Pocos donan en Panamá

Es poco el conocimiento sobre los beneficios que se proveen al donar órganos. Por ello, la lista de espera es larga.

Este año 2011 se superó la cifra de trasplantes renales realizados en Panamá. Han sido 54 hasta ahora.

Para que tenga una idea, en 2010 fueron algo más de 30 trasplantes en el país, indica Elvia Muñoz Lasso, coordinadora hospitalaria de trasplantes de la Caja de Seguro Social (CSS).

Sin embargo, la lista de espera supera los 230 pacientes renales en todo el istmo.

En promedio, a un panameño le toca esperar de 6 a 8 años por un trasplante, mientras que a en todo el mundo se maneja una espera entre los 6 meses y los 3 años, detalla Muñoz Lasso.

Sobre el trasplante de riñón, el órgano más requerido en todos lados, el nefrólogo Arturo Wong indica que este año en promedio se ha seguido un procedimiento por semana. Apunta a las edades entre los 30 y 50 años como las más comunes en que se presentan requerimientos de trasplantes entre los pacientes.

Este año también se realizaron 5 trasplantes hepáticos, 5 de córneas, 8 de células hematopoyéticas (Médula ósea) en la Caja de Seguro Social.

Muñoz Lasso indica que se pueden trasplantar órganos sólidos como corazón, pulmones, hígado, páncreas, riñones e intestinos. Y tejidos como córneas, huesos, tendones, piel, válvulas cardíacas y arterias, entre otros.

Prácticas locales

La especialista comenta que en Panamá se realizan trasplantes de diferentes tipos. Los de córneas desde los años 1980, renales desde 1990, células hematopoyéticas desde el 2000 y a partir de marzo de este año se inició el programa de trasplante de hígado.

Los hospitales acreditados para trasplantes son el Complejo Hospitalario de la CSS (todos los trasplantes), ION (médula ósea), Hospital del Niño (células hematopoyéticas), Hospital Santo Tomás (córneas) y Hospital Nacional (renal de donante vivo relacionado), detalla.

selección

La doctora Leticia Ruiz, coordinadora Nacional de Trasplante de la CSS, explica que los órganos para trasplante deben estar en buen estado y esto se determina por medio de pruebas.

En el caso de los donantes de riñón se debe evaluar si padecen alguna enfermedad como diabetes o hipertensión que hayan deteriorado la función renal. Para cualquier órgano o tejido hay que descartar la presencia de tumores malignos o enfermedades infecciosas no controlables que se puedan transmitir al receptor, detalla.

Mientras que entre los donantes fallecidos que presentan muerte encefálica, se debe descartar enfermedades infecciosas no controlables o neoplasias.

Luego se procede a entrevistar a los deudos para verificar que no se oponen a la donación, y en casos de muertes violentas, se debe contar con la autorización judicial antes de proceder con la extracción de los órganos, amplió Ruiz.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código