innovación

Emprendimientos, clave para el desarrollo

Los emprendedores son fundamentales para la innovación disruptiva, enfocada a nuevos segmentos de mercado.

Temas:

Una ‘startup’ no es una versión pequeña de una empresa grande. La transferencia tecnológica es importante para innovar. Una ‘startup’ no es una versión pequeña de una empresa grande. La transferencia tecnológica es importante para innovar.
Una ‘startup’ no es una versión pequeña de una empresa grande. La transferencia tecnológica es importante para innovar.

Una economía basada en el conocimiento impulsa el desarrollo en los países. Para llegar a ese nivel, se requiere el capital humano suficiente y adecuado, infraestructura, innovación tecnológica y la habilidad de subir en la cadena de valor.

Pero no se requiere reinventar la rueda, sino una innovación disruptiva, enfocada a nuevos segmentos de mercado. En este contexto, los emprendedores son fundamentales.

Esteban Magendzo, máster en innovación y especialista sénior de la División de Ciencia, Tecnología e Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, apunta que a las empresas ya establecidas les cuesta mucho disrumpir su modelo de negocio para hacer algo completamente nuevo, debido a muchos factores. En cambio, los emprendedores son capaces de hacer esto mejor. Menciona como ejemplo empresas como Amazon y Google.

“El emprendimiento genera un crecimiento económico importante”, señala.

Curiosamente, las empresas innovadoras nacen sin conocer a su cliente ni a su producto. El emprendedor tiene una visión de hacia dónde quiere ir, pero no es clara. Si lo conociera, sería una copia de otra empresa ya existente.

Las empresas innovadoras parten para descubrir, no para ejecutar. Y por eso son caóticas. Disfuncionales. Tienen fracasos, deben hacer pruebas, prototipos, están siempre preocupadas por la plata, incluso, despiden al dueño a veces, como pasó alguna vez en Apple. No es posible medir una compañía innovadora como se mide una ya establecida.

Para explicar el proceso de transición que experimentan las empresas innovadoras, el especialista lo compara con una línea recta. Pero estas empresas innovadoras que aún no han encontrado su modelo de negocio, forman más bien una maraña de fideos o tallarines, y en cada etapa hay que convencer a alguien de algo, para obtener financiamiento, etc.

“Tener un ‘ecosistema’, una estructura adecuada ayuda al emprendedor que está inmerso en la incertidumbre, a ‘transitar el tallarín’ y pasar esa estapa”, sostiene el experto.

Una vez que superan el caos y entienden su modelo de negocio, las empresas innovadoras escalan rápidamente, porque no tienen competencia como otros negocios, como un restaurante o lavandería.

DESAFÍOS

Magendzo dictó esta semana la conferencia “Emprendimiento innovador con una mirada regional”, tras la presentación del estudio GEM (Global Entrepreneurship Monitor) que realizan la Ciudad del Saber y el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) desde 2009. El estudio mide distintos parámetros del emprendimiento en el país.

“Si vemos el GEM en Panamá, hay un mercado bastante bueno que apoya a los emprendedores, pero también hay obstáculos que tienen que ver con educación y formación (28%), falta de apoyo financiero (22%) y políticas gubernamentales (16%)”.

Sostiene que al “pasar el tallarín” se abre el tema financiero y otras oportunidades. Pero esa capacidad está en función de aprender cosas nuevas y saber gestionarlas. “Una startup no es una versión chica de una empresa grande”.

Añade el experto que el tema de investigación y desarrollo aún es débil en la región y que la transferencia tecnológica es fundamental para la innovación.

Los costos medios para hacer una innovación tecnológica –como puede ser un nuevo medicamento contra el cáncer, por ejemplo– son más altos inicialmente que el costo marginal, porque requieren pruebas, estudios, protección de la idea, etc.

Se debe tener un mercado para venderla. Pero los países en Latinoamérica tienen un problema de escala “gigantesco”. Una escala chica significa que a lo mejor no se está pensando de manera global, sino local, plantea el experto.

En el caso de Centroamérica, Magendzo señala que convendría que los países trabajen juntos por el tema de escala y para buscar nichos o espacios de mayor tamaño y diversidad. Claro que esto supone desafíos en temas políticos, etc. “El idioma común, la proximidad geográfica, la afinidad cultural, los valores e historia en común, todo eso hace que sea una oportunidad”.

Para impulsar la innovación se requiere hacer hincapié en la formación en emprendimiento tecnológico, y un acercamiento entre universidades y empresas. “Facilitar networks o redes de contacto entre científicos, inversionistas, emprendedores, es tan importante como tener el dinero para emprender. Mientras más interacciones haya, más denso y nutrido será el ecosistema”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código