Paisajes que recuerdan pinturas

Una iniciativa a las afueras de París busca reconstruir los escenarios que impactaron a los impresionistas.

Las pintorescas colinas de Marly-Le-Roi y Louveciennes, o los remansos del Sena a su paso por Chatou y Port-Marly, a 20 kilómetros de París, fueron los lugares predilectos de los impresionistas, cuya impronta en la obra de esos maestros tiene ahora la oportunidad de conocer a fondo el visitante.

Una treintena de reproducciones de obras de Renoir, Monet o Pissarro articulan una ruta campo a través por el denominado “País de los impresionistas”, que junto con Normandía, en el nordeste de Francia, es considerado la cuna de ese movimiento pictórico, que se centró en los efectos de la luz natural sobre el paisaje.

Para reivindicar la influencia de sus escenarios sobre los precursores del impresionismo, un puñado de localidades francesas, situadas a una veintena de kilómetros de París, ha unido sus fuerzas y exhibe las copias en tamaño real en el mismo lugar en el que los pintores posaron sus caballetes, hace siglo y medio.

Sin duda el más conocido es “El almuerzo de los remeros”, del francés Pierre-Auguste Renoir (1841-1919), que inmortaliza una comida en la terraza de la Maison Fournaise, un restaurante de estilo art déco que aún mantiene el ambiente ocioso que captó la atención del pintor.

La reproducción del cuadro, sobre una ribera del río Sena y a escasos metros del establecimiento, es un “juego de las diferencias”, ya que, desde la escena pintada en 1881, apenas han cambiado detalles en la balconada de toldo rayado.

Unos pasos más lejos, otra obra de Renoir invita al mismo viaje al pasado, esta vez al retratar a un corro de domingueros junto a una canoa en el río, en el mismo encuadre en el que ahora se mece el esquife de madera de un restaurador de botes.

Son dos de los tributos artísticos que recuerdan que los impresionistas “frecuentaron mucho” la región, en la que encontraban sus temas preferidos y los contrastes de luz que les interesaban, explica la directora de la oficina de turismo de la zona, Elisa Barbier.

“Lo que les interesaba era la luz. Buscaban un contraste entre las nubes y el agua, por eso venían a la orilla del Sena”, asegura Barbier.

Divide a los impresionistas que frecuentaban la región según sus intereses: la actividad industrial en los puertos en el caso de Alfred Sisley (1839-1899); y las actividades de ocio en Renoir y Claude Monet (1840-1926).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código