo privado, situado en áreas revertidas, recibió apoyo en sus inicios del Gobierno taiwanés y mantenía una estrecha alianza de colaboración que garantizaba el intercambio cultural.

No obstante, Fermín Tomás Chan, hijo de fundador del plantel y actual presidente del Centro Cultural Chino Panameño, defiende la autonomía de la escuela, su funcionamiento independiente con el apoyo de la comunidad, y ve con positivismo el seguimiento del proyecto, aunque con algunas variantes.

Uno de los primeros ajustes con la entrada en rigor de la suspensión de relaciones diplomáticas entre Panamá y Taiwán fue eliminar la entonación del himno taiwanés –en mandarín– durante el acto con que reciben los alumnos el inicio de cada semana.

Desde el 19 de junio se canta solo el Himno Nacional de Panamá, aclaró.

Se retiraron de los murales del plantel, además de la bandera de Taiwán, afiches y pancartas alusivas al país, y se ordenó la confección de un nuevo estandarte, en el que desaparecen la banderas de Panamá y Taiwán que lucían cruzadas en señal de la amistad entre ambas naciones, para amoldarse a la nueva situación.

“Para noviembre saldremos a los desfiles con el nuevo estandarte”, adelanta Chan.

En tanto, la insignia del uniforme también cambiará para dar paso al nuevo diseño, tal como aparece ahora en el estandarte. Esta será la única modificación del uniforme de los mil 670 alumnos matriculados entre parvulario, media y premedia que asisten al plantel, dotado de gimnasio y biblioteca.

INCERTIDUMBRE

A la escuela acuden maestros enviados desde Taiwán para la enseñanza del idioma mandarín. “Cada año nos envían hasta ocho maestros para enseñar su lengua natal”, detalla Chan, y añade que el contrato de cooperación se mantiene con la Universidad Wen Zao.

Los maestros son pasantes de enseñanza del mandarín como idioma extranjero y vienen a hacer sus prácticas con los alumnos, indica el directivo.

En tanto, uno de los programas en dificultades es el de mandar de viaje a alumnos sobresalientes de undécimo grado a Taiwán. El programa llamado “El viaje de mis sueños” tenía la intención de adentrar a los chicos por seis semanas en el ambiente cultural propio de Taiwán y afianzar el dominio del idioma mandarín. Se enviaron grupos de 30 hasta 80 alumnos por promoción, pero ahora se desconoce su continuidad.

Chan dice estar conscientes de lo prematuro que resulta para la administración educativa definir los programas, puesto que la instalación de la nueva embajada de la República Popular China aún continúa.

Reconoce que China también ha contribuido con donaciones al plantel en varias ocasiones y siempre hubo una relación de entendimiento.

“En nuestra escuela se fomenta el aspecto tradicional de China: las costumbres, los bailes, las comidas, y no tenemos injerencia en asuntos de corte político. En nuestro currículum no se instruye sobre posiciones políticas a nuestros alumnos”, manifiesta.

En esa misma línea, se descarta que puedan conceder becas en universidades de Taiwán a los tres primeros puestos de la promoción, como era usual.

El Instituto Sun Yat Sen cuenta además con clases especializadas en danzas chinas dictadas por maestras traídas de Taiwán. La continuidad de este programa entra en evaluación, pero Chan asegura que de no contar con apoyo estarían buscando alternativas para no mermar la misión original del colegio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código