´Pintas´ en el Guggenheim

Con ´Drinking song´, Jonathan Harker y Donna Conlon esperan provocar una reflexión sobre el Estado-nación.

Temas:

El videoarte ‘Drinking song’ fue creado en 2011 y presentado por primera vez en la Bienal del Mercosur, cuyo nombre fue ‘Geopoéticas’. CORTESÍA/Galería Diablo Rosso. El videoarte ‘Drinking song’ fue creado en 2011 y presentado por primera vez en la Bienal del Mercosur, cuyo nombre fue ‘Geopoéticas’. CORTESÍA/Galería Diablo Rosso.
El videoarte ‘Drinking song’ fue creado en 2011 y presentado por primera vez en la Bienal del Mercosur, cuyo nombre fue ‘Geopoéticas’. CORTESÍA/Galería Diablo Rosso.

En diciembre de 2013, previo al ingreso formal de la pieza audiovisual “Drinking song” a la colección de los museos Guggenheim -en febrero pasado- la dupla de Jonathan Harker y Donna Conlon recibió la noticia de que el videoarte se presentaría en la colectiva “Under the same sun: Art from Latin America today” (“Bajo el mismo sol: arte actual de Latinoamérica”).

Esta colectiva “analiza la diversidad de respuestas creativas que actualmente se dan ante la complejidad de las realidades compartidas, influidas por historias de la época colonial y moderna, gobiernos represivos, crisis económicas y desigualdad social, así como períodos concurrentes de prosperidad económica, desarrollo y progreso a nivel regional”, manifiesta la organización de la muestra.

La exposición, curada por Pablo León de la Barra, “presenta respuestas artísticas al pasado y presente dentro de estos contextos, y explora la posibilidad de construir futuros alternativos”, agrega.

¿Qué comentarios obtuvieron de Pablo León de la Barra sobre ´Drinking song´?

Jonathan Harker (JH): Pablo nos dijo que le gustaba mucho esa pieza. Él estaba considerando otras dos piezas de video nuestras para la muestra (“Efecto dominó” y “Zincofonía tropical”), pero finalmente escogió “Drinking song”. En parte fue porque encaja muy bien con uno de los ejes principales de su propuesta curatorial: el activismo político en el arte.

Donna Conlon (DC): Pablo nos preguntó: “¿Qué pensarían los gringos de esta pieza?”. Tal vez lo incluyó para saber la respuesta a su propia pregunta.

¿Qué comentarios han recibido del público?

DC: Todo el mundo siempre nos pregunta cómo lo hicimos. Y la respuesta es que fue gracias a nuestro amigo, Iñaki Iriberri, músico de la banda de rock Señor Loop. Él hizo el arreglo del himno de Estados Unidos para ser tocado con las botellas; nos enseñó cómo interpretarlo y nos dirigió durante la grabación.

¿Qué impacto esperan provocar con la pieza hasta la clausura de la colectiva en octubre?

JH: Espero que provoque sonrisas, risas y un poco de contemplación sobre ese invento tan curioso, complejo y contradictorio que llamamos Estado-nación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código