Gastro Bar at Tryp

La cocina de este establecimiento es una fusión entre española y panameña, principalmente.

Cada vez es más frecuente ver que el lobby de un hotel sirva para múltiples funciones, como recibidor, bar y restaurante, y el hotel Tryp de El Cangrejo, al lado del Pomodoro, no es una excepción.

La cocina es una fusión entre española y panameña, principalmente. Así que comenzamos con sendos ejemplares de ambas: unas croquetas (se pueden elegir de chorizo, jamón u hongos, y pedimos mit´y´mita de las segundas) que sabían bien, pero cuya textura interior, la salsa bechamel, estaba demasiado aguada; las carimañolas que representaron al Istmo traían un rico relleno de tasajo, pero la salsa de tomate de árbol fue un sirope de moras que no tenía nada que ver con lo prometido en el menú.

Tienen unos pintxos (pinchos, hijo) de mozarella con hongos, que vienen apanados con una salsa de pesto, lo que estuvo muy bien; el otro plato que pedimos entre las cosillas de picar fue una ensalada de tomate, lechuga y tasajo que prometían una vinagreta de mango, la que no pudimos disfrutar porque en ese momento decidimos entrarle a nuestros Virgin Marys (Bloodies sin alcohol) que nos cercenaron las papilas con la sobredosis de picante que les pusieron. ¡Qué lucha!

Nos pareció muy interesante un trío de sliders o mini hamburguesas: una venía con tasajo y queso del país; la otra con chorizo y manchego y la tercera, con tocino y cheddar. Estaban ricas, y el pan no se desmoronaba (algo que sucede con extrema frecuencia), las albondiguitas sabrosas aunque tal vez un poquito recocinadas.

Recocinado también estuvo el pollo “al estilo Gastro”, que prometía albahaca fresca (más bien era espinaca), y traía almendras y queso. Una lástima, porque el concepto me gustó.

La corvina, que pedimos a la vasca, distaba de aquella versión que traía una velouté verdecita, pero que estaba muy sabrosa con sus lascas de ajo doradito y crocante.

La paella no me impresionó mucho, ya que me supieron mariscosos los mejillones, aunque no tuve problemas con los calamares ni camarones. Distó de ser la mejor que he comido.

A la hora del postre, se redimieron con una crema catalana buena, unas torrijas (léase tostada francesa) que venían empanizadas, y por dentro demasiado aguadas para mi gusto: no sentí para nada la “tierra” de Nutella, por la sobreabundancia de azúcar con canela que trajeron. El cake de chocolate, ese sí estuvo delicioso. Era un coffee cake en miniatura, con nueces sirope de caramelo encima.

En cuanto a los precios, no hay queja. El plato fuerte más caro, una entraña con papas fritas (que no probamos), cuesta 12 dólares. Esto sí: encontré la oferta dispareja y, especialmente, que la realidad que traían a la mesa, en un par de ocasiones, difirió de lo prometido en el menú.

Ah. Y otra cosa: ahora parece que, para que te traigan agua, es más fácil llamar a los bomberos. Ya irrita esto del profit center, donde se sacrifica la hospitalidad. Y éste último es el negocio en que los señores restauradores están, ¿o es que no me llegó el memorándum?

Bar completo, carta de vinos limitada. Dixit.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código