Mistral restaurante

Una más que positiva impresión causó a la crítica gastronómica el servicio y la comida de este establecimiento.

El restaurante Mistral me causó una de las mejores impresiones que recuerdo en tiempos recientes.

El decorado, elegancia tradicional, no excesiva. El servicio, magnífico, ya que la sala la estaba presidiendo el siempre recordado chef Valerio Brunetti, del restaurante La Caleta, quien está prestando asesoría temporal al restaurante de cocina internacional con un fuente componente mesoriental.

De entrada, pedimos una bandejita mixta de mezze que incluía hojas de parra rellenas, kibbe, falafel, hummus, aceitunas, unas berenjenas encurtidas espectaculares y triángulos de pita.

Después pedimos la sopa de tomate y sandía: una expresión ligerísima, tropical, de un clásico. La ensalada Fatoush también fue clásica e intachable. Pasando a los arroces y pastas, nos decantamos por el arroz árabe. Yo no soy extremadamente arrocera (no soy extremada para rien de rien que cocinen en casa a diario), pero este me voló la mente: trocitos de cordero con pistachos, nueces y pepitas de marañón, saborizado con estragón, clavito, anís, cardamomo y otras especias que me dejaron en la estratosfera del deleite, al igual que los dos platos fuertes que pedimos.

Una corvina hecha al punto perfecto, colmada con almendras fritas y una magnífica salsa de yogur con un toque de queso havarti y especias, con un entrever ácido y otro ahumadito, provocado por especias como hierbabuena, albahaca, tomillo y comino, que la dotan de una profundidad que no sustrae del disfrute de la corvina, que se sentía tan fresca que bien pudo estar aleteando. ¡Ah!, y trajo vegetales tiernos (zanahoria, coliflor, espárragos) de guarnición.

Las costillitas (en realidad, chuletitas) de cordero Ramallah, adobadas con una mezcla de especias en que detecté cardamomo, comino y algo similar a las cinco especias chinas, estuvieron riquísimas a pesar de que una vino un poco recocinada, y vino con un arroz marroquí con fideos, papas, zanahoria, berenjena, etc., también muy bueno. El postre (kill me now, que no recuerdo el nombre) era una especie de lokma, unas bolitas de masa fritas en un almíbar con uchuvas frescas, divinas. Bar completo, carta de vinos. Dixit.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

PANAMÁ Y SU GENTE El mercado de las carretillas

El Mercado de Abastos está ubicado en la vía Omar Torrijos, en el corregimiento de Ancón, justo al lado de la sede del Tribunal Electoral. Gabriel Rodríguez
Luis García /Álvaro Reyes - LP

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Jul 2018

Primer premio

9 7 8 3

CAAD

Serie: 12 Folio: 15

2o premio

2697

3er premio

8169

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código