Curas derivadas de insectos

Abejas mieleras, larvas de moscas y escarabajos suelen ser portadores de proteínas que combaten enfermedades.

El uso de los insectos como fuente medicinal se remonta a épocas antiguas, cuando los pueblos originarios carecían de tecnologías para extraer de la fauna sustancias que pudieran aliviar dolencias y hasta eliminarlas.

Según Daniel Emmen, entomólogo y coordinador del laboratorio de estudios biológicos de plagas de la Universidad de Panamá, se le conoce como etnoentomología a la rama de la etnobiología que estudia el uso que le dan las culturas a los insectos.

¿Cómo pueden sanar estos organismos? Así como las plantas tienen elementos medicinales, “los insectos van extrayendo de las plantas componentes químicos y lo almacenan estratégicamente en el cuerpo como en las partes grasas o en glándulas especiales”, detalla.

para DOLORES DE ARTRITIS

Una serie de aguijonazos de una abeja mielera (Apis mellifera) puede aliviar el dolor de las artritis, señala la entomóloga Dora Isabel Quirós.

El dolor de la picada puede superar en un primera instancia la molestia de la artritis. Sin embargo, el dolor artrítico desaparecerá de acuerdo con la intensidad de la enfermedad.

Daniel Emmen explica que este tratamiento se aplica a personas que después de padecer por años de artritis comienzan a ser tolerantes a los analgésicos y sienten que los medicamentos no son efectivos.

“La toxina que está en la glándula del veneno que la abeja usa para su defensa es una proteína llamada Melitina, que tiene una acción antiinflamatoria y analgésica”, describe el especialista.

Una acción similar puede tener la picadura de una hormiga (Pseudomyrmex), caracterizada por su cuerpo alargado de color rojo, cuyo hábitat es el árbol conocido como Diablo, oriundo del Amazonas.

“Se ha comprobado que la picadura de esta hormiga también puede aliviar los dolores en articulaciones como la artritis”, dice Quirós. Su efecto radica en la proteína llamada Alantoína, que es un componente del veneno que segrega la hormiga al picar.

“La picada de un grupo de estas hormigas, que se caracterizan por ser agresivas al defender su territorio, suele doler, pero al rato se produce un alivio de la inflamación y del dolor en la rodilla”, argumenta.

“Hay laboratorios en China, India y Australia; y en América, en México y Brasil, en que se le extrae a la hormiga la proteína y luego se le inyecta al paciente”, especifica Quirós.

HERIDAS GANGRENADAS

Otro remedio que puede parecer repugnante es el uso de las larvas de la mosca azul (Calliphora) para curar heridas. De acuerdo con Quirós, las larvas producen en su saliva sustancias bactericidas con las que ellas mismas se protegen de la materia descompuesta en donde habitan.

Por ejemplo, si las larvas de moscas son colocadas en una herida gangrenada, estas van comiéndose todo el tejido muerto y dejan sobre la herida la saliva que es como un antibiótico.

Después de un determinado tiempo, se va formando un tejido rosado, lo cual significa que la herida está sanando. La larva abandona la herida una vez se convierte en mosca. Según Emmen, estas técnicas son empleadas en personas que padecen de disipela.

VERRUGAS

Los escarabajos (Meloides) también ofrecen una cuota para el cuidado de la piel.

Para eliminar verrugas, por ejemplo, es suficiente una secreción que expulsa este escarabajo por el ano, que contiene una proteína llamada Cantaridina. Con esta proteína se produce sobre la verruga una especie de quemadura que hará brotar una vejiga y posteriormente su sanación, pues la verruga cede y desaparece.

APOYO EN LA AGRICULTURA

Por otro lado, el entomólogo Bruno Zachrisson, del Instituto de Investigación Agropecuaria en Panamá, ha empleado dos insectos para ayudar en el cuidado de las plantaciones agrícolas. La avispa Telenomus podisi la utiliza en siembras de arroz para controlar plagas de chinches, los cuales suelen perforar el grano permitiendo así la entrada de organismos fitopatógenos o enfermedades.

El especialista explica que la función de la avispa Telenomus podisi es comerse los embriones o huevos de los chinches antes que estos se desarrollen e invadan al grano de arroz. Este insecto funciona como un control biológico de las plagas, lo que evita que se utilicen insecticidas que podrían quedar en el producto.

Otros del grupo de los artrópodos son los microscópicos Collembola, los cuales Zachrisson usa para determinar la calidad del suelo. “En el suelo de una plantación de banano, la desaparición de Collembolas puede determinar si el sitio está contaminado con cobre”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

MONITOREO Alerta verde se extiende por 24 horas

Donderis pidió a la población prestar atención a los comunicados oficiales y seguir las recomendaciones a fin de no poner en riesgo sus vidas.
Tomada de @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código