Idolatrado Ancón

El cerro Ancón, símbolo del nacionalismo panameño y pulmón de la ciudad, mezcla sus dotes turísticas con las señales de deterioro de sus vías e instalaciones y con la inconsciencia ciudadana.

Por un lado se muestra, imponente, el Canal de Panamá, desde el puente de las Américas hasta donde alcanza la vista, más allá del puente Centenario, mientras que en el otro extremo aparece el contraste entre las espigadas edificaciones metropolitanas y los parajes de El Chorrillo y San Felipe. Un poco más allá se ve el avance del nuevo tramo de la cinta costera y al fondo queda el celaje y el azul oceánico.

Es la panorámica que desde su cima, a 199 metros sobre el nivel del mar, ofrece el cerro Ancón, patrimonio de la nacionalidad panameña según el Decreto Ejecutivo 104 de octubre de 2003, e idolatrado, como reitera el poema Al cerro Ancón de Amelia Denis de Icaza.

El punto más alto de la ciudad capital es visitado a diario por 75 a 100 personas, que suben caminando o en carro, de acuerdo con estimaciones de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos del Ministerio de Economía y Finanzas, responsable del lugar.

Se puede ir a disfrutar de la vista todos los días a partir de las 8:00 a.m. Una vez se llega a la garita, se debe esperar la autorización para ascender en carro. La calle –que lleva varios años mostrando un evidente deterioro– es de un solo sentido, así que la seguridad coordina los ascensos y descensos.

Arriba están los miradores, el monumento a Amelia Denis de Icaza y la siempre ondeante bandera panameña. Hay ocho estacionamientos. El portón que da acceso a la cima es cerrado a las 5:00 p.m.

Por estos días también se puede apreciar el peregrinaje de aves, miles de ellas. Personal de la Sociedad Audubon está allí tomando fotos y datos del espectáculo.

Si se quiere apreciar de cerca la flora y fauna del sitio, está el Sendero de El Caucho. Las giras las coordina la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon). El mes pasado tuvieron 2 mil 100 visitantes, entre turistas y estudiantes, dice Jenny Echeverría, directora de educación ambiental de la organización no gubernamental.

Es que el cerro Ancón tiene un enorme valor natural y como atracción turística, destaca Rimsky Sucre, presidente del Comité pro defensa del cerro Ancón, pero lamenta que el sitio esté en constante amenaza por la tala de árboles, la caza de animales y que carezca de normas más rigurosas para su protección.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código