Pensado en ´Pty´, pintado en ´Baires´

´Traer la naturaleza a Buenos Aires´ fue imaginado hace dos años, organizado en siete meses, se realizará en tres días y en tres barrios porteños.
Según la Ley 2991 del Registro de Muralistas y Creadores de Arte Público, para pintar una pared en Buenos Aires ‘solo se necesita la aprobación de su dueño’. CORTESÍA/Daniel Filipiuk. Según la Ley 2991 del Registro de Muralistas y Creadores de Arte Público, para pintar una pared en Buenos Aires ‘solo se necesita la aprobación de su dueño’. CORTESÍA/Daniel Filipiuk.
Según la Ley 2991 del Registro de Muralistas y Creadores de Arte Público, para pintar una pared en Buenos Aires ‘solo se necesita la aprobación de su dueño’. CORTESÍA/Daniel Filipiuk.

Está a un día de realizar un proyecto que organiza desde hace siete meses. Esta semana ha sido “una muerte súbita muy lenta” para la panameña Jovana de Obaldía, creadora del primer encuentro “Traer la naturaleza a Buenos Aires”, realizado en la capital argentina.

“Se me acaba de caer una pared en uno de los lugares por el fallecimiento de un familiar de los dueños”.

Sin embargo, el ánimo no decae: “Voy a continuar con el evento en los otros sitios, aunque debo llamar a 13 artistas para notificarles esto y proponerles pintar el 16 de noviembre”.

De Obaldía ha vivido en esta ciudad desde hace ocho años, formándose como diseñadora gráfica, publicista y artista plástica con exponentes del arte argentino como el escultor Daniel Fidanza y el pintor Germán Gargano (discípulo de Carlos Gorriarena), quienes bajo su influencia y apoyo esta comenzó su propia carrera artística.

Desde entonces, continúa su desarrollo e investigación en su propio taller. Como parte de este proceso se ha presentado en múltiples exposiciones y concursos en los que ha sido reconocida.

regalo a buenos aires

“Por medio de la realización de murales, toda persona que recorra las calles en donde se encuentren las paredes escogidas será beneficiada del proyecto. Desde residentes hasta turistas, todos vivirán una experiencia cultural y educativa al tratarse de representaciones artísticas del patrimonio natural argentino”, asegura.

La actividad ha sido declarada de interés cultural para la ciudad y tiene un costo aproximado de 45 mil pesos argentinos, unos 7 mil 615 dólares, otorgado por empresas patrocinadoras que apoyan de manera económica o a través de insumos.

¿Cuándo empezaste a idear el encuentro, cómo y por qué se te ocurrió?

Fue en Panamá, en unas vacaciones. Me conecté con la naturaleza de mi propio país, en el que ahora soy más turista que ciudadana.

¿Cómo fue la convocatoria de los artistas y cuál fue el criterio de selección?

Armé unas bases que publiqué en nuestra página web y en la página de Facebook. Tuve mucha recepción de artistas de Buenos Aires y provincias. Me costó mucho seleccionar. El nivel es bueno, desde muralistas hasta escritores de grafiti, ya que algunos combinan las dos técnicas. Al final, la cantidad de pared determinó el número de artistas que pintan.

¿Cómo seleccionaste los espacios?

Por medio de las Comunas (dependencias distritales de la ciudad de Buenos Aires), conseguí paredes municipales. Tengo un lugar privado (la escuela de fotografía Motivarte que donó dos frentes) y una fábrica de neumáticos. La última es una pared en el barrio de Pirelli.

¿Cómo contribuyen los organismos gubernamentales?

He tenido mucha ayuda de la Comuna 8 (Villa Lugano) y Comuna 12 (Villa Pueyrredón), las que me han dado permiso para utilizar el espacio público y pintar.

¿Cuál es la opinión de los porteños con el arte urbano o, en este caso, los murales que realizarán?

El arte urbano es bien recibido en Buenos Aires. Igual hay de todo, también me ha tocado un vecino que llama a la policía. Hay barrios que son más amigables con los grafitis y murales, como hay otros que prefieren paredes blancas y grises.

¿Se te hizo difícil convencer a los dueños de las paredes para pintarlas?

Busqué paredes grandes y que estuvieran vandalizadas. Cualquier pared que se pueda pintar es apta para el arte. El tema de los permisos siempre es complicado, fue difícil, pero no imposible.

Estás involucrada en las artes plásticas desde que llegaste a Buenos Aires, ¿cómo surgió el gusto por el muralismo y el arte con aerosol?

Poco a poco fui migrando de la tela a la pared por una necesidad de espacio. Cada vez necesito pintar más grande, y pintar en cuadros de gran tamaño se hace muy engorroso.

¿Cómo combinas todo tu aprendizaje para plasmarlo en el muralismo?

Mi formación con el muralismo ha sido muy empírica. Soy una persona que ´se manda´, como se diría en Buenos Aires. Me mandé a la calle hace unos años y solita comencé a pintar. Hice amigos frente a las paredes y creo que es un camino de ida. De todas formas, aún sigo pintando en tela.

¿Realizarías un proyecto así en Panamá?

Esta es una pregunta muy compleja, aunque sí quiero hacerlo en Panamá. Es mi sueño, pero no sé cuándo volveré.

¿Qué crees que hace falta en Panamá para llevar a cabo proyectos como estos?

Creo que en Panamá hace falta programas de ayudas culturales para todas las disciplinas y el implemento de un sistema de mecenazgo que permita que entidades privadas donen ingresos brutos a proyectos culturales, previamente aprobados por el organismo de cultura.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código