biomuseo

Festejo por las aves

La primera muestra temporal del Biomuseo se adentrará en la historia del estudio de las aves migratorias, con paneles, videos, mapas y 100 afiches.

Temas:

El Festival de Aves será el 29 de octubre. El Festival de Aves será el 29 de octubre.
El Festival de Aves será el 29 de octubre. Ana Renteria

Panamá ha sido históricamente una ruta de paso y punto de conexión para personas, mercancías y animales, como ocurre con las aves migratorias que cada año atraviesan el cielo del país y que ahora protagonizarán “El cielo cubierto de infinitas aves”, la primera exposición temporal del Biomuseo.

La muestra –inaugurada hoy y abierta al público desde mañana, por espacio de seis meses– abordará el descubrimiento de la migración de aves y los retos de conservación que enfrentan las aves migratorias a través de paneles gráficos ilustrados con fotografías y diagramas, explica Darién Montañez, coordinador de interpretación y exhibiciones de Biomuseo, responsables de la actividad en conjunto con la Embajada de Canadá en Panamá y la Sociedad Audubon Panamá, que en 2018 cumple 50 años de estudio y protección de estas especies.

También habrá vitrinas con objetos y herramientas usadas por los ornitólogos y voluntarios que estudian la migración de aves en Panamá, videos con mapas sobre la distribución de las aves y 100 afiches con ilustraciones de especies migratorias que indican el estado actual de sus poblaciones (estables, en aumento, decreciendo o en descenso crítico).

Se compartirán datos como que la Reinita Collareja es más pequeña que una mano y vuela 5 mil km desde su sitio de anidamiento en el centro de Canadá hasta Panamá y 3 mil km más hasta el área donde inverna entre Ecuador y Perú, detalla Montañez.

Charlas gratuitas de expertos en aves cada sábado del mes y el Festival de Aves el 29 de octubre, con observación de aves desde las 8:00 a.m. en el jardín botánico del museo y una feria informativa gratuita entre 10:00 a.m. y 2:00 p.m. con la Sociedad Audubon Panamá, Fundación Avifauna, Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y la Universidad de Panamá, completan el programa del Biomuseo que celebra el paso de las aves migratorias.

El estudio de la migración de aves es uno de los mejores indicadores de la salud del ambiente, destacan desde la Sociedad Aubudon Panamá. Expandir Imagen
El estudio de la migración de aves es uno de los mejores indicadores de la salud del ambiente, destacan desde la Sociedad Aubudon Panamá. LA PRENSA/Ana Rentería

ESTUDIO DEL PASO DE LAS AVES

Millones de aves pasan cada año por Panamá durante sus viajes migratorios, y del estudio de su estado y comportamiento se encargan los integrantes de la Sociedad Aubudon Panamá, que observan el diario transitar de especies rapaces, playeras, canoras, marinas y acuáticas.

Lo han hecho por casi 50 años, desde que el capítulo panameño de la Florida Audubon Society, en Estados Unidos (EU), se llamó en abril de 1968 Panama Natural History and Audubon Society, detalla Rosabel Miró, directora de Sociedad Aubudon Panamá, nombre que adoptaron en 1983, cuando obtuvieron la personería jurídica como organización no gubernamental.

Debido a la presencia de EU en Panamá, la mayoría de los miembros del colectivo eran estadounidenses, una situación que fue cambiando paulatinamente desde la firma de los Tratados Torrijos-Carter en 1977.

Con la reversión del Canal de Panamá en 1999, prosigue Miró, muchos partieron y hoy la sociedad cuenta con unos 150 integrantes que, además de estudiar y promover la protección de las aves del país, defienden el cuidado del hábitat que emplean estas especies para alimentarse y refugiarse, como bosques y manglares.

EL PASO DE LAS AVES

Los grupos de aves migratorias se pueden dividir en rapaces, playeras, canoras, marinas y acuáticas.

La migración se registra entre septiembre y noviembre, pero el tránsito mayor es entre octubre hasta mediados de noviembre, incluyendo días en los que el cielo se llena de aves. Vienen del norte (Canadá y Estados Unidos) en busca de alimento y un mejor clima.

Por ello, la Sociedad Aubudon Panamá cuenta con observadores en el Cerro Ancón en ese lapso cada año desde 2004, para contar y estudiar el movimiento de las aves rapaces migratorias.

Desde 2011 hacen lo propio en febrero y julio para contar las aves acuáticas en distintos humedales de Panamá y desde 2012 todos los meses de enero observan las aves playeras migratorias que hacen su estadía invernal en los humedales de la Bahía de Panamá.

“Todos los conteos que realizamos forman parte de esfuerzos internacionales, simultáneamente en otros países de América; son nuestros aliados en la conservación de aves que están realizando estos conteos, en las mismas fechas”, destaca.

El grupo mayoritario de aves migratorias es el de las canoras, tanto en especies como en individuos, apunta Miró. “Es casi incontable ese grupo. Son millones, son más que los rapaces y cuando están en migración se distribuyen en una infinidad de hábitats: herbazales, humedales-manglares, plantas acuáticas de las ciénagas, bosques de tierras altas, de tierras bajas, bosques secos, bosques húmedos, etc., que es casi imposible contarlas”.

La Lista oficial de aves de Panamá, que comparte periódicamente la Sociedad Aubudon Panamá, detalla que en el país se han registrado mil dos especies, cuando en 1993 se contaban con 929 especies.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código