Nuevos reportes sobre el perrito de monte

Entre sus principales amenazas están la fragmentación de los bosques y la pérdida de su hábitat.

Temas:

Su nombre científico es ‘Speothos venaticus’. Los datos más conocidos sobre la especie corresponden a Suramérica. Su nombre científico es ‘Speothos venaticus’. Los datos más conocidos sobre la especie corresponden a Suramérica.

Su nombre científico es ‘Speothos venaticus’. Los datos más conocidos sobre la especie corresponden a Suramérica.

Uno de los cánidos más raros. CORTESÍA Uno de los cánidos más raros. CORTESÍA

Uno de los cánidos más raros. CORTESÍA Foto por: Ricardo. Moreno

El perrito de monte (Speothos venaticus) es una especie de cánido clasificado como casi amenazado, según la Lista Roja de Especies de la la Unión Internacional de la Naturaleza (UICN).

Hay poca información sobre esta especie, su distribución y ecología. Los datos más conocidos corresponden a Suramérica. En 1912 se examinaron tres especímenes de Darién, aunque se les llamaba Icticyon panamensis. Dos científicos (DeMatteo y Loiselle, 2008) describieron brevemente su presencia en América Central, reportando dos avistamientos en Panamá, uno en la provincia de Darién y otro en Chiriquí. Pero la distribución real del perrito de monte sigue siendo incierta.

Un reciente trabajo de los investigadores Ninon Meyer, Ricardo Moreno, Samuel Valdés, Pedro Méndez-Carvajal, Elliot Brown y Josué Ortega, publicado en el boletín Canid Biology & Conservation, del Grupo de Especialistas en Cánidos de la UICN, brinda nuevos registros de esta especie en Panamá, como resultado de observaciones directas y algunos estudios en los cuales se usaron cámaras trampa.

Las fotografías, tomadas entre 2012 y 2015, junto con las nuevas observaciones, confirman su presencia a lo largo del istmo de Panamá. Los perritos de monte fueron detectados con cámaras trampa digitales, ubicadas en pares a una altura de entre 30 cm y 45 cm del suelo en trillos con una cobertura de bosque húmedo primario: en Pirre, en el Parque Nacional Darién, al este de Panamá; en Nusagandi, comarca de Guna Yala, cerca del área central del país; en Donoso, Colón, y en el Parque Nacional Santa Fe, en la provincia de Veraguas. Todos estos sitios son relativamente remotos y con pocos asentamientos humanos.

En Pirre, Darién, el 20 de marzo de 2015 se tomaron tres fotos donde aparecían cinco perritos de monte. En Nusagandi, salió una foto de un solo ejemplar, el 22 de marzo de 2015; en Donoso, Colón, se fotografiaron los perros de monte en cinco días distintos en cuatro estaciones diferentes, entre junio y diciembre de 2012. En cuatro fotos salía un solo individuo, y en una foto salían dos. En Santa Fe, Veraguas, se sacaron dos fotos de tres perritos el 10 de junio de 2015.

Las fotos fueron tomadas entre las 6:10 a.m. y las 2:30 p.m., lo cual corresponde al pico de actividad que había sido reportado por otros investigadores para esta especie, en 2012. Otro estudio con cámaras trampa en Santa Fe, Veraguas, había revelado la presencia de un perrito de monte en 2009.

También se han hecho avistamientos en Filo del Tallo, Darién; en Chepo, Panamá; Nusagandi, Guna Yala; Sierra Llorona en Colón; el Parque Nacional Soberanía; Parque Nacional Santa Fe y Fortuna, Chiriquí.

Según los autores de este nuevo estudio, la información obtenida muestra que los perritos de monte han estado presentes en Panamá por muchos años, pero han pasado desapercibidos. Su baja tasa de registro en las fotografías sugiere que son naturalmente raros en su hábitat.

No obstante, por ahora los datos son limitados, por lo que no se puede determinar a ciencia cierta la población real del perrito de monte o comparar su densidad con la de otras regiones o biomas.

A diferencia de otras especies de carnívoros como el jaguar, el puma y el coyote, los perritos de monte no parecen ser perseguidos en Panamá directamente; no hay reportes de ejemplares muertos en carreteras ni de su uso como mascotas o para el tráfico de productos.

Sus amenazas principales serían la fragmentación de bosques y pérdida de hábitat, y los asentamientos humanos. Estos factores potencialmente afectan su desplazamiento y el flujo genético a través del istmo, lo cual justifica su estatus de “amenazado” en Panamá (ANAM 2008).

“Nuestros datos revelan la importancia de la región para el perrito de monte, pero debido a la rápida desaparición del hábitat boscoso y la disminución de especies que le sirven de presas, se debe hacer hincapié en crear indicadores cuantitativos para evaluar las tendencias poblacionales a lo largo de Panamá. Más aún, se deben tomar medidas de conservación basadas en información ecológica en el bosque tropical para garantizar la presencia de esta especie en el país a largo plazo”, concluye el estudio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Donderis instó a la población del país a seguir los informes oficiales.
LA PRENSA/Archivo

Se recomienda mantenerse alejado de las zonas de playa Hay aviso de prevención por incremento de oleajes y vientos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código