Conclusiones del meneo de la cola

La forma en que un perro menea la cola podría decir más cosas de él de lo que uno cree. Pregúnteselo a otro perro. Hace unos pocos años, los investigadores descubrieron una leve diferencia en cómo los perros menean la cola. Cuando un perro ve algo positivo, como a su dueño, suele menear la cola más hacia la derecha.

El meneo pasa a la izquierda cuando ve algo negativo, como un perro dominador que no le resulta familiar.

Ahora, los mismos investigadores italianos dijeron que otros perros notan la diferencia, que queda reflejada en su comportamiento e, incluso, su latido cardíaco.

Los especialistas indican que la diferencia en el meneo de la cola parece ser la forma en que los perros juzgan cómo reaccionarán otros perros con ellos.

“Es fascinante que los perros lo siguieran”, dijo Evan MacLean, director adjunto del Centro de Reconocimiento Canino de la Universidad de Duke. Para los humanos, agregó, “es algo difícil de ver”.

MacLean, que no participó en el estudio, publicó el artículo en la revista Current Biology.

El estudio muestra que los perros, al igual que los humanos, tienen un cerebro organizado de manera asimétrica en el cual la mitad derecha y la mitad izquierda cumplen funciones diferentes.

Giorgio Vallortigara, de la Universidad de Trento, en Italia, y autor del estudio, dijo que el perro no envía mensajes deliberadamente. En lugar de ello, el meneo de la cola responde a diferentes factores emocionales que activan partes diferentes del cerebro, indicó en un correo electrónico.

Más bien, señala el estudio, la parcialidad del movimiento de cola es el resultado automático de la activación de uno u otro hemisferio cerebral.

Para el experimento, Vallortigara y otros autores usaron videos de un perro o su silueta, meneando la cola mayormente hacia un lado u otro.

Mostraron los videos a 43 perros, entre ellos de razas rottweilers, beagles, boxers, collies y pastores alemanes, así como de razas mezcladas.

Cuando los perros veían a otro can moviendo la cola a la izquierda, su ritmo cardíaco aumentaba y parecían ansiosos. Cuando el movimiento de la cola era a la derecha, los perros observados permanecían relajados.

“La dirección de movimiento de la cola realmente importa, y de una manera que corresponde a la activación hemisférica en el cerebro”, señaló Giorgio Vallortigara, del Centro de Ciencias de la Mente y el Cerebro en la Universidad de Trento.

Alexandra Horowitz, que estudia la capacidad mental de los perros en la Universidad Barnard College de Nueva York, dijo que las diferencias del meneo no son de forma segura una señal primaria entre el perro y su dueño en la vida diaria, aunque podría desempeñar un cometido menor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código