LA ÚLTIMA PALABRA

Combatiendo la inequidad

Temas:

Paradojas de nuestro desarrollo. En América Central, Panamá lidera el desarrollo: primero en el índice desarrollo humano y primero en el ingreso per cápita. Por encima de sociedades más organizadas, incluso modelo de valores democráticos, como nuestra vecina occidental Costa Rica.

La inequidad, por supuesto, campea, y también estamos en el estrellato, en la región y en el continente. No hablemos de la miseria en las comarcas y en bolsones urbanos que, en conjunto, completan un millón de personas.

El desafío de nuestro tiempo, que tiene como principal rival la corrupción, es disponer de las oportunidades, capacidades y posibilidades para afrontar ese flagelo. Con enfoques y objetivos directos, procesos y resultados. Más allá de las políticas oficiales, los ciudadanos deben ser proactivos para influir en el proceso que determina sus vidas.

El desarrollo humano trata de un enfoque más amplio que otros, como el de recursos humanos, el de necesidades básicas y el de bienestar humano.

En este espacio con forma de ese acostada, de 77 mil kilómetros cuadrados, somos el país de América Central con el más alto Índice de Desarrollo Humano (#60); la economía latinoamericana que más creció durante la última década, y que logró una reducción sustantiva de la pobreza y un aumento notable en el volumen de empleo (aunque persiste el subempleo, incluso en la esfera oficial); es la sociedad más abierta al mundo de nuestra región, en términos de inversión extranjera por habitante, del coeficiente de importaciones/exportaciones, o de las tasas de inmigración.

Sume la operación del Canal de Panamá–no los Fonseca Papers– y sus nuevas esclusas por las que pronto empezarán a transitar barcos gigantes, que mantendrán el liderazgo comercial de Panamá durante “el siglo del Pacífico”. Las oportunidades de esas nuevas esclusas son impensables, apostilla Carlos Ernesto González de la Lastra.

Dentro de ese Panamá pujante e insertado al mundo, hay el Panamá de los trabajadores informales y de los barrios populares que crecen alrededor de las ciudades, el Panamá de los campesinos, el de las comarcas indígenas, el Panamá de los afrodescendientes, el de los jóvenes fuera de la escuela y sin trabajo (“ninis”, ni trabajan ni estudian), el de los niños y niñas desnutridos.

Recuerde las imágenes de los buhoneros tratando de rescatar sus puestos en Calidonia. Economía ultrainformal y fea.

Distribución desigual de la riqueza y las oportunidades, inicua a todas vistas, los frutos del progreso no han llegado a todos, y falta todavía mucho trecho para llegar al Panamá que necesitamos y anhelamos. Contra la inequidad.

El trabajo mejora el desarrollo humano: proporciona ingresos y medios de vida, reduce la pobreza y permite un crecimiento equitativo. El desarrollo humano, al mejorar la salud, los conocimientos, las capacidades y la concienciación, aumenta el capital humano y amplía las oportunidades y las opciones con aspectos esenciales del desarrollo humano.

Entre 1990 y 2015, la pobreza económica en las regiones de países en desarrollo disminuyó en más de dos terceras partes. Positivo.

El número de personas en situación de pobreza extrema en todo el mundo se redujo de mil 900 a 836 millones.

La tasa de mortalidad infantil disminuyó más de la mitad, y la tasa de mortalidad de niños y niñas menores de cinco años cayó de 12.7 a 6 millones.

Más de 2 mil 600 millones de personas obtuvieron acceso a una mejora en el suministro de agua potable, y 2 mil 100 millones obtuvieron mejoras en las instalaciones sanitarias, pese a que la población mundial aumentó de 5 mil 300 a 7 mil 300 millones.

El norte de nuestra sociedad es atender, como prioridad, a ese millón de compatriotas a quienes no han llegado las aguas del progreso. La manera de llevarlo a cabo es con su proactiva participación, al tiempo que se castiga la impunidad de quienes saquean las arcas públicas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código