LA VOZ DE LA ACADEMIA

Extranjerismos adaptados

Temas:

El proceso de acomodación de los extranjerismos, que busca preservar la fuerte cohesión entre grafía y pronunciación de que goza el español frente a otras lenguas, se realiza por dos vías (que se someten a las reglas de acentuación ortográfica):

a) La mayoría de las veces se modifica la escritura original para que refleje, según nuestro sistema ortográfico, la pronunciación de esas voces en español, que suele aproximarse a la que tienen en la lengua de origen: baipás, del inglés by-pass; bulevar, del francés boulevard; espagueti, del italiano spaguetti... A veces la adaptación solo requiere la aplicación de las reglas de acentuación del español: currículum, del latín curriculum; máster, del inglés master... Y otras veces el extranjerismo no plantea ningún problema de adecuación entre grafía y pronunciación y, por tanto, se incorpora a nuestra lengua con la misma escritura que tiene en el idioma de origen, como ha ocurrido con los anglicismos kit y set y los latinismos cactus, herpes y lapsus.

b) En ocasiones se mantiene la grafía originaria sin cambios o con leves modificaciones, y es la pronunciación la que debe acomodarse a dicha forma según el sistema español de correspondencias entre grafías y fonemas: por ejemplo, el anglicismo puzle, el galicismo quiche y el latinismo réquiem. A propósito, algunos de los latinismos adaptados provienen de locuciones latinas, es decir, de expresiones fijas formadas por varias palabras que, en el proceso de adaptación, acaban por acomodarse gráficamente: adlátere, exabrupto, suigéneris, viacrucis...

Por otro lado, puede ocurrir que una voz extranjera se haya adaptado con naturalidad en unas áreas del ámbito hispánico y siga utilizándose en otras como extranjerismo crudo: son el caso de iceberg y beige, que en el español americano se usa con la pronunciación y la grafía originarias (de modo que deben escribirse en cursiva o entre comillas en los textos manuscritos), mientras que en España son extranjerismos adaptados: el primero lo pronuncian [isebérg, izebérg] y el segundo lo escriben beis. De la misma forma, un mismo extranjerismo puede generar soluciones diversas en diferentes zonas hispanohablantes: el anglicismo pyjamas, por ejemplo, se ha adaptado mayoritariamente como pijama, mientras que en América se prefiere la pronunciación originaria piyama.

La Academia dice: Tome en cuenta estos criterios ortográficos y fonéticos. Un buen usuario del español lo conoce, lo practica y lo escribe bien.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Nov 2019

Primer premio

5 3 0 8

ACAC

Serie: 6 Folio: 2

2o premio

8815

3er premio

6792

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código