obra

Corazones rebeldes

Elena Favilli y Francesca Cavallo reunieron historias de mujeres valientes en el libro ‘Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes’ (Planeta).

Temas:

Corazones rebeldes Corazones rebeldes
Corazones rebeldes

Había una vez dos escritoras italianas que deseaban recordarles a todos los habitantes de la Tierra, en especial a las niñas y a las jóvenes, que las mujeres también han dado grandes contribuciones al devenir de la humanidad.

Elena Favilli y Francesca Cavallo decidieron reunir en en el libro Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes (Planeta) la vida, los sacrificios, los retos y los logros de 100 mujeres de distintas partes del mundo que hicieron la diferencia en sus respectivos oficios y en sus variadas realidades.

Algunas de estas damas indispensables pertenecen al pasado y otras al presente. Unas han triunfado en el arte, los deportes o el derecho, y otras en la ciencia, la gastronomía o la educación.

Las hay reinas, emperatrices, faraonas, piratas, primatólogas, pilotos de fórmula 1, estrellas de rock y primeras ministros y otras han brillado como ciclistas, matemáticas, pintoras, astrofísica, navegantes, boxeadoras, educadoras, cantantes, exploradoras, bióloga marinas, directoras de cine...

Corazones rebeldes Expandir Imagen
Corazones rebeldes

En esta obra encontrarán, entre otras tantas, las victorias de Alicia Alonso, Amelia Earhart, Coco Chanel, Frida Kahlo, Joan Jett, María Callas, Marie Curie, Rosa Parks, Virginia Woolf...

MOTIVOS

¿La meta? “Demostrar que no hay límites para las mujeres”, explica Cavallo, quien junto a Favilli presentó Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes en la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México).

Favilli, quien ha colaborado en la revista Colors y en los periódicos Il Post y La Repubblica, deseaba celebrar el derecho de las mujeres a existir “y la importancia de que luchen por sus derechos. Las jóvenes deben estudiar y no esperar a que llegue un príncipe azul a rescatarlas”.

HISTORIAS DE MUJERES EXCEPCIONALES 

Al inicio Elena Favilli y Francesca Cavallo pensaban que Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes capturaría la atención de las niñas entre los 4 y los 8 años.

“Luego nos dimos cuenta de que está destinada para todas las mujeres de todas las edades”, anota Cavallo, quien estudió, a la par, tanto ciencias de la comunicación como arte dramático.

Lo primero que les vino a la mente fue el título de la obra y luego pensaron en candidatas sobre las cuales escribir.

Entonces comenzaron a hacer pruebas con diversas historias de mujeres. La dinámica era compartir los logros de las proponentes con los lectores de su revista digital para niños Tombuctú, para ver cómo reaccionaban, en especial, los padres de familia. Eso les sirvió de guía para la posterior curaduría. “Se fue creando una comunidad interesada en estas historias”, añade Cavallo.

FONDOS

En torno a tan positiva recepción fueron pensando cada vez más en serio en hacer este libro.

Como no habían fondos monetarios para arrancar, se les ocurrió hacer una recolección de fondos vía internet desde Kickstarter para llevar a cabo la primera edición.

Más de 20 mil personas, de 70 países, se convirtieron en los patrocinadores de esta publicación.

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes ha sido traducido a 35 idiomas y ha vendido más de un millón de ejemplares.

Las narradoras e investigadoras Elena Favilli y Francesca Cavallo. CORTESÍA Expandir Imagen
Las narradoras e investigadoras Elena Favilli y Francesca Cavallo. CORTESÍA Planeta

ILUSTRACIÓN

El libro está ilustrado por 60 mujeres artistas de diferentes partes del mundo.

“Hicimos la investigación desde internet para encontrar a las ilustradores que aparecerían. Estábamos buscando diversos estilos artísticos, de diversas nacionalidades y tratar de que hubiera una relación o una semejanza entre la ilustradora y lo que se contaba en la historia de estas mujeres excepcionales”, opina Favilli.

“Les permitimos a las ilustradoras que leyeran previamente las historias que les tocaría trabajar, para que ellas vieran las características de cada personaje. Las ilustraciones también brindan que el libro tenga un atractivo visual e internacional”, indica Favilli.

De esa manera había una mayor representación de lo que es la mujer en el planeta, destaca.

En una de las presentaciones que hicieron en Milán un niño, libro en mano, pide la palabra, y en medio de muchos otros chicos, “señala a viva voz: ‘mi mamá hizo esto’, comentando orgulloso que su mamá era una de las ilustradoras. Aquel fue un momento muy emotivo, porque muchas veces las mujeres que trabajan se sienten culpables porque al trabajar, de cierta forma, no están en casa tanto como ellas quisieran”, recuerda Cavallo.

PREJUICIOS

“En los medios de comunicación social, en el modelaje, en la publicidad, en el cine, en general en todas partes, las mujeres están presentadas siempre como altas, rubias y cada persona es como es y queríamos que las niñas encontraran algo que aprender de la vida de distintas mujeres”, destaca Cavallo, quien junto a Favilli fundó Timbuktu Labs, un laboratorio de innovación de medios de comunicación infantiles que en 2012 obtuvo el premio a la mejor empresa nueva en Italia.

Por eso, al final del libro, agrega Cavallo, hay un espacio para que las lectoras cuenten su propia historia y pongan un dibujo de ellas mismas.

“Con frecuencia hacen un retrato vago de lo que es ser mujer: la presentan de una manera estereotipada, la reducen a un cuerpo con medidas y hay que demostrar que hay diferentes tipos de mujeres”, resalta Favilli.

“Buscábamos mujeres que hubieran tenido todo tipo de intereses, profesiones y latitudes. La idea era hacer un libro incluyente y diverso. Las hay del pasado y también más contemporáneas para decirle a las jovencitas que hay mujeres extraordinarias a su alrededor”, anota Elena Favilli.

Hubo más de una sorpresa luego de realizar las indagaciones. “No importa la magnitud de lo hecho o el alcance de su genio”, plantea Cavallo, “en general, los logros de estas y otras mujeres se subestiman y no se celebran como debería. A veces ni siquiera aparecen en los libros de historia, por lo que no son cosas que aprendemos en las escuelas. Nosotros nos sentimos enojadas por esta situación y el libro desea acercar sus logros con los lectores”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código