Biografía

Judy Garland, la estrella solitaria

Actriz, cantante, humorista, Judy Garland es uno de los íconos eternos de Hollywood. Tras 50 años de su muerte, su leyenda parece seguir intacta, y su tormentosa vida muestra que detrás de la fama y el glamur a veces hay dolor.

Temas:

El tema ‘Over the Rainbow’ no iba a aparecer en la película ‘The Wizard of Oz’, pero tanto el productor como el director lucharon para que el estudio la agregara en el metraje. El tema ‘Over the Rainbow’ no iba a aparecer en la película ‘The Wizard of Oz’, pero tanto el productor como el director lucharon para que el estudio la agregara en el metraje.
El tema ‘Over the Rainbow’ no iba a aparecer en la película ‘The Wizard of Oz’, pero tanto el productor como el director lucharon para que el estudio la agregara en el metraje.

Hay un lugar sobre el arcoiris donde quizás la actriz y cantante Judy Garland debe estar finalmente descansando. Ya no sobre una estrella lejos de las nubes, sino convertida en una luminaria que, tras 50 años de su fallecimiento, sigue brillando.

Nacida bajo el nombre de Frances Ethel Gumm, conoció el mundo del espectáculo desde muy joven. Su familia se dedicaba a los teatros musicales y a los tres años le dieron la oportunidad de participar junto a ellos en un show. Bajo los acordes del tema navideño Jingle Bells, la madre de Garland, Ethel Milne, vio en su hija talento, carisma y la oportunidad de triunfar, cualidades de las que la propia Garland declararía que su madre carecía, acusándola no solo de tener celos de ella, sino de obligarla a actuar sin importar que ella, siendo una niña, se sintiera enferma. “Me solía decir: ‘Sal y canta, o te amarraré al poste de la cama y te golpearé”, confesó la estrella, para una entrevista a la periodista Bárbara Walters en 1967.

Así la infancia de Garland pasó entre tarimas y amenazas, de teatros a hoteles y clubes nocturnos, compartiendo reflectores con sus dos hermanas mayores en un grupo de vodevil llamado Gumm Sisters. Siempre llevada de la mano firme de su madre y mánager, quien parecía tener un objetivo muy claro para con su joven promesa: Hollywood.

“Si soy tal leyenda, ¿por qué me siento tan sola? ¿Por qué me siento en casa durante horas mirando el maldito teléfono?”.

Judy Garland, actriz.

En 1935, los sueños de su madre se vuelven realidad, la pequeña Frances, que ya se había cambiado su nombre a Judy Garland, consigue la firma de un contrato con los estudios de cine Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Y al poco tiempo obtiene su primer gran protagónico en la adaptación de la novela de L. Frank Baum, The Wonderful Wizard of Oz (1900), con el papel que cambiaría y definiría su vida para siempre.

Aunque el de ‘The Wizard of Oz’ es su papel más recordado de los inicios de su carrera, su debut en la gran pantalla fue con el musical ‘Pigskin Parade’ (1936). Expandir Imagen
Aunque el de ‘The Wizard of Oz’ es su papel más recordado de los inicios de su carrera, su debut en la gran pantalla fue con el musical ‘Pigskin Parade’ (1936). Archivo

Un camino no tan dorado

Si bien su primer protagónico como Dorothy en la aclamada cinta The Wizard of Oz (1939) no solo le valió un premio Óscar y la consagró como luminaria, entre otras, por su interpretación del tema Over the rainbow, también la sometió al lado más crudo de la industria hollywoodense.

Al tener 15 años, el desarrollo típico de la edad, la alejaba un poco de la imagen de niña de 12 años que necesitaba el estudio, por lo que debió usar un corsé para disimular el busto, y el recordado traje azul fue utilizado para ayudar a que se viera más joven. Al parecer, Garland no solo no encajaba del todo en su papel de Dorothy, sino tampoco en los estándares de belleza de la época. Según publicaciones del diario Independent, el director Charles Waters, quien trabajó con ella, declaró que Garland era “el patito feo de la industria” y que la forma como MGM la trató tuvo un efecto perjudicial en la joven actriz por el resto de su vida. Fue el inicio de su carrera y el comienzo de su fin.

