La Mar sevichería

El restaurante La Mar presenta su menú acostumbrado y ahora tiene una nueva serie de platillos.

Esta ortografía del cebiche es, básicamente, lo único que me mortifica del magnífico plato de pescados o mariscos marinados en un medio ácido. Cebiche. Sebiche. Ceviche. Seviche. Todos, correctos.

De igual forma, hay mil maneras de hacer seviche (esta es mi ortografía favorita), y todos correctos, aunque seamos francos: algunos más sabrosos que otros.

Pero, por más que me guste el seviche yucateco, que se hace con pargo, el rey indiscutible del seviche es el peruano. Y como a mí pues me gustan mucho puesto que son la comida de dieta más edificante que conozco: no tienen colesterol, no tienen grasa, no tienen carbohidratos, en fin, son un win-win para casi todos, exceptuando a los alérgicos al marisco.

Así que cuando una amiguita que vive en Carolina, que no es exactamente la meca del seviche, pasó por aquí, me rogó que la llevara a comer seviche y aproveché. Cuando llegué a La Mar me encontré con un menú de platos nuevos así que decidí matar dos pájaros de un solo tiro. Para comenzar, y quitarle el antojo de meses a mi amiga, pedimos un democrático seviche de lenguado, con su camote, limón y cebollita. Una vez cumplido ese deseo, se le fue la vista a las empanadas de ají de gallina, pero el salonero nos dijo que estaban ensayando unas de lomito saltado (parece que van a abrir otra franquicia de Gastón Acurio en Costa del Este) y, pues, qué te digo: nos trajeron esas y estaban divinas, con un refrito preñado de sabores, donde se sentía el relleno y no solo la masacota.

Como el menú tiene subrayados los platos nuevos, nos decidimos a pedir el seviche “lujurioso”, que viene con camarones, mejillones y arañita con un toque de olivo. Pero... como mi RdT seguía empecinada con el tema del pescado crudo, el salonero nos dirigió hacia el chalaco, que es algo similar, pero que viene con aros de calamar además de arañitas, corvina fresca y camarones, con leche de tigre y un toque de ají rocoto.

Tienen un rubro de sushi, y de ahí pedimos el rollo “chifero” que trae camarones laqueados, salmón, aguacate y un toquecito de jengibre, con una mayonesa de maracuyá, aunque yo eché algo de menos la salsa de soja, y diligentemente me trajeron un pocillo de ella, con wasabi por supuesto.

Además, he de decir que siempre que voy pido el tiradito laqueado de atún, con miel, maracuyá y ajonjolí que nunca decepciona.

Me intrigó mucho, entre los platos nuevos, uno de raviolis de zapallo con salsa de chupe de mariscos y trocitos de queso fresco. Los ravioli en realidad parecen wo-tips, lo que no me extraña por la influencia china (chifa) en la gastronomía peruana, y la cremosa salsa fue un éxito.

Como para no dejar, pedimos la causa nikei, que trae encima un tartar de atún con julianas de nori, y cuya masa de papas está teñida de un bonito tono anaranjado. Viene, además, rellena de aguacate, que siempre va bien con atún fresco.

Tienen menú para niños y un “menú underground” con platos como ensalada caprese, filete a la plancha y pollo al grill, para los no comen mariscos. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código