‘Escuchar’ el silencio

Este miércoles, de 2:15 p.m. a 2:16 p.m., la Fundación Oír es Vivir invita a hacer un minuto de silencio por el Día Internacional de Conciencia sobre el Ruido.

Temas:

‘Escuchar’ el silencio ‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio ‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio ‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio ‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio ‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio ‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio ‘Escuchar’ el silencio

‘Escuchar’ el silencio

La Fundación Oír es Vivir propone que se haga silencio desde las 2:15 p.m. hasta las 2:16 p.m. el próximo 29 de abril, Día Internacional de Conciencia sobre el Ruido. La Fundación Oír es Vivir propone que se haga silencio desde las 2:15 p.m. hasta las 2:16 p.m. el próximo 29 de abril, Día Internacional de Conciencia sobre el Ruido.

La Fundación Oír es Vivir propone que se haga silencio desde las 2:15 p.m. hasta las 2:16 p.m. el próximo 29 de abril, Día Internacional de Conciencia sobre el Ruido.

El perjudicial y estridente ruido El perjudicial y estridente ruido

El perjudicial y estridente ruido

El perjudicial y estridente ruido El perjudicial y estridente ruido

El perjudicial y estridente ruido

El perjudicial y estridente ruido El perjudicial y estridente ruido

El perjudicial y estridente ruido

Este miércoles 29 de abril, cuando las manecillas del reloj apunten que son las 2:15 p.m., se espera que en 44 países, entre ellos Panamá, reine el silencio, al menos, durante 60 segundos.

Eso es lo que propone el Center for Heating and Communications de Estados Unidos, con motivo del Día Internacional de Conciencia sobre el Ruido.

Esta iniciativa, que internacionalmente se celebra desde hace 20 años, es organizada en Panamá por la Fundación Oír es Vivir en su cuarta versión, afirma su presidenta Giovanna Troncoso.

La idea de guardar un minuto de silencio tiene como propósito disminuir el ruido, y con esto, reducir sus efectos nocivos para la salud general y auditiva.

Por eso, Troncoso agrega que han organizado una campaña en redes sociales que invita a guardar silencio desde las 2:15 p.m. hasta las 2:16 p.m. del miércoles 29, posteando en Facebook, Twitter o Instagram una foto con el gesto de hacer silencio (el dedo índice sobre los labios) con las etiquetas #Solo1Minuto y @fundacionoiresvivir, y a nominar a tres personas para hacer lo mismo, de manera que más personas se sumen a la iniciativa.

“Invitamos a que todos guardemos este 29 de abril solo un minuto de silencio para hacer visible que es necesario que bajemos el ruido que generamos. Este minuto de silencio implica que en ese tiempo dejemos de hablar, no contestemos nuestros teléfonos, pongamos los celulares en silencio, no pitemos, apaguemos máquinas generadoras de ruido, inclusive que lleváramos los autos y las pantallas televisivas y redes radiales a un alto total sería lo ideal. Estas medidas ciertamente nos darían la posibilidad de ‘escuchar’ el silencio tan añorado a veces por todos”.

Un minuto parece poco tiempo, pero según Troncoso es un minuto necesario para la salud integral. “Por más poquito que parezca un minuto, cuando nos comprometemos a guardar todos a la vez ese minuto de silencio, nos sorprenderemos de lo maravilloso que es escuchar el silencio. Por contradictorio que suene esto, la realidad es que a veces necesitamos ese alto al ruido para escuchar el silencio”.

Se estima que en Panamá un 15% de la población padece algún tipo de pérdida auditiva, estima Troncoso, quien recalca que el miércoles 29 los miembros de la Fundación Oír es Vivir ofrecerán la jornada laboral para hacer tamizajes auditivos gratuitos a las personas que visiten sus instalaciones en la vía Fernández de Córdoba, en plaza Córdoba, arriba de la Autoridad del Consumidor y Defensa de la Competencia, en horario de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

El ruido no solo retumba en la salud auditiva, sino que también afecta otros sistemas.

El perjudicial y estridente ruido

Giovanna Troncoso, madre de un joven sordo y presidenta de la Fundación Oír es Vivir, sueña con que la Tierra sea un planeta menos ruidoso para preservar la salud de sus habitantes.

