Cuerpo, máquina y estructura

El hombre como máquina, y su relación con la arquitectura y la tecnología son algunos temas de Carlos Estévez.

Un hombre máquina conversa con un pájaro máquina. Un títere en vertical colocado en paralelo a un tren que se mueve por debajo de una estructura arquitectónica. Hay un tren cuya locomotora es una cabeza humana. También está el contorsionista que se desliza por entre los edificios. Hay una locomotora que en vez de vagones arrastra edificios de arquitectura colonial.

“La Arquitectura es una metáfora del ser humano”, manifiesta Carlos Estévez (1969), artista plástico nacido en Cuba y residente en Estados Unidos. “El cuerpo, tal y como lo representaron los alquimista, es como una casa simbólica”. Con esta idea ha preparado la muestra “Intersticios” que se presenta desde hoy, 18 de julio, en la Galería Allegro.

“En esta edificación (la casa simbólica) habita nuestro universo personal, el cual va creciendo con la experiencia y al cual nadie, ni siquiera nosotros mismos, tenemos acceso. Es un territorio privado donde habitan los pensamientos, las emociones y los sueños”, expresa el creador de estas obras en las que prima el ser humano y sus grandes obras, como las máquinas y la arquitectura.

La tecnología como fruto del ingenio se evidencia en el dibujo del artista cubano, quien razona que “la máquina es una invención humana y, por consecuencia, una derivación de la naturaleza (...) Es como una especie de arqueología del alma, ellas contienen nuestras necesidades que luego se convierten en ideas, y finalmente en proyectos materializados en el mundo que nos rodea”.

Los títeres en su obra “representan la manipulación pero también la conexión del hombre con el universo y su supeditación al mismo”. Para Estévez, “el mundo es un teatro donde nacemos sin previo aviso y en donde tenemos que desarrollar nuestro guión personal en el gran drama de la existencia”.

En su pintura, la mirada del espectador se puede concentrar en el funcionamiento, en el mecanismo, en el cómo se echa a andar una máquina. Todo sin perder el balance y la estética de un dibujo preciso.

En “Mystic Navigation” una mujer “navega” movida por remos conectados a un sistema que va desde sus senos hasta sus pies. Su cabeza funciona por una manivela que ella misma se encarga de girar. “Los títulos son una parte muy importante de la estructura de la obra (...) el título ayuda mucho a delimitar ese territorio y a orientar al espectador dentro de mi tema y lenguaje”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código