Douglas, peleador callejero

El director, productor y actor Norman Douglas hace un repaso por la existencia del grupo Tablas, y a la vez, habla sobre la escena nacional del presente.

El primer trabajo del grupo teatral Tablas fue La agonía del difunto, del colombiano Esteban Navajas Cortez, premio Casa de las Américas en 1980. La montó en el Paraninfo de la Universidad de Panamá.

Desde entonces, ha sido responsable de 87 títulos teatrales, “con reposiciones de algunos de ellos, los que nos ha llevado al montaje número 100 (...) Para saber si alguien había logrado esto, escribí a directores de mi generación en Centro América y que aún están vigentes en el teatro, y nadie recuerda que un director o grupo como tal ha llegado a tal número”.

Pone como ejemplo Ojitos de ángel, a partir de un libro del escritor panameño Ramón Fonseca Mora, que han repuesto en cinco ocasiones, “una obra que ha batido récord de asistencia con más de 18 mil estudiantes que la han visto con elencos diferentes”.

También cita el caso de Gamboa Road Gang, basada en una novela del istmeño Joaquín Beleño, con tres reposiciones, y Contigo pan y cebolla, del dramaturgo cubano Héctor Quintero Viera, en cuatro ocasiones.

Norman Douglas hace un recorrido por el pasado y presente no solo de Tablas sino del teatro en Panamá.

¿Cuáles de sus proyectos teatrales le llegan más?

Son muchos los proyectos que me han satisfecho. Por ejemplo, la emancipación de la mujer como género quizás ha sido el tema más frecuente en mis obras, desde la trilogía de García Lorca La casa de Bernarda Alba, Yerma y Bodas de sangre; las obras de Darío Fo Todas tenemos la misma historia y Tengamos el sexo en paz y he pasado por Casa de muñecas de Ibsen. Otro de los proyectos significativos ha sido la adaptación y montaje de obras nacionales. Primero para dar a conocer nuestros autores y segundo por ser lectura obligada en los colegios.

¿Cómo llegó a sus manos el libreto de ´Antes que lloren en mi casa... que lloren en la tuya´?

Soy una persona que trata de informarse a través de periódicos digitales internacionales y páginas especializadas en arte y fundamentalmente en teatro. Cuando leo el tema de una obra que pueda interesarme, pido a mis contactos y amigos en el exterior que me consigan el texto y lo mismo sucede con ensayos, novelas, etc. De esa manera llegó a mis manos Comida para peces, obra que plantea el canibalismo, la falta de dignidad, el arribismo y las canalladas que ciertos trabajadores en empresas u entidades gubernamentales hacen por escalar a puestos superiores y eso es el pan de cada día en nuestro mundo laboral.

¿A qué se debe que la temporada de ´Antes que lloren en mi casa... que lloren en la tuya´ sea de solo dos días?

Como soy de los que cree en la importancia del teatro de ideas, y como siempre comienzo mis obras sin un centavo, colocar 1000 boletos es una tarea titánica. Yo solo dirijo, actúo, vendo, pego afiches y pido algún patrocinio, etc. Prefiero concentrar los esfuerzos en pocos días.

¿Cómo anda el tema de la dignidad y el juega vivo en Panamá?

Eso lo ve usted hasta en las filas de los establecimientos, siempre hay alguien que se quiere colar y en la vida diaria es parte de la idiosincrasia. En teatro a mí me han hecho muchas cosas, desde quitarme el patrocinio de una obra, hasta arrancarme los afiches y boicotearme levantando calumnia a mis cursos. Lo que no saben es que soy un peleador callejero, y lo que no me mata, me fortalece.

COMPLICADO

¿Qué representa el teatro para usted?

Yo no puedo dejar de hacer teatro porque es mi razón de ser. Es una profesión de fe. Creo en él como los creyentes creen en Dios. Dejaré de hacerlo solo muerto.

¿Es más complicado o más sencillo hacer teatro en Panamá hoy que hace 30 años?

Para mí es más complicado hacer teatro hoy en día. Hay una tendencia en el público por el teatro chabacano y el musical, en detrimento del teatro alternativo. Cuando comenzamos teníamos un público más sano y los medios de comunicación nos daban más cobertura. Para lograr que te publiquen tus trabajos hay que tener buenos contactos. A mí me es difícil aprovechar estas circunstancias. Por eso es que muchos piensan que hace mucho que no monto obras, pero nunca he dejado de poner en escena de dos a tres montajes por año.

¿Ve con alguna frecuencia los montajes de otros directores nacionales?

Así como escojo mis lecturas, mis películas y mis amigos, con el mismo juicio decido si voy o no al teatro y lamentablemente le puedo decir que no asisto. Esto me ha traído muchos resentimientos, pero igual yo no pido que vean mis trabajos, el que quiera verlos puede hacerlo y el que no, pues no pasa nada. Dime lo que vez y te diré quién eres, parodiando la famosa frase.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código