A su juicio, se necesitan esfuerzos encaminados a lograr un mundo más silencioso, “donde el ruido excesivo no represente un perjuicio no solo para la salud auditiva, sino para la salud en general, ya que las afecciones por ruido van mucho más allá del daño que estas le puedan causar directamente al órgano de la audición”.

Y es que el ruido excesivo puede causar estrés, irregularidad en el sueño, alteraciones del temperamento y otras afecciones, plantea.

LO AUDITIVO

El ruido es un sonido desagradable y uno de los principales contaminantes ambientales, explica la otorrinolaringóloga Stella Rowley, jefa del Departamento de Otorrinolaringología del Hospital del Niño y secretaria de la junta directiva de la Fundación Oír es Vivir.

“Por regla general, a la mayoría de las personas les desagradan los sonidos fuertes, agudos, estridentes, prolongados o que carecen de un patrón o periodicidad. Pero lo que puede ser desagradable para unos, puede ser agradable para otros, sobre todo en gustos musicales y forma de escuchar la música”.

Sin embargo, hay una relación entre el nivel de ruido y el tiempo de exposición continua sin protección auditiva, que se puede tolerar antes de que se produzca daño a la audición, advierte la especialista. El oído necesita de períodos libres de ruido para autorrepararse, señala la doctora Rowley.

“Los organismos que regulan esta materia han establecido que para sonidos mayores de 85 decibeles (como los que emite el tráfico vehicular), el tiempo de exposición máximo es de ocho horas; para sonidos mayores de 90 (maquinaria pesada) es de cuatro horas; para 100 decibeles (bebé llorando) es de 15 minutos; para 120 decibeles (un concierto de rock o el despegue de un avión) es de siete minutos. Un sonido mayor a 140 decibeles (explosión de dinamita) es la exposición máxima permitida con protección auditiva. Más allá de 160 decibeles (disparos) el daño auditivo es inmediato”.

IMPACTO GENERAL

El ruido es uno de los mayores factores de estrés a los que la humanidad está sometida, sobre todo en entornos urbanos, recalca.

“Cuando nos exponemos a situaciones desagradables o amenazantes ya sea físicas o psíquicas, nuestro organismo está programado para atacar o para huir. Esto dispara una serie de reacciones en el cuerpo que son positivas cuando la situación se resuelve en corto tiempo. Pero si el individuo dilata su decisión (de enfrentar o alejarse), esto provoca en el cerebro atrofia de las ramificaciones de las neuronas y alteraciones en los niveles de neurotransmisores (químicos que transmiten información de una neurona a otra), aumento de los niveles de cortisol (hormona del estrés), con lo que también se altera la secreción de otros químicos y hormonas que regulan otros sistemas en el organismo (respiratorio, gastrointestinal, cardiovascular, endocrino).

La exposición al ruido también afecta el sistema respiratorio ocasionando un aumento de la frecuencia respiratoria. También impacta negativamente sobre el sistema digestivo, pues se ha demostrado que causa un aumento de la acidez estomacal y mayor incidencia de úlceras, menciona la doctora Rowley.

Así mismo, agrega que exponerse al ruido ocasiona un aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, e incluso aumenta el riesgo de accidentes vasculares (infarto o derrame cerebral).

También el ruido es capaz de disminuir la producción de hormonas sexuales, afectando el deseo sexual.

Hay evidencias que arrojan que el ruido produce trastornos del sueño, que se traducen en somnolencia diurna, fatiga crónica y disminución del rendimiento laboral, enumera Rowley.

La exposición al ruido también conlleva a una disminución de la capacidad de concentración y la memoria a corto y largo plazo. “Se sabe que los trabajadores expuestos a ruidos tienen mayor riesgo de accidentes laborales. También es conocido que las alteraciones del sueño en conductores de autos y aviones comerciales ha ocasionado accidentes trágicos con pérdida de muchas vidas humanas”, anota.

MEDIDAS

Para evitar estos efectos, Rowley aconseja no escuchar música a volumen alto, no tocar la bocina innecesariamente al manejar, limitar el uso de auriculares, usar protectores de oído si se expone al ruido, moderar el tono de llamada del celular, entre otras acciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código