CINE

‘It: capítulo 2’, un payaso con una fuerte moraleja

‘It’ es la más reciente película basada en una novela de Stephen King y aunque su gancho son los sustos, no deja pasar la oportunidad para recordar la importancia de afrontar los miedos.

Temas:

La primera entrega de ‘It’ recaudó unos 700 millones de dólares alrededor del mundo. La primera entrega de ‘It’ recaudó unos 700 millones de dólares alrededor del mundo.
La primera entrega de ‘It’ recaudó unos 700 millones de dólares alrededor del mundo. Cortesía

El capítulo final de It es, casi, todo lo que prometieron y se esperaba. Goza de mayor presupuesto, tiene actores de renombre como Jessica Chastain ( The Help - 2011) o James McAvoy ( Split - 2016), es por momentos terrorífica, otras veces cómica y, entre cambios y censuras, es una buena adaptación de la novela homónima de Stephen King de 1986.

La historia transcurre 27 años después de los acontecimientos de la primera entrega ( It: chapter 1 - 2017), cuando unos cambiados y adultos miembros de “El club de los perdedores”, regresan a su pueblo natal Derry, llamados por la promesa que se hicieron de niños de reunirse si la entidad maligna denominada “It”, o “Eso” en español, volvía a atacar.

El payaso Pennywise comienza a repetir la fórmula de alimentarse de niños o desprevenidos lugareños, y por momentos, el director del filme Andy Muschietti ( Mama - 2013), también lo hace con esta película y su entrega anterior.

Esto ocasiona que la película tenga la característica - ventajosa y desventajosa a la vez - de poder ser vista sin necesidad de ver la primera parte para entenderla. Por sí sola funciona como una historia independiente. Y es aquí donde quizás esté uno de sus puntos débiles.

Los 169 minutos que dura la película no son necesariamente material del todo nuevo, sino flashbacks para recordar, o enfatizar, rasgos de la personalidad o la historia de los chicos, que se vieron en la primera entrega.

Es como si el director no confiara en que el espectador vaya a recordar los sentimientos y miedos de los personajes cuando eran niños, y que serán cruciales para este último enfrentamiento con el payaso, que se encarga de repetirlos en esta secuela. O, lo que es peor, que no dimensione sus dos obras como un gran todo, sino como filmes separados.

Esta injustificada extensión del metraje no se traduce necesariamente en un daño grave a la experiencia del espectador, pero puede generar sentimientos encontrados, como que se le cruce por la mente que está pasando un buen momento viendo el filme, pero ya quiere que se acabe.

Pero todo esto poco afecta a la trama y a lo que es realmente importante, y es que Muschietti se aseguró de no ofrecer una producción hecha solo para asustar, sino que entre gritos y monstruos, relató una historia conocida por la mayoría de los espectadores, y no es precisamente la del malévolo payaso Pennywise, sino la historia de crecer.

Los chicos de la primera entrega también participan de este segundo capítulo. Expandir Imagen
Los chicos de la primera entrega también participan de este segundo capítulo. Cortesía

It es sin lugar a dudas un filme sobre madurar, los cambios, afrontar los miedos y el pasado que sigue influyendo directa o indirectamente en el presente.

El terrorífico payaso bailarín, interpretado por Bill Skarsgård ( Deadpool 2 - 2018) es un recordatorio de que convertirse en adultos no va a hacer que mágicamente todos los miedos de la niñez desaparezcan o que se desarrolle valentía. Es una advertencia de que, de no encararse esos eventos que marcaron una etapa en la vida de una persona, pueden seguir siendo una pesada carga.

Y eso es lo que va a encontrar el espectador en It, una terrorífica aventura sobre la amistad, sobre encontrarse y aceptarse a sí mismos, al mejor estilo de Stand by me (1986), otro filme basado en la obra de King de su novela corta The Body (1982).

El club de los perdedores es un reflejo de los amigos perdidos u olvidados de la infancia, es una añoranza al lugar de pertenencia, y que crecer no siempre debe significar olvidar los orígenes.

Dicho esto, quizás el fallo más destacable de este filme es olvidar que su monstruo está allí para asesinar y devorar, que, aunque antagonista, es el principal atractivo por el cual las personas van a las salas. Su falta de sangre y gore es lo único que los espectadores más exigentes van a añorar, pero aún así, sin duda cumple su misión de entretener, ofrecer uno que otro susto, darle un final satisfactorio a la historia y volver a colocar a Pennywise dentro del imaginario de terror de la actualidad.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código