¡Mira qué rico, papi!

En el Día del Padre, cuando se reúne la familia para compartir buenos momentos, una receta fácil de hacer y que alcanza para varios comensales.

Una ocasión válida siempre: el Día del Padre significa regocijo y familia alrededor. Invariablemente, chiquillos. Hijos, nietos y sobrinos. Y todos sabemos que “esos” pelaos comen como si fueran aspiradoras. Entonces, la pregunta es: “¿Cómo le echo más agua a la sopa?”

Estuve ponderando esto y comencé a buscar recetas de antaño. Tenía en mente el arroz verde que servía los domingos la tía Tita, madre de una amiga del colegio alrededor de cuya mesa pasé muchas veladas felices. Cuando encontré la receta me percaté de que pedía colorante verde y ya no me gustó tanto, así que hice mi propia interpretación, con la idea básica del arroz verde de la Tita que llevaba encima una lata de sopa de hongos, y adentro, unas pechugas previamente hervidas. Y le metí unos toquecitos extras: hongos, cebollas caramelizadas y almendras tostadas.

Hice el supermercado, y calculando ingredientes para 12 personas, me gasté 36 balboas. Para terminar con el menú, añadí plátanos en tentación, que es la eterna guarnición que todos aman, y ensalada César, que va con todo.

El aderezo lo compré de tarro, porque la cara de Paul Newman me es reconfortante. Para empezar el relajo, hice focaccia, que desde mi esfuerzo último ya hago como campeona, y mandé a comprar un ceviche. ¿Postre? Helados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código