MUNDO MARINO

Explorando el paisaje submarino

El científico Aaron O’Dea comparte su experiencia en las aguas y arrecifes del Caribe y Pacífico panameño.

Temas:

El científico describe bucear con una ‘increíble sensación de libertad’. Cortesía - Aaron O’Dea El científico describe bucear con una ‘increíble sensación de libertad’. Cortesía - Aaron O’Dea
El científico describe bucear con una ‘increíble sensación de libertad’. Cortesía - Aaron O’Dea Smithsonian

¿Conoces ese sentimiento que tienes cuando alguien te mira pero no puedes verlo? ¿Esa sensación de ardor en la cabeza? Cuando buceas en el mar Caribe esto a veces sucede.

El buceo es increíble. Sin embargo, para ser honesto, es realmente molesto ponerse todo el equipo que necesitas para bucear. En los 20 años que llevo buceando para la ciencia, 15 de los cuales han sido en ambas costas de Panamá, nunca aprendí a disfrutar de todo el equipo fastidioso. Hay una máscara para que puedas ver, un tanque pesado lleno de aire comprimido y todo tipo de tubos para respirar. Necesitas un traje de neopreno para mantenerte abrigado y protegido, y luego un montón de pesas de plomo para asegurarte que te puedes hundir. Luego pones grandes aletas graciosas en tus pies. Te ves ridículo, te sientes ridículo y es casi imposible moverse por la tierra sin parecer un pingüino borracho con sobrepeso.

Pero una vez que estás en el agua, sientes una increíble sensación de libertad. Algunas personas preguntan si es como estar en el espacio. Yo no sé. Como nunca he estado en el espacio. Pero, sí, de hecho eres ingrávido, flotas. Incluso puedes nadar boca abajo (aunque eso puede hacer que te sientas increíblemente mareado).

Es muy importante cuando buceas que te muevas lentamente. Los movimientos rápidos no funcionan tan bien bajo el agua. Y mantener las cosas en calma también significa que los peces no se asustarán. Descanse, relájese y explore.

Explorando el paisaje submarino Expandir Imagen
Explorando el paisaje submarino

Al hundirse en el arrecife, todo parece azul desde lejos, pero a medida que te acercas al arrecife de coral, los increíbles colores comienzan a vibrar. El sol arroja ondas de luz como si fueran pepitas de oro hacia el fondo.

Cuando llegas al arrecife, sientes que has llegado a otro planeta. Nada es como lo que sabes de tu otra vida en la tierra. En lugar de árboles, hay corales de color morado, rojo, marrón y verde, algunos como platos, otros como arbustos y otros como enormes rocas vivas. En lugar de pájaros hay peces revoloteando, algunos con nombres notables como el pez sapo (que grazna y se ve tan gruñón como un sapo), el pez vaca (sí, tiene cuernos), el pez loro (de color brillante con un pico duro, como un loro), el pez escorpión (con espinas venenosas) y cientos más formas de vida.

Mire en los agujeros del arrecife de coral y hay erizos de mar con espinas largas y afiladas, camarones con brazos de colores brillantes y pulpos que atraviesan brechas increíblemente pequeñas para evitar ser comidos. El arrecife está vivo, es de otro mundo y es hermoso.

Y después están mis favoritos: El calamar del arrecife. Son pequeños animales inquisitivos. Vienen detrás de ti y miran lo que estás haciendo. Parece que son realmente inquisitivos. Siempre hay al menos dos calamares juntos y, a menudo, muchos más. Se mantienen unidos en lo que se llama un escuadrón, moviéndose al unísono usando sus aletas (en forma de una falda) y sus ocho brazos (y dos tentáculos) que tienen ventosas para agarrar comida. No son animales grandes pero sí son impresionantes.

Los calamares pueden cambiar de color muy rápidamente, y verlos es hipnótico. En un instante pueden destellar de blanco brillante a rojo intenso, a veces para camuflar su cuerpo contra la arena o un coral. Estos cambios de colores les ayudan a sobrevivir al confundir a un depredador y permitirles escapar. Si eso no funciona, su última línea de defensa es lanzar un rastro de tinta roja profunda para confundir se presa y desaparecer rápidamente.

Tienen ojos grandes. Como el ojo de un humano, pueden moverse y observarte de cerca. Son estos ojos los que te hacen sentir como si estuvieras siendo observado, y siempre me hacen sentir como si estuviera en la casa de otra persona. Esto me recuerda que somos visitantes a los mares y debemos cuidar y respetar el arrecife de coral y toda la vida que vive dentro de ella.

(El autor es científico del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales)

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

13 Oct 2019

Primer premio

1 7 2 5

DDBC

Serie: 6 Folio: 3

2o premio

5472

3er premio

4486

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código