FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

Dormir bien cuida al corazón

Hay una relación entre la apnea obstructiva del sueño, la obesidad y el riesgo vascular, expuso el conferencista en una reciente jornada médica.
ESTUDIO. Quienes no duermen tanto, pero que llevan una actitud favorable, tienen menos inflamación cardíaca. Fotolia ESTUDIO. Quienes no duermen tanto, pero que llevan una actitud favorable, tienen menos inflamación cardíaca. Fotolia
ESTUDIO. Quienes no duermen tanto, pero que llevan una actitud favorable, tienen menos inflamación cardíaca. Fotolia

Cada mañana Rodrigo siente que los párpados le pesan más y más. Aunque ha procurado acostarse más temprano, la invasión de bostezos no lo deja concentrarse.

Rodrigo, quien al dormir ronca, podría estar padeciendo apnea obstructiva del sueño –un trastorno en el que el individuo hace una o varias pausas al respirar o atraviesa respiraciones superficiales mientras duerme–, y no saberlo.

Dicha condición está asociada a la obesidad y al riesgo vascular, el cual es la primordial causa de mortalidad en los países desarrollados y que se convertirá en la primera causa de mortalidad en la región para 2020.

Así lo afirmó el cardiólogo y electrofisiólogo Carlos Morillo, profesor de la Universidad de McMaster, Canadá, la semana pasada en una jornada sobre la evidencia científica en relación con enfermedades cardiovasculares.

“Aunque mucha gente no se da cuenta de que padece apnea del sueño, ello es sencillo de identificar: es gente que ronca mucho en la noche y, al día siguiente, tiene dificultades manteniéndose despierta. Por lo general, aunque no siempre, se asocia con obesidad. Sabemos que la obesidad y la apnea del sueño están interrelacionadas con inflamación [cardíaca], y que además aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular, de infartos, de muerte súbita y de arritmias, como la fibrilación auricular, que a su vez aumentará el riesgo cerebrovascular por un trombo”, indica.

Sobre el vínculo entre la cantidad de horas de sueño y la salud, el especialista destaca: “No solo se trata de la duración, sino de la calidad del sueño; no necesariamente hay que dormir ocho horas al día”.

Afirma que hoy en día hay suficiente información para decir que la apnea del sueño es un detonante del riesgo vascular. “Lo que aún no sabemos es si tratar la apnea del sueño reduce el riesgo cardiovascular. Estamos en eso”.

Con respecto a América Latina, el especialista dice que “estamos empezando a tener más casos de hipertensión arterial, obesidad y enfermedad vascular que los países desarrollados (...) Sabemos que en Latinoamérica hay mucha más hipertensión arterial que no está bien controlada en comparación con otros países”.

¿Señales de alerta de estos males? El problema primordial, destaca Morillo, es que muchas de estas son enfermedades silenciosas; no presentan síntomas que sean aparentes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código