Cronología antibiótica

La creación de los antibióticos trajo una revolución sanitaria. Hoy, las bacterias son más resistentes, por lo que el hombre busca nuevas medidas para combatirlas.

Los antibióticos son, hoy por hoy, aliados del ser humano para combatir la furia de las infecciones bacterianas.

De hecho, la humanidad no sería la misma sin los antibióticos, apunta el doctor Xavier Sáez-Llorens, jefe de Infectología del Hospital del Niño.

Antes del desarrollo de la penicilina como primer antibiótico en septiembre de 1928, las causas predominantes de mortalidad eran las enfermedades infecciosas.

Eso significaba muchas muertes tempranas en la vida, con una consecuente expectativa por debajo de los 50 años, explica el doctor Silvio Vega, especialista en microbiología y presidente del capítulo de Panamá de la Alianza para el Uso Prudente de los Antibióticos.

En la Primera Guerra Mundial (1914-1918), cerca de la mitad de los soldados murieron a causa de heridas infectadas por microorganismos, mientras que en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) la cifra de fallecimientos disminuyó considerablemente debido a que en ese momento ya se había progresado en las técnicas para tratar problemas hemorrágicos y la septicemia, al contar con la penicilina.

Hoy son las enfermedades crónicas las que ocasionan el mayor número de fatalidades, en particular en los países moderadamente o bien desarrollados, indica el doctor Sáez-Llorens.

Así, con el advenimiento de los antibióticos, las esperanzas humanas fueron tan grandes que para las décadas de 1950 y 1960 algunos investigadores llegaron a proclamar “el fin de las enfermedades infecciosas”, algo muy lejos de lo que sucede en la actualidad, dice Vega.

PASO A PASO

La producción de antibióticos, lejos de ser un asunto sencillo, requiere la inversión de mucho dinero y tiempo.

Entre 10 a 15 años puede tomar el procedimiento, abarcando desde la identificación de la molécula antibacteriana hasta la aprobación y comercialización del producto, afirma Sáez-Llorens.

“Actualmente, las empresas manufactureras gastan millones de dólares en la investigación y desarrollo de un antibiótico prometedor. El costo promedio de producción de un antibiótico hasta su comercialización es de mil 200 millones de dólares como promedio”.

Con ese tiempo y con esa inversión se da pie al proceso de elaboración.

Las etapas iniciales de la producción de un antibiótico –indica el doctor Vega– se basan en la búsqueda de sustancias naturales en microorganismos y plantas.

“Se trata de un proceso largo y complejo hacia la extracción y purificación de la misma, que conlleva a millonarios gastos hasta la obtención del potencial producto”, añade Vega.

Al principio, el compuesto debe mostrar actividad in vitro contra diversas bacterias en dosis que puedan ser administradas con facilidad, dice el doctor Sáez-Llorens.

Posteriormente –continúa–, la sustancia debe probarse in vivo en animales de experimentación, para demostrar seguridad y eficacia en modelos de infección causada por bacterias.

Finalmente, el antibiótico debe pasar por tres fases rigurosas de investigación clínica para analizar la seguridad y eficacia en seres humanos, agregan los especialistas.

En esta aprobación intervienen las agencias regulatorias de drogas y alimentos.

PRESENTE Y FUTURO

El doctor Sáez-Llorens cuenta que la producción de un antibiótico natural a partir de un microorganismo (forma tradicional) requiere el empleo de mucho tiempo y dinero en más de un experimento para poder efectuarla a gran escala. Ese compuesto debe ser, además, químicamente caracterizado, purificado y sometido a numerosos ensayos de investigación.

Hoy, “la biología molecular ha facilitado este proceso, permitiendo el desarrollo de múltiples candidatos antimicrobianos a corto plazo y con menor inversión proporcional”.

Incluso, en vista de que algunos microorganismos se han hecho resistentes a los antibióticos, a la fecha existe una intensa investigación para la búsqueda de nuevas fuentes de producción de antibióticos y otros medicamentos a partir de algas, plantas y seres vivos que forman parte de la gran biodiversidad de nuestro entorno ecológico, explica el doctor Sáez-Llorens.