Las largas horas de trabajo a las que era sometida, a veces de 18 al día, seis días a la semana. La dieta estricta que mantenía por parte de su estudio por considerarla demasiado gorda y la constante presión que mantenía, la hicieron consumir altas dosis de anfetaminas, barbitúricos, para poder mantener el ritmo de trabajo, controlar su peso y lograr conciliar el sueño, así como padecer problemas mentales que la hicieron buscar ayuda psicológica, aunque años después, en 1947, una crisis nerviosa la llevase a cometer un intento de suicidio.

Aunque la actriz nacida en Minnesota pareció intentar dejar a un lado aquellos hechos, o por lo menos de su imagen pública: “La gente me considera una niña neurótica, llena de ataques y depresiones, mordiéndome las uñas hasta los huesos, viviendo bajo una sombra eterna de enfermedad y colapso. ¿Por qué la gente insiste en ver siempre un aura de tragedia a mi alrededor? Mi vida no es en absoluto trágica. Me río mucho estos días. De mí misma, también. Dios, si no pudiera reírme de mí mismo, no creo que estuviera viva”, declaró Garland al periodista Herbert Kretzmer en 1960.

Judy Garland, la estrella solitaria Expandir Imagen
Judy Garland, la estrella solitaria

Nace una estrella

La carrera de la joven Garland fue en ascenso luego de su participación en Oz, convirtiéndola en una de las actrices más taquilleras de la época. Musicales como Meet me in St. Louis (1944), considerado uno de los mejores 10 en la historia del cine estadounidense por el American Film Institute; The clock (1945), el cual fue su primer papel dramático, y A star is born (1954), un remake de What price Hollywood? (1932), el cual fue su regreso a la gran pantalla, luego de una pausa laboral a causa de su proceso de recuperación tanto físico, anímico y como figura pública.

Aunque al mismo tiempo su vida personal se mantenía inestable. Se casó en cinco ocasiones y, según un artículo de la revista Vanity Fair, se vio obligada a abortar a los 19 años durante su primer matrimonio, algo que no se considera muy inusual dentro de la industria de aquel entonces, principalmente como medida para proteger las carreras de las actrices quienes eran vistas como símbolos sexuales, o como el caso de Garland “la niña buena”.

La estrella se apaga y la leyenda nace

Después de convertirse en madre de tres, siendo la también actriz Liza Mileni la más conocida de sus retoños por el ojo público, consagrar su carrera como actriz, apareciendo en más de 40 títulos, entre películas y series para la televisión, así como sentir haber encontrado el amor al lado del empresario Mickey Deans, Garland pasó sus últimos días sobre el escenario en su otra gran pasión, el canto.

Durante sus años activos sacó más de 10 álbumes musicales de estudio y en directo, y realizó diversos conciertos alrededor del mundo, convertida en una leyenda, término con el que ella no parecía estar muy a gusto.

“¿Sabes lo difícil que es ser Judy Garland y tener yo que vivir conmigo?, y ¿puedes pensar en la vida tan desagradable que he vivido? Me dicen que soy una leyenda. Pero no sé lo que eso significa. Ciertamente, no pedí ser una leyenda. No estaba preparada para ello”, declaró en 1967 para la revista McCall’s.

Pero Garland vivió, murió y continua siendo una leyenda. El 22 de junio de 1969 su cuerpo sin vida fue encontrado en una bañera en Londres a causa de una sobredosis de píldoras para dormir. A su funeral asistieron alrededor de 20 mil personas que quisieron despedirse de su artista. Sus restos reposan en el cementerio Ferncliff, en la ciudad de New York, pero su recuerdo reside intacto en la historia del cine.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

13 Oct 2019

Primer premio

1 7 2 5

DDBC

Serie: 6 Folio: 3

2o premio

5472

3er premio

4486

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código