Cáncer y maternidad

Tratar el cáncer puede afectar la función reproductiva, por lo que se recurre a técnicas para preservar la fertilidad.

LA PRENSA/David Mesa LA PRENSA/David Mesa
LA PRENSA/David Mesa

Los tumores malignos se pueden presentar muy tempranamente, incluso en la niñez, explica Miguel Ángel Cáceres, ginecólogo oncólogo y subdirector médico del complejo hospitalario de la Caja de Seguro Social (CSS).

También se dan casos en que la mujer padece algún tipo de cáncer sin haber sido madre, pues es una realidad creciente que por motivos profesionales se aplace la maternidad, indica Cáceres.

Por ser una enfermedad crónica-degenerativa, el cáncer –que hoy registra su día mundial– suele presentarse más comúnmente en personas mayores, explica Jorge Lasso de la Vega, ginecólogo oncólogo, exdirector del Instituto Oncológico Nacional (ION). La proporción de pacientes con más de 40 años es lo usual, asevera.

Pero se están registrando casos mucho antes de los 40 años. En niños y adolescentes, los tumores que se presentan son linfomas y leucemias. En la mujer, los casos más tratados son los cánceres de cuello uterino, “pero generalmente se presentan cuando la mujer ya tiene al menos uno o dos hijos, pues es usual que se dé en mayores de 30 años”.

Aclara en este sentido que hay más mujeres jóvenes con cáncer que antes, puesto que la población ha crecido, pero la proporción de casos respecto a la edad se mantiene.

Datos del ION registran que en 2010 se atendieron en esa institución 372 casos de mujeres entre 20 y 44 años por morbilidades oncológicas. Se trataron, además, 865 casos de mujeres entre 45 y 69 años, y 381 de 70 años o más.

buscar Un embarazo

Con respecto a las posibilidades de un embarazo tras un diagnóstico tratado, Lasso de la Vega comenta que dependiendo del tipo de cáncer, la etapa en que se presente y el control adecuado, usualmente no se dan complicaciones asociadas al embarazo.

Los ovarios son los órganos más sensibles, y con dosis relativamente bajas de radiación pueden perder su función. Además, la dosis total en la pelvis casi siempre afecta al útero e impide un embarazo, amplía.

En cuanto a este aspecto, Roberto Epifanio, ginecólogo especialista en reproducción y director del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Panamá, añade que todos los órganos de reproducción femenina suelen afectarse con la radiación, pero el útero parece ser el que más soporta los tratamientos sin afectar su capacidad de albergar el embarazo.

Y mientras en el caso de las mujeres los ovarios son los más afectados, en los hombres lo son los testículos, pues las células germinales que producen óvulos y espermatozoides, se dañan irreversiblemente.

Ya hay procedimientos que permiten la preservación de la fertilidad en personas diagnosticadas con cáncer. Esto se logra extrayendo sus células germinales antes de recibir quimioterapia o radioterapia. La técnica que se aplique dependerá de cada caso y edad del paciente. Conozca acerca de estos procedimientos pasando la página.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código