exposición

Juego del agua

Una exposición de arte contemporáneo explora las aristas del agua utilizada durante las festividades del rey Momo en Panamá.

Temas:

Giana Pilar González. Giana Pilar González.
Giana Pilar González. Ricardo Iturriaga

El agua que remoja a cientos de personas en los culecos, el líquido residual que recorre las avenidas después de la mojadera, el agua que falta para beber, todo es objeto de estudio a través de una exposición artística que, sin más, lleva por nombre “Agua de Carnaval”.

La encargada del estudio del agua desde la óptica artística es la panameña Giana Pilar González, residente en Nueva York, Estados Unidos, quien estructura un mapa sobre el elemento principal de la festividad popular.

Desde noviembre, el proyecto echó raíces en Casasola, espacio de arte y diseño no convencional, ubicado frente a la Plaza de Francia en el Casco Antiguo. La dinámica interactiva permite al visitante de la exposición ser parte del resultado de la obra.

González estructura un mapa como parte de la técnica empleada en diseño para productos de consumo masivo, que se va alimentado con las opiniones, análisis que resultan de las experiencias personales y conocimientos aportados por cada quien. Se dialoga abiertamente con los visitantes de los pros y contras del consumo del agua, en momentos en que la fiesta coincide con la temporada seca, caracterizada por las fuertes sequías. Para entablar el diálogo con la artista, los visitantes se conectan vía Skype. También han dejado notas en un mural interactivo, mediante un tablero dispuesto para ese fin.

El curador Miguel Lombardo cede unos de los audífonos de la exposición 'Agua de Carnaval' donde se escuchan testimonios de los participantes en la fiesta. Expandir Imagen
El curador Miguel Lombardo cede unos de los audífonos de la exposición 'Agua de Carnaval' donde se escuchan testimonios de los participantes en la fiesta. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

Sin embargo, justo durante el Carnaval en desarrollo, González está de visita en el país para crear un videoarte en colaboración con la documentalista y guionista Delfina Vidal, en Las Tablas, uno de los centros más importantes de la manifestación del Carnaval como tradición cultural.

“Agua de Carnaval” se mantiene en sala hasta mediados del año en curso, cuando cumpla con sus tres etapas, divididas en las temática de consumo, abundancia y escasez.

González precisamente esboza la primera parte, dedicada al consumo, prevista con resultados en marzo.

EL AGUA  Y EL LUJO DE SU DESPERDICIO

 

Y ¿cómo es el agua del Carnaval?

–Lleva muchos ingredientes, responde la artista panameña Giana Pilar González, en una de las paredes de Casasola donde mantiene su exposición “Agua de Carnaval”, por estos días.

Coloca una porción de agua dulce, añil, confeti, lodo, orina y piedra de río en diminutos frascos por separado. Pretende crear la mezcla indeseada, ayudada con recipientes de vidrio que fungen como probetas e integran su experimento social.

Diferentes botellas integran la exposición 'Agua de Carnaval', en Casasola, sala de arte y diseño no convencional. Expandir Imagen
Diferentes botellas integran la exposición 'Agua de Carnaval', en Casasola, sala de arte y diseño no convencional. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

Antes de residir en Estados Unidos para estudiar una maestría en Tisch School of the Arts, New York University, González fue una chica capitalina que a menudo disfrutaba de las festividades del rey Momo en los pueblos de Penonomé y Aguadulce, en Coclé, y en Santiago, Veraguas. La televisión le mostró el resto: miles de galones de agua limpia sacudida sin reparo sobre la multitud. Ahora, con su trabajo artístico intenta definir las nociones de la fiesta más llamativa de la identidad panameña.

Por medio de esquemas de mapping y el moodboards González integra las impresiones, conocimientos y comentarios de los visitantes en la galería de arte Casasola (desde noviembre pasado), para unir mediante un sistema de captación de datos cómo concibe el panameño su propio carnaval y su relación intrínseca con el agua.

“En el moodboard, el proceso es más emocional y visual y las referencias se agregan y se evalúan. El moodboard facilita el poder conectar ideas y a su vez esta ayuda a encontrar posibles soluciones”, revela de su modo de trabajo.

Los visitantes van dejando notitas sobre curiosidades, como aquel arquitecto que dejó una ilustración de un ingenioso urinal hecho con desechos plástico y una improvisada red de tuberías de PVC, para aliviar una de las necesidades en Carnaval. O aquella dama que recordaba cuál reina fue la que innovó con un vestido de fantasía de Mujer Maravilla.

La sala está ambientada con audio del sonido de una placentera caída de agua, grabada en el río Paraíso, en Chiriquí, mientras en una de las esquinas del sitio plantas robustas crecen sostenidas por sus raíces flotantes en agua cristalina.

Se lee una inscripción en otra de las paredes que increpa sobre el estado crítico de reserva de agua dulce en el planeta. Del 71% de agua en la superficie terrestre, apenas el 0.3% de ella es la apta para beber, contenida en embalses, ríos y humedales. “Es un recurso cada vez más agotable y se sospecha el motivo principal para la siguiente guerra mundial”, atisba Miguel Lombardo, curador y responsable del espacio Casasola.

Sin embargo, el curador advierte que esta obra no intenta satanizar el Carnaval ni señalar lo que está bien o lo que está mal, sino más bien servir como puente reflexivo para crear conciencia. “Buscamos entender el ADN del Carnaval y cómo esta tradición fue evolucionando desde el periodo colonial cuando no se usaba el agua”, indica Lombardo.

Al fondo de las paredes hay un mapa en blanco. Será el tablero que la artista armará con la ideas colectivas que han proporcionado los propios visitantes. También se ha ayudado con charlas grabadas. Una sección está equipada con micrófonos y pantallas para hacer las transmisiones durante la ausencia de la artista.

Giana Pilar González y Delfina Vidal, juntas para su proyecto de videoarte sobre ‘Agua de Carnaval’. Expandir Imagen
Giana Pilar González y Delfina Vidal, juntas para su proyecto de videoarte sobre ‘Agua de Carnaval’. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

Toda la información será vertida a una página web. Desde el viernes pasado González llegó a Panamá y en mancuerna con Delfina Vidal (cineasta detrás de La Matamoros y Caja 25) estará grabando escenas en el parque Porras, en Las Tablas, durante el desarrollo del Carnaval. El videoarte junto con el mapa serán mostrados en marzo y con ello culmina la primera fase del proyecto dedicado al tema: consumo.

La exposición “Agua de Carnaval” continúa con “Abundancia”, para la cual se asignan dos artistas cubanos y “Escasez”, a cargo del propio Lombardo y Rafael Villares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

un laberinto en la naturaleza Los Cajones de Chame

La erosión provocada por las aguas del río Chame formaron un laberinto de paredes rocosas.
Alex E. Hernández V.

Campeonato nacional de béisbol juvenil Los números hablan

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Feb 2018

Primer premio

0 1 9 2

CBCA

Serie: 3 Folio: 15

2o premio

5652

3er premio

9641

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código