Ante la inminente pérdida de la actividad de los antibióticos que actualmente se usan, algunos laboratorios de investigación han comprado las patentes de otros agentes que permiten desarrollar una nueva generación de antimicrobianos, como ha ocurrido con los bacteriófagos, unos virus que atacan bacterias y que habitan en las aguas, que son específicos contra determinadas especies de bacterias y tienen la ventaja de que no atacan las células humanas y las bacterias no hacen resistencia a ellos, explica el doctor Vega.

Los bacteriófagos –descubiertos por el doctor canadiense Félix D´Herelle antes de la existencia de los antibióticos– son usados para hacer pomadas que se utilizan con éxito en la curación de la erisipela, una infección bacteriana ocasionada por estreptococos.

Por otro lado, la investigación exhaustiva en vacunas para prevenir enfermedades infecciosas, es una de las principales herramientas tecnológicas para contrarrestar la resistencia bacteriana, subraya el doctor Sáez-Llorens.

Sin embargo, el panorama a futuro no se ve del todo claro. Los organismos mundiales de salud están preocupados por la disminución progresiva de fármacos antimicrobianos que han surgido y por la gran cantidad de laboratorios que han dejado de producirlos, añade el doctor Vega. “Es por ello que se están considerando las subvenciones económicas, así como brindar facilidades a las industrias que permanezcan o se dediquen a esta labor”.

Pocas empresas farmacéuticas como Pfizer, Merck y AstraZeneca son las que han decidido continuar en la búsqueda de los nuevos antimicrobianos, enumera.

“El último antibiótico propiamente dicho que ha salido al mercado en los últimos 15 años ha sido el Linezolid, muy potente contra bacterias gram positivas; los otros que han surgido son modificaciones sintéticas de moléculas ya existentes”.

CONTRA LA RESISTENCIA

Vale la pena destacar que cualquier nuevo antibiótico, a los pocos años de su introducción, experimentará desarrollo de resistencia por parte de los microorganismos expuestos, advierte el infectólogo Sáez-Llorens.

“Por tanto, una actividad crucial por parte de médicos, veterinarios y público en general es usar los antibióticos de forma racional, evitando el abuso y el mal uso de los mismos”, agrega.

El médico Casey Chosewood, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Estados Unidos), resalta que no todas las infecciones pueden ser tratadas con antibióticos. “La mayoría de las infecciones respiratorias, incluyendo resfriados, dolor de garganta y malestar nasal, son causadas por virus. Los antibióticos no tratan infecciones virales, sino bacterianas”.

El especialista añade que el uso inadecuado de los antibióticos promueve la resistencia bacteriana. “Es importante que las personas que están considerando usar antibióticos hablen con sus proveedores de salud antes de empezar una terapia antibiótica sin haber sido recetada por un médico”.

La lucha contra la resistencia antibiótica puede ganar batallas. Como muestra de ello, el doctor Chosewood señala que las infecciones causadas por la peligrosa bacteria Staphylococcus aureus resistente a la meticilina están disminuyendo actualmente, según una investigación realizada en 2010.

“Una mayor conciencia del problema y los esfuerzos agresivos de prevención en los hospitales han sido, probablemente, los responsables de estas mejoras”.

Los trabajadores de la salud juegan un rol importante en la prevención de la resistencia antibiótica.

“Ellos no solo ayudan a prevenir la transmisión de infecciones nosocomiales y limitar la prescripción excesiva de antibióticos, sino que son los más capaces para educar a los pacientes en lo que se refiere a la prevención de infecciones, enseñándoles cuándo deben usar antibióticos”.

ALTA INVERSIÓN DE TIEMPO Y DINERO

10 - 15

Es el tiempo en años que suele demorar la producción de una nueva clase de antibiótico.

1,200

Millones de dólares es el promedio que se requiere como inversión para abarcar desde la producción de un antibiótico hasta su comercialización.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código