Experiencias en el oficio de sanar

El doctor Jacobo Zafrani Zebede, quien hizo una cirugía a la presidenta Laura Chinchilla, asegura que su profesión además de gustarle le permite ayudar a otros.

Desde niño, Jacobo Zafrani Zebede sintió una clara inclinación por la medicina, a la cual ayudó la guía de su padre, que también es médico y a quien considera su mentor y maestro.

Con 41 años y de nacionalidad panameña, Zafrani Zebede hizo sus estudios superiores en la Universidad Autónoma de Centroamérica en Costa Rica y su especialidad de Cirugía General en la Universidad de Costa Rica. Además, hizo cursos en cirugía laparoscópica y bariátrica en Estados Unidos y Suramérica.

Tiene 15 años de desempeño profesional, y ya cuenta entre sus experiencias como médico la intervención quirúrgica que realizó a la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, que tuvo que ser sometida a finales de septiembre a una laparoscopia para extraer su vesícula biliar, pues presentaba piedras.

Zafrani Zebede cuenta más sobre este y otros aspectos médicos.

¿Cuánto aportan a la salud los actuales avances médicos en su especialidad?

Con los avances médicos actuales, las cirugías se realizan en menos tiempo que antes, el índice de complicaciones es mucho menor, la recuperación del paciente es más rápida, el control del dolor más eficaz y todo esto permite que las personas retornen a su vida normal más rápidamente.

¿Cómo fue su experiencia en la intervención que hizo a Chinchilla?

La cirugía de la señora Chinchilla es una de las que más comúnmente realizo en mi práctica quirúrgica; sin embargo, al tratarse de la persona de más alto rango en Costa Rica, aparte de ser un gran honor para mí, representó una gran responsabilidad profesional.

¿Sintió más presión al tratar este caso?

El hecho de que se tratara de la presidenta de Costa Rica significó una prueba de excelencia en el cumplimiento del trabajo; la presión era mayor.

¿Ha atendido a otras personalidades?

No he atendido a otros presidentes, pero sí a personas de un nivel económico muy alto, incluso a personas que vienen desde Estados Unidos para alguna intervención, aunque siempre piden total confidencialidad. Con la presidenta Chinchilla todo fue muy confidencial. Fue hasta después del día que se operó que se dieron algunas declaraciones.

Casado con Mónica Barrantes, anestesióloga de profesión, la pareja trabaja en conjunto en la práctica privada y atendió el caso de Chinchilla.

¿Qué enseñanzas morales ha recibido en el ejercicio de su profesión?

Trabajamos con personas, es cierto que hay un factor económico en el asunto, pero para el médico la atención al paciente debe ser esencial. Uno sigue la profesión porque le gusta, y porque ayudas a las personas a resolver un problema de salud, lo cual les permite dejar esa página atrás y seguir con una buena calidad de vida.